Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/21/2014 12:00:00 AM

Cayó el terror de San Cristóbal

El experto en explosivos y desmovilizado de las FARC se había convertido en un ‘mito’ de la delincuencia en el suroriente de Bogotá.

Fue una búsqueda implacable. Después de decenas de descripciones y de los relatos de varias de sus víctimas, la Policía Metropolitana de Bogotá logró la captura de alias ‘Caballo’, apodado de esta manera por su corpulencia y su conducta avezada a la hora de cometer hechos criminales. 

Wálter Valencia, desmovilizado de las FARC desde hace cinco años, se había convertido en un ‘mito’ de la delincuencia en el sector de Ciudadela Santa Rosa, en el suroriente de la capital.

Valencia, de aproximadamente 30 años, robusto y de tez morena, es acusado de ser el responsable de atracos a establecimientos comerciales, hurto a personas y servicio público en la localidad cuarta de la ciudad.

Lo más grave de todo es que otro grupo de ciudadanos informó a las autoridades locales que el mismo sujeto hacía venir a personas del sur del país para habitar viviendas abandonadas en la localidad, les cobraba un ‘supuesto arriendo’, meses después, los amenazaba y les hacía abandonar los inmuebles, para convertirlos en desplazados y nómadas en la ciudad.

Esto es sólo una parte de las denuncias que recaen sobre ‘Caballo’, quien se desmovilizó de las FARC en el 2008 para un aparente cambio de vida, pero quién terminó siendo uno de los delincuentes más buscados de la ciudad y que ahora debe pagar una condena de 72 meses por el delito de hurto agravado y calificado.

¿Cómo operaba? 

Más de 12 familias relacionan a este desmovilizado con el delito de desplazamiento intraurbano. De acuerdo con lo expresado por las víctimas, esta persona decía tener bajo su dominio unas casas que se encontraban en construcción en el barrio Santa Rosa de dicha localidad, los invitaba a emigrar de Buenaventura y ofrecía a las familias vivir en dichos inmuebles sin ninguna dadiva a cambio, al poco tiempo los amenazaba, exigía unas altas cifras como ‘arriendo’ y ante el incumplimiento, los expulsaba del barrio apoyado en su figura de criminal y exquerrillero. 

Ahora, el terror de San Cristóbal deberá responder por sus innumerables conductas criminales tras las rejas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.