Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/28/2011 12:00:00 AM

Candidato ¿cómo mejorará el empleo para jóvenes sin acceso a educación superior?

El Centro de Estudios Urbanos de la Universidad del Rosario recogió las principales inquietudes de los ciudadanos.

Los candidatos a la alcaldía les respondieron a los ciudadanos cómo mejorarán el empleo de los jóvenes que no pueden acceder a la educación superior, por medio del programa Pregúntele a su Alcalde, del Centro de Estudios Urbanos (CEUS) de la Facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario.
 
Las inquietudes fueron el resultado de talleres que realizó el CEUS con organizaciones que asocian a maestros, jóvenes y desmovilizados en Bogotá. Paralelamente, se recogió información para la elaboración de las mismas por medio de una encuesta virtual.
 
Aurelio Suárez: “La situación de los jóvenes de Bogotá se encuentra relacionada con los problemas generales que vive el conjunto de la ciudadanía, asociados a la pobreza, la desigualdad y el desempleo. El número de jóvenes entre 15 y 24 años que no trabajan ni estudian en Bogotá es cercano a 200.000. Su condición está relacionada proporcionalmente con su nivel educativo, pues el 42% llegó máximo a básica secundaria completa y media incompleta. Aunque la gratuidad escolar en Bogotá es ejemplo para el país, la privatización de la educación superior y el abandono del gobierno nacional a las universidades públicas, hacen de la educación superior un campo vedado para los jóvenes de capas bajas y medias.

Hay que fortalecer el sistema educativo del Distrito, totalmente gratuito y con garantías de alimentación y transporte, para estimular la reducción de la tasa de jóvenes que tienen que dejar sus estudios para producir ingresos y, así, enfocarse en la obligación fundamental de educarse.

Los contratos de aprendizaje son trabajos precarios para los jóvenes. Hay que rechazar esta forma de vinculación y adoptar disposiciones para que las empresas que se radiquen en la ciudad recompongan las características de este tipo de contratación, garantizando un salario digno y seguridad social”.
 
Carlos Fernando Galán: "El empleo digno para los jóvenes debe ser una preocupación para la sociedad, la tasa de desempleo que se presenta entre los 18 y los 21 años es un alarmante 18.7%. La ley de primer empleo es una oportunidad que el Distrito no puede desaprovechar, por tanto, otorgaremos beneficios tributarios adicionales a las empresas que generen empleo para estas edades. Promoveremos con microcréditos muy blandos para la puesta en marcha de iniciativas de negocios y proyectos productivos de los jóvenes bogotanos, que se ajusten a la vocación productiva de la ciudad. Los jóvenes en situación de vulnerabilidad serán apoyados en proyectos productivos".

Carlos Guevara: “Buscaremos garantizar el desarrollo y acceso a créditos, subsidios y programas de orientación laboral y capacitación técnica, que mejoren y garanticen a los jóvenes, oportunidades de vinculación a la vida económica, en condiciones adecuadas para su desarrollo y crecimiento personal, recurriendo a estrategias de autoempleo, sistemas de intermediación y empleo asistido. Asimismo, generaremos alianzas estratégicas entre la educación media, la educación superior y el sector empresa, para favorecer la inclusión académica y laboral de la juventud”.

David Luna: “La falla se inicia en la escuela. La jornada única para la educación pública no solo es importante para mantener a nuestros niños fuera de las calles cuando son más vulnerables, sino que es indispensable para llenar vacíos profundos de la formación que reciben, como por ejemplo en el aprendizaje del inglés; anualmente se quedan sin ocupar miles de puestos de trabajos dignos y bien remunerados en Bogotá, porque nuestros jóvenes no cuentan con la formación que las industrias y los servicios requieren.
 
Adicionalmente, se harán los esfuerzos logísticos y financieros necesarios para que los estratos 1, 2 y 3 puedan acceder de forma efectiva a una formación superior sintonizada con las necesidades del mercado laboral. Es clave proveer a estos jóvenes, además de un cupo en una institución de educación superior, con los recursos para mantenerse, para terminar su formación; nada sacamos con crear cupos para admitirlos, si después de dos o tres semestres desertan por falta de libros, transporte, etc.”.

Enrique Peñalosa: “Queremos que muchos más jóvenes puedan acceder a la educación superior, por eso construiremos 21 megacentros de Educación Superior que beneficiarán a más de 40 mil jóvenes, en alianza con universidades e institutos técnicos de calidad y aumentaremos el número de becas para jóvenes de estratos bajos".

Una de nuestras prioridades es generar alternativas de más empleo y más trabajo para los jóvenes. Por eso trabajaremos con el Sena para llevar conocimientos técnicos y tecnológicos a los estudiantes en los dos últimos años de colegio, implementaremos la ley de primer empleo, apoyaremos las iniciativas de emprendimiento con créditos y cursos en contabilidad, mercadeo y diseño y crearemos un programa de pasantías para facilitar la vinculación al mundo laboral”.

Gina Parody: “Primero elevando la calidad de la educación para que al salir de los colegios oficiales los niños puedan competir por los cupos de las Universidades públicas, adicionalmente mejoraremos la competitividad de Bogotá generando un clima para los negocios, lo que generará nuevas oportunidades de empleo legal”.


 
 
 
Gustavo Petro: “La educación superior debe ser llevada a las instituciones educativas, porque debemos cambiar el esquema actual, en el que el joven debe salir a buscar un cupo para acceder a los estudios que le permitan desarrollar sus potenciales, que le permitan llevar la vida que desea, pero esto no es posible sino consolidamos estrategias como la jornada única, en la que tenga acceso a diferentes espacios culturales y deportivos, capaces de presentarle nuevas opciones de desarrollo personal y el acercamiento de los programas superiores a los últimos grados de colegio, en los que adelanten estudios que puedan ser complementados posteriormente para lograr títulos técnicos y que deriven en la mejora de su calidad de vida”.

Jaime Castro: “Oportunidades laborales, de recreación y educación. Hemos venido señalando la importancia de crear el grado 12 y 13 para articular la educación básica con la universitaria y técnica. Igualmente nuestra propuesta de empleos y capacitaciones está enfocada en las localidades y en la capacitación de gente joven que pueda tener su primer empleo en el grueso de las 30.000 microempresas que esperamos crear y formalizar en la ciudad” .
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.