Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/25/2012 12:00:00 AM

Campesino acabó con la vida de su familia

En Curillo, Caquetá, un hombre degolló a su esposa y a sus cinco hijos y se suicidó. En Villavicencio, otro hombre mató a su esposa y a sus dos hijos.

Ramón Reyes, un hombre de origen campesino llegó hace cerca de ocho días al casco urbano de Curillo, en el sur de Caquetá, al parecer para recibir atención médica para tratarse una úlcera que lo aquejaba.
 
El domingo en la tarde Reyes, de 54 años, se quejaba mucho por lo que decidió quedarse en la casa mientras su familia, compuesta por cinco hijos y su esposa, decidió ir a ver un desfile en el centro del pueblo a propósito de las fiestas de San Juan y San Pedro.
 
En ese lapso, el campesino decidió tomarse unos tragos y sobre las once de la noche, aún dolido por su enfermedad, le pidió a su madre una preparación con sábila para mermar su aflicción. La mujer no tardaría más de 20 minutos haciendo el brebaje y al regresar halló los cadáveres de Reyes, de sus nietos y su nuera quienes tenían sendas heridas en el cuello.
 
De acuerdo con el coronel Carlos Vargas, comandante de la Policía de Caquetá, "el menor de los hijos era un bebé de seis meses y la mayor tenía diez años. La esposa respondía el nombre de Luz Estella Gómez, de 30 años".
 
Vecinos de la familia dijeron que, al parecer, Reyes tenía premeditado el acto de barbarie con su familia ya que lo vieron a la entrada de su casa afilando el machete con el que posteriormente causó el séxtuple asesinato y con el que terminó por quitarse la vida.

Caso similar

En Villavicencio, Meta, una situación parecida la protagonizó Jhon Pereira Zapata asesinó a su esposa Sandra Méndez, de 30 años, y a sus dos hijos menores de edad, en hechos ocurridos en el barrio Centauros de la mencionada ciudad.

El informe forense da cuenta de que su compañera y su hijo varón presentaban heridas con arma blanca. Mientras que su hija la primera hipótesis de su deceso da cuenta de fallecimiento por asfixia.

Al igual que el caso de Curillo, Pereira Zapata intentó quitarse la vida; no obstante, la Policía lo alcanzó a trasladar a una clínica de Apiay, también en el Meta, donde los galenos buscan salvarle la vida, pero su estado de salud es delicado.

De acuerdo con fuentes de la Policía, a Pereira le declararon la insubsistencia del Ejército hace cerca de ocho años, por lo que recibió pensión por incapacidad.
 
Posibles trastornos mentales
 
Semana.com indagó con la médico siquiatra Olga Albornoz sobre las posibles causas que originaron estas tragedias, que podrían explicarse por posibles trastornos mentales de los implicados.
 
La doctora Albornoz, en referencia a estos casos, explicó que "son personas con trastornos mentales mayores y que podrían venir enfermas desde hace un tiempo, sin haber sido detectadas".
 
"Hay un grupo de trastornos mentales mayores, como la esquizofrenia, que arrojan síntomas que podrían avisar que la persona está mal y que necesitan tratamiento siquiátrico para evitar este tipo de incidentes", agrega la profesional. Son síntomas como cuadros de depresión, ansiedad o agresividad, entre otros.
 
Albornoz, expresidente de la Asociación Colombiana de Siquiatría, sostiene que estas patologías son prevenibles en la medida en que existiera un buen sistema de salud. "Pero en nuestro sistema de salud se presenta una carencia en la prevención y la promoción, aun más en la salud mental", dice.
 
Por eso se dan estos casos en el que estas personas solo concibieron la muerte y el suicidio como salida, pero como no fueron tratados no pudo diagnosticarse ni tratarse su situación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.