Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/20/2015 10:00:00 PM

Candidatos de todos los colores para la Alcaldía de Bogotá

La mayoría de los aspirantes muestran un alto grado de pragmatismo político: han cambiado de partidos, movimientos y divisas.

El partidor de los aspirantes a la contienda más importante de las elecciones regionales de octubre próximo está prácticamente definido. Como es tradicional, se disputan la Alcaldía de Bogotá dirigentes de larga experiencia política y presencia nacional. Hay tres excandidatos presidenciales, Clara López, Rafael Pardo y Enrique Peñalosa, el concejal Carlos Vicente de Roux y, en esta ocasión, un exvicepresidente, Francisco Santos. Pero las trayectorias de esas aspiraciones reflejan asimismo una realidad política ineludible en Colombia: el paso por muchos partidos y movimientos. ¿Qué hay detrás de tantos saltos  en quienes persiguen la joya de la corona de los comicios locales?

Una mirada a las militancias de los candidatos más opcionados a ser el próximo alcalde de Bogotá es, literalmente,   un recorrido por la historia política del país de los últimos 40 años. Por ejemplo, la aspirante del Polo Democrático Alternativo, Clara López, arrancó su carrera como secretaria económica del presidente Alfonso López Michelsen y cercana a las tesis del Movimiento Revolucionario Liberal, MRL. Clara continuaría a las toldas del galanismo a principios de los años ochenta. Luego pasaría a la izquierda democrática, con la creación de la Unión Patriótica. Hoy es una abanderada del Polo bajo cuyo sello fue designada alcaldesa encargada tras la salida de Samuel Moreno.

La hoja de vida del exalcalde Enrique Peñalosa también recoge otro fenómeno político de las últimas dos décadas: los movimientos ciudadanos por firmas y apuestas fuera de los partidos tradicionales. Peñalosa inició su carrera política en el Partido Liberal como representante a la Cámara por Bogotá en 1990. Fue precandidato rojo en 1991 y en 1994 ganó el aval liberal para competir por la Alcaldía de Bogotá. Si bien fue derrotado por Antanas Mockus, lo intentaría de nuevo tres años después con éxito bajo su movimiento personal, ‘Por la Bogotá que queremos’. Trató infructuosamente de ser aspirante presidencial por el liberalismo en 2006 y al año siguiente buscó otra vez la Alcaldía de Bogotá con su grupo independiente, ‘Peñalosa Alcalde’.

Enrique Peñalosa fundaría después el Partido Verde con el que protagonizó otro intento a la Alcaldía en 2011 y dos intentos a la Presidencia de la República en 2010 y en 2014 –este último bajo el aval de Alianza Verde–. Precisamente, la semana pasada la campaña peñalosista anunció que ya había conseguido las 100.000 firmas necesarias para inscribir su grupo significativo de ciudadanos, ‘Equipo por Bogotá’.

El exministro Rafael Pardo ha sido en años recientes un visible representante del Partido Liberal y bajo su aval, en alianza al del Partido de la U, persigue este año la Alcaldía de Bogotá. En un gobierno liberal, el de Virgilio Barco, inició Pardo su trayectoria pública como director del Plan Nacional de Rehabilitación. Continuó en la administración de César Gaviria, también liberal, como consejero presidencial de seguridad y luego como ministro de Defensa. Incursionaría en la política electoral bajo el aval de Cambio Radical y cercano a las ideas del entonces presidente Uribe como senador de la República, y luego fundaría el Nuevo Partido, de tendencia uribista. El regreso de César Gaviria a liderar el liberalismo le permitiría a Pardo retornar a las toldas rojas. En 2010 fue candidato presidencial del Partido Liberal, con una de las más bajas votaciones de la historia reciente de la colectividad, y formó la Unidad Nacional con Juan Manuel Santos.

Aunque con una carrera política más corta, el concejal Carlos Vicente de Roux recoge en su trayectoria las distintas tendencias en las que se ha dividido la izquierda democrática en los últimos diez años. El candidato oficial de la Alianza Verde para el Palacio Liévano fue elegido como concejal en la ola ‘amarilla’ que encabezó Luis Eduardo Garzón en 2003. Fue reelegido en el Cabildo por el Polo Democrático en 2007, pero se retiró de ese partido para integrar el movimiento Progresista que llevó a la Alcaldía a Gustavo Petro en 2011. Al integrarse  los petristas con el Partido Verde surgió la Alianza Verde, cuya bandera De Roux enarbola hoy.

Con prácticamente los mismos años de experiencia electoral que De Roux, el exvicepresidente Francisco Santos ha militado desde 2002 al lado del expresidente y hoy senador Álvaro Uribe. Bajo el sello de ‘Primero Colombia’, Santos fue el compañero de fórmula de Uribe en 2002 y 2006. Cuando el uribismo se lanzó a la oposición contra el gobierno Santos, Pacho integró el Centro Democrático como precandidato presidencial en 2013 y ahora como aspirante oficial para la Alcaldía de Bogotá.

Si los capitalinos votaran por coherencia partidista, la mayoría de los aspirantes a suceder a Petro no pasarían la prueba. No obstante, los triunfos y derrotas en las urnas de López, Pardo, Peñalosa, De Roux y Santos reflejan las rutas ideológicas de la izquierda democrática, las divisiones de los partidos tradicionales, el surgimiento del uribismo y la apuesta de los candidatos independientes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.