Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/30/2012 12:00:00 AM

Capturado en Argentina alias 'Mi sangre', jefe de 'los Urabeños'

El encargado del narcotráfico de la banda criminal, Henry de Jesús López, tiene orden de captura de la Interpol y es buscado en extradición por Estados Unidos.

Henry De Jesús López Londoño, alias 'Mi sangre', cabecilla de la banda criminal de 'los Urabeños', fue detenido este lunes por personal de la Dirección General de Operaciones de la Secretaria de Inteligencia argentina en un en un restaurante de Pilar, ciudad de la provincia de Buenos Aires.
 
Según informaron fuentes judiciales al portal Infonews, la captura se realizó en Fetuccini Mario, un conocido restaurante de la zona. El procedimiento fue ordenado por el juez local Sebastián Ramos.
 
Según las autoridades colombianas, López Londoño tiene orden de captura vigente por los delitos de concierto para delinquir y terrorismo.
 
¿Quién es 'Mi sangre'?
 
Desde que nació, en el barrio Boston de Medellín hace 40 años, Henry López ha tenido una carrera fulgurante. En 20 años pasó de 'lavaperros' de la Oficina de Envigado (el soldado raso de la cadena del narcotráfico) a ser la gran figura del bajo mundo en Medellín y uno de los capos más importantes del momento.

'Mi sangre', como se le conoce, se ha salvado en numerosas oportunidades de ser asesinado en vendettas de narcos y paras, y de ser capturado. La mayoría de sus enemigos están presos, extraditados o muertos. La suerte y la habilidad le han permitido llegar a la cabeza de una de las organizaciones que dominan el panorama del narcotráfico posterior a los grandes carteles.

Su asociación con dos presos notables de la cárcel La Picota en el tema del tráfico de cocaína -Daniel Rendón, 'Don Mario' y Dúmar Guerrero, 'Carecuchillo'- y con los hermanos Úsuga, jefes de los 'Urabeños' -uno muerto en una operación policial y otro capturado y extraditado-, había convertido a 'Mi sangre' en una de las grandes figuras del narcotráfico.

Gracias a esas alianzas, se consolidó como el mandamás en la guerra que viene librándose al interior de la célebre Oficina de Envigado, en Medellín, desde donde operó y controló cada vez más combos y pandillas.

'Mi sangre' tiene un largo historial en las agencias antidrogas extranjeras. A comienzos de la década de los noventa trabajó para la llamada Oficina de Envigado en actividades de poca monta como consignaciones de dinero, transporte de armamento y de mujeres hermosas acompañantes de los narcotraficantes. Su habilidad para sobornar a miembros de la fuerza pública le ayudó a escalar rápidamente.

Desde la 'Oficina' se relacionó con los paramilitares del Bajo Cauca antioqueño y Córdoba. Allí conoció a un hombre que suministraba químicos para los laboratorios y que luego compraría una franquicia para pasar por paramilitar en las negociaciones de 2002 a 2006: Miguel Arroyave, jefe del bloque Centauros, en Meta.

A finales de 1999, como parte de la expansión de ese grupo, se creó en Bogotá el llamado bloque Capital. A su mando fueron designados Diego Ruiz Arroyave, primo de Miguel y hoy preso en Estados Unidos, y ‘Mi sangre’, quien se hacía llamar Carlos Mario o Salvador.

A principios de 2000, con la complicidad de miembros de la fuerza pública, el grupo se tomó sectores del sur de la ciudad de Bogotá al implantar toques de queda, controlar las ollas del vicio y cobrar extorsiones al comercio. Estableció su base en los denominados 'sanandresitos'. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.