Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/12/17 00:12

La red mafiosa que lideraban un muerto y un preso

La integraba una misma familia chocoana que cada mes enviaba una tonelada de cocaína a Panamá.

Capturado Edwin Mosquera Ibargüen, alias “El Loco”, máximo cabecilla de esta organización narcotraficante. Foto: Archivo particular

En el bajo mundo del narcotráfico no cesan las sorpresas, el 'ingenio' criminal y mucho menos los escándalos.
 
Eso fue lo que sucedió este miércoles cuando las autoridades anunciaron el éxito de una operación de investigación y seguimiento que duró casi dos años, contra una de las organizaciones mafiosas más poderosas que operaban en las aguas del Pacífico colombiano.
 
La impecable pesquisa que desarrollaron conjuntamente la Policía y la Armada se ejecutó en Bahía Solano y Nuquí. Allí las autoridades lograron la captura de cinco personas integrantes de un mismo clan, señaladas de ser responsables del envío de por lo menos una tonelada de cocaína mensual a Estados Unidos y Europa.
 
Pero la verdadera sorpresa para las autoridades fue descubrir que el cabecilla de esa organización es un hombre que aparece como muerto ante la Registraduría, y que su principal mano derecha es otra persona que purga una condena en la cárcel de Buenaventura.
 
Dicho en términos coloquiales, una de las principales redes mafiosas que operaban en el Pacífico colombiano era liderada por un muerto y un preso.
 
Quizás esa situación no fue sorpresa en el pasado cuando los carteles de Medellín, Cali y el Norte del Valle dominaban el negocio del narcotráfico e imponían su ley y poder corruptor. Pero ahora con tanta tecnología y la experiencia que adquirieron las autoridades para perseguir a los delincuentes, sorprende que aún se camuflen de esa manera.
 
Pero eso fue lo que pasó con el clan familiar capturado. Las autoridades explicaron que la organización era liderada por alias el 'Loco', quien fue capturado en Medellín luego de un largo proceso de identificación, ya que con su nombre verdadero (Luis Carlos Guzmán) aparecía como fallecido ante la Registraduría.
 
En la operación también fue detenida la pareja conformada por Consuelo Mosquera Ibargüen y Jesús Angulo Pretel. Al igual que Róbinson Mosquera Ibargüen y Elvis Ibargüen Klinger. Este último era quien estaba preso en la cárcel de Buenaventura y era el encargado de coordinar el tráfico de sustancias ilícitas.
 
Según explicó el coronel Javier Martín, subcomandante de la Policía en el Valle, esa red mafiosa sacaba la droga en lanchas rápidas desde las costas del Pacífico, para luego acopiarlas en Panamá, “desde donde la reenviaban hacia norte América y Europa”.
 
El oficial no descarta que esa organización tenga conexiones con carteles mexicanos y europeos, especialmente por la cantidad de cocaína que lograban traficar mensualmente.
 
De esa manera las autoridades le pusieron fin a una de las redes mafiosas más poderosas del suroeste colombiano, que era liderada por un muerto y un preso.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.