Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/02/20 00:00

Cambio de tercio

La Cntv cambia la mayoría de sus miembros cuando se alista a tomar la decisión más importante de su historia. ¿Es bueno o malo para la adjudicación del tercer canal?

Las comisionadas con mayor tiempo en el cargo son Any Vásquez y Zulma Casas. El gobierno eligió como nuevo comisionado a Eduardo Osorio, ex gerente de la Rtvc

Se ha vuelto casi una tradición, en los últimos 10 años, que cada vez que se elige un nuevo miembro de la Comisión Nacional de Televisión (Cntv) se arma polémica. Pero lo que está sucediendo en este momento nunca había ocurrido: en una sola tanda van a cambiar a tres de los cinco comisionados.

El tema, que podría ser considerado una simple movida de fichas de ajedrez, esta vez tiene un ingrediente que hace más interesante la partida. Se trata de la adjudicación del tercer canal. Tal como dijo Juan Andrés Carreño, la meta es que el proceso se reanude antes de finalizar marzo y que la adjudicación se dé después de las elecciones presidenciales de mayo.

La renovación de los comisionados plantea el interrogante de si esto es bueno o malo para el proceso, que ya ha tenido varios tropiezos; y la respuesta tiene de ambas caras y depende de quienes lleguen a esta posición. El proceso se puede demorar más a la espera de que sean elegidos los nuevos miembros y asuman sus cargos; al mismo tiempo, no deja de ser complicado que una adjudicación como ésta terminen haciéndola personas que pueden ser muy buenos profesionales, pero que llegan en la recta final. Pero, por otro lado, hay quienes piensan que es conveniente una profunda renovación, pues llegan mentes frescas, ajenas a muchos de los roces y conflictos que se han dado entre aspirantes al tercer canal y los anteriores comisionados.

No es común un relevo tan nutrido como este. Pero coincidió el fin del período de dos comisionados (Alberto Guzmán y Juan Andrés Carreño); con la renuncia de otra, Ilse Bechara, quien no alcanzó a estar un año en la Cntv y se retiró para no inhabilitar a su hijo, que aspira al Congreso. Es decir, la Comisión podría sufrir una renovación de hasta el 60 por ciento.

Cada vez que queda un puesto libre en la Cntv son muchos los que se 'pelean' por ganar una silla. Es un cargo muy apetecido no sólo por lo bien remunerado, sino porque maneja un alto presupuesto, la política general en materia de televisión y las licencias por suscripción. Y eso da poder. Controlar un medio en el que confluyen intereses económicos y políticos resulta muy atractivo para muchos.

De los cinco miembros que tiene la Comisión, dos son elegidos por el gobierno; uno por los canales regionales; otro por los gremios de la televisión, y un quinto por organizaciones que representan los intereses de la educación, los padres de familia y las ligas de televidentes. Los comisionados que por ahora se mantienen son: Any Vásquez, que representa al Presidente, y Zulma Casas, a los gremios de televisión.

El presidente Alvaro Uribe ya llenó una de las tres vacantes hace una semana. Nombró a Eduardo Osorio, quien fue gerente de la Rtvc, en reemplazo de Bechara.

¿Cómo se están moviendo las otras fichas? A Juan Andrés Carreño, representante de los canales regionales, se le vence en mayo su período. Tras este cupo hay muchos interesados y el momento político hace más tensa la elección. Entre los aspirantes están el gerente de Teleantioquia, Juan Fernando Castrillón; Mauricio Samudio, un técnico que fue viceministro de Comunicaciones; Fernando Barrero, decano de comunicación de la Universidad Los Libertadores; Javier Ayala, gerente del Canal Capital; Jorge Urrea, gerente de Telecafé, María del Pilar Bahamón, ex funcionaria de la Cntv, y Paola Vélez, ex asesora de la Comisión.

El otro cupo es el del comisionado Alberto Guzmán, representante de asociaciones de padres de familia, de televidentes y de facultades de educación y de comunicación social. Aunque Guzmán puede hacerse reelegir, para su puesto ya han salido interesados de peso, como el rector de la Universidad Pedagógica, Óscar Ibarra.

Lo cierto es que antes de que se produzca el cambio, el gobierno quiere enderezar el proceso y que los aspirantes que se retiraron a última hora vuelvan al redil. La consejera presidencial Claudia Jiménez reunió la semana pasada a los aspirantes al tercer canal, Planeta, Prisa y Cisneros; a los actuales canales privados, RCN y Caracol; a la Procuraduría; la Contraloría, y a la Cntv. La idea es que el proceso del tercer canal, que ya tiene más de un año de retraso, se reinicie con los ánimos menos caldeados a como terminó 2009. Pero eso está por verse.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.