Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/11/24 21:00

El particular manual de contratación de Caprecom

Desde 2013 cuando se posesionó como directora, Luisa Fernanda Tovar se autorizó a sí misma para dirigir la contratación de la EPS.

El particular manual de contratación de Caprecom Foto: Archivo particular

Las cuantiosas deudas de Caprecom, en particular con los hospitales públicos, tienen a la entidad al borde de la liquidación. El dinero que le llega a la EPS mensualmente, en promedio 150.000 millones de pesos, no le alcanza para saldar sus deudas.

Semana.com pudo comprobar que una de las razones de la insostenibilidad financiera de la EPS es la presunta desviación de los recursos públicos por irregularidades en la contratación. Por ejemplo, Caprecom giró miles de millones a ciertas IPS sin tener siquiera soportes en su sistema financiero. (Lea: ¿El ‘carrusel‘ de los contratos en Caprecom?).

La génesis de dichos manejos está en las modificaciones que Ana Luisa Fernanda Tovar le hizo al manual de contratación de la entidad, lo que le ha permitido contratar directamente y pagar miles de millones de manera aparentemente irregular.

En abril de 2013 Tovar emitió la resolución 386, la cual infringía los principios de contratación pública por las cuales se debe regir la EPS aunque sea de derecho privado.

Lo primero que deja claro la resolución es que la directora general (Ana Luisa Fernanda Tovar en este caso) podía contratar de manera directa y sin límite de cuantía. Lo curioso es que esto solo aplicaba para ella misma. (Ver resolución).

Pero esto no es todo, la resolución aprobó 18 casos en que Caprecom podía contratar directamente sin tener previamente varias ofertas.

El punto que más llama la atención es el que incluye este tipo de contratación directa para “la contratación de servicios en todos los niveles de complejidad”. Es decir se podía contratar directamente, sin límite de cuantía y sin pluralidad de oferentes desde las actividades operativas hasta los servicios a los portadores de VIH.

Para completar, Tovar habría permitido la celebración de diferentes contratos con el mismo objeto, “con el aparente fin de beneficiar a determinados contratistas”, según un alto funcionario de la entidad consultado por Semana.com.

Las arbitrariedades fueron tan evidentes que los mismos trabajadores de Caprecom lo notaron y posteriormente Sintraunicap, el Sindicato de Trabajadores Unidos de Caprecom, lo denunció.

Lo grave del asunto es que, según el gremio de trabajadores, se estaba usando la modalidad contratación directa para contratos que se debían hacer mediante invitación pública. Tal es el caso del contrato CN-010018 del 27 de febrero de 2013, que Caprecom celebró con Oncólogos de Occidente Sociedad Anónima por 2.655 millones de pesos.

Ante la presión, Luisa Fernanda Tovar volvió a modificar el manual de contratación dos meses después con la resolución 817. (Ver resolución).

Nuevamente aprobó la contratación directa sin necesidad de varios oferentes, pero esta vez en 24 casos. Sin embargo, excluyó el punto que lo permitía para los servicios en todos los niveles de complejidad, pues facilitaba cometer infracciones.

Al final Tovar logró aprobar el manual de contratación con las modificaciones que propuso. Sin embargo, obvió un paso vital: la Junta Directiva nunca discutió ni revisó el documento, como debió hacerlo según el artículo 76 de la Ley 1438 de 2011.

Según el Sindicato, la firma de Tovar bastó para cambiar las reglas de juego aun cuando ella en la Junta no tiene voto. Por fuera de la decisión quedaron los ministros de Salud, TIC, Trabajo, un delegado de la Presidencia y dos representantes de los afiliados, quienes integran ese cuerpo colegiado que regenta a Caprecom.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.