Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/10/03 00:00

La banda comandada por mujeres

La Policía capturó a 70 personas en el suroeste antioqueño y desarticuló la organización los Cardona, comandada desde España por Nubia Cardona, de 65 años.

La banda los Cardona obtenía más de 2.500 millones de pesos anuales por narcomenudeo en Antioquia.

Se ha creído que la mafia es cosa de hombres y que las mujeres no se ensucian las manos con negocios oscuros, pero la historia demuestra lo contrario. Esta semana, en el operativo más grande realizado por la Policía Nacional contra el crimen organizado, la seccional Antioquia capturó en Santa Bárbara y La Pintada, en el suroeste antioqueño, a 70 miembros de una banda conocida como los Cardona, liderada por una mujer desde España que ha hecho del negocio ilícito toda una empresa familiar.

Alias Nubia —a quien se le tramita circular azul en la Interpol— tiene más de 65 años y hace un lustro se fue a vivir a Barcelona con los bolsillos llenos de dinero fruto del microtráfico. Dejó los negocios a cargo de sus hijos mayores, Ómar y Johny Alberto Cardona, quienes hace unos meses terminaron en la cárcel. Por esta razón, la esposa de Johny, alias Sandra, que en este momento huye de la justicia, tomó el mando en Antioquia con unas ayudantes muy eficientes: sus cuñadas Juliana Andrea Cardona, alias la Chiqui, Kelly Vanessa Cardona, alias Kelly, y la amante de su marido, alias Carolina, todavía sin capturar.

La Policía empezó la investigación en junio del año pasado por una masacre en el corregimiento El Tablazo, de Santa Bárbara, donde murieron cinco personas, entre ellas una menor de edad, hija de un miembro de la organización conocido como Popeye, que quería establecer un expendio de drogas en el municipio. Eso no le gustó a Nubia, así que alias Carolina le tendió una trampa asegurándole que lo iban apoyar con un terreno para que sembrara marihuana. Luego, lo esperaron sicarios en el descampado y terminaron no solo con su vida, sino que también mataron al conductor y a dos acompañantes.

Según investigaciones, unas 25 mujeres coordinaban la organización y estaban a cargo de la distribución de la droga, de presionar a los jíbaros para que vendieran todo el producto y de intimidar a la competencia. Con esta operación de la Policía de Antioquia, se resolvieron más de una veintena de homicidios perpetrados en los últimos dos años.

Los Cardona llegaron a Santa Bárbara desde Fredonia a principios de la década pasada, con el apoyo de las AUC, por lo cual su imperio se extendió hasta los límites con Caldas. Luego de la desmovilización se aliaron con los hombres de alias Don Mario, hoy transformados en el temido Clan del Golfo, a quienes les respondían por una cuota del 10 por ciento de utilidades ilícitas para recibir apoyo armado y proteger el territorio de bandas bajo el mando de la llamada ‘Oficina’.

Según información entregada por la Policía, la banda de Nubia obtenía dividendos económicos por 2.520 millones anuales por venta de estupefacientes al menudeo, ya que comercializaba aproximadamente 360.000 dosis de marihuana, bazuco y cocaína.

En una conversación interceptada por las autoridades, pudieron constatar que los hombres —hijos y sobrinos de Nubia— están celosos de que las mujeres comanden la organización criminal. Dijeron despectivamente que están quedando con tanto dinero para “gastar con los mozos”. La división ha debilitado a los Cardona, que ven poco a poco llegar el final de su hegemonía en ese municipio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.