Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/30/2014 12:00:00 AM

Un adolescente sería uno de los homicidas de dos curas

Un joven y un adulto fueron capturados por el asesinato de dos religiosos, apuñalados en su iglesia.

Medio año después de cometido el doble crimen del sacerdote vallecaucano Bernardo Echeverry y su vicario, Héctor Fabio Cabrera Morales, las autoridades capturaron este domingo a los presuntos responsables de ese hecho que conmocionó a la comunidad católica del país.

El operativo se realizó en Roldanillo, Valle, el mismo municipio donde los criminales cometieron el doble homicidio de los religiosos. Entre los capturados aparece un hombre de 40 años identificado como Félix Beltrán y un menor de 15 años.

En su momento las autoridades manejaron el robo, como una de las hipótesis más fuertes del macabro crimen. Al parecer, ese móvil sigue siendo una de las causas principales de lo que pasó ese día, dentro de la casa cural de la parroquia del pueblo.

Fuentes cercanas a la investigación aseguraron que entre las pruebas técnicas recopiladas contra los capturados, figuran correos electrónicos y llamadas telefónicas que los comprometen seriamente como autores materiales del crimen de los sacerdotes, “además, existen muestras de sangre y ADN que se recogieron de la escena del crimen”, explicó un oficial que está al tanto del caso.

Entre la información oficial que circuló días después del doble homicidio, se supo que la bolsa donde se guardaba la limosna estaba vacía. A ello se suma que vecinos del sector, que asistían a un velorio, vieron cómo dos hombres salieron corriendo de la parroquia a eso de la medianoche.

Entre los detalles del hallazgo de los cadáveres de los religiosos, se conoció que ambos fueron apuñalados hasta morir. Uno de ellos, Bernardo, quedó tendido en la sala y al parecer estaba leyendo. Entre tanto, el padre Cabrera fue atacado en su habitación.

El perfil de las víctimas y la manera como ocurrieron los hechos, hizo que la comunidad de la región se levantara en señal de protesta y exigiera una pronta investigación para dar con los autores de ese doble crimen. En su momento las autoridades ofrecieron una recompensa de 30 millones de pesos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.