Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2015/08/19 15:20

El boxeador del Clan Úsuga al que no le sonó la campana

Ílido Manuel Julio Solar, campeón mundial de la OMB en 1998, fue capturado señalado de ser un presunto informante o ‘campanero’ de esa banda criminal.

Ilido Manuel Julio Solar ganó el campeonato mundial de boxeo. Foto: Archivo particular

Desde cuando Ílido Manuel Julio Solar empezó en 1996 su carrera como boxeador, se presagiaba que ese joven sería una de las promesas del deporte. Las expectativas se cumplieron. Este sucreño sólo llevaba unos meses como deportista cuando ya se coronó como el campeón nacional de boxeo.

Solo dos años más tarde –en 1998- le dio el honor a Colombia de ser campeón mundial y obtuvo también el oro en la categoría peso supermosca de la Organización Internacional de Boxeo (OMB).

Sus glorias no son pocas. Logró cerca de 40 victorias en 14 años y se convirtió en uno de los referentes de este deporte en el país. Pero aunque su vida profesional tocó, tal vez, la cúspide al coronarse como uno de los mejores, esta semana su imagen se vio empañada al ser capturado por la Policía Departamental de Córdoba por presuntos vínculos con el Clan Úsuga.

En el municipio de Los Córdobas fue detenido este martes por uniformados de la Policía cuando verificaron sus antecedentes y se dieron cuenta de que Ílido Julio tenía una orden de captura vigente emanada por un juzgado penal de Riohacha por el delito de concierto para delinquir.

Según la Policía, Julio se desempeñaba como informante o ‘campanero’ de la banda delincuencial más conocida como los ‘Urabeños’. Por eso fue dejado a disposición de la Fiscalía, donde le fue dictada medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en la cárcel Las Mercedes de la ciudad de Montería.

Vuelve y juega

Esta no es la primera vez que el excampeón es capturado. En el 2012 miembros de la Sijin de la Policía allanaron su casa y lo capturaron después de recibir denuncias de la comunidad en las que alertaban sobre un posible expendio de drogas en su residencia.  

Según medios regionales de la costa, los uniformados en su momento encontraron 150 bolsas de marihuana. Sin embargo, según Julio, la droga que encontraron en su vivienda no era suya.

“Ellos no encontraron nada en mi casa en el primer allanamiento. Después que me capturaron, regresaron y pusieron esa droga. Esa droga no es mía porque yo no soy jíbaro”, aseguró Julio en el 2012 al diario El Universal de Cartagena.

El exboxeador ganó esa batalla en los estrados judiciales y pocos días después quedó en libertad, pues el juez sexto con funciones de control de garantías consideró que hubo inconsistencias en la captura y el allanamiento.

Ahora, después de cinco años de haber dejado su carrera boxística, tendrá que enfrentarse a una nueva batalla judicial. ¿Saldrá campeón como en 1998, o perderá como en su última pelea en el 2010 contra el boxeador Adrien Broner en Nueva Jersey (EE. UU.)? El tiempo y la justicia lo dirán.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.