Lunes, 23 de enero de 2017

| 2015/09/03 20:00

El segundo magistrado del CNE recusado en menos de una semana

Cuestionan la presunta imparcialidad del conservador Carlos Camargo Assís, a quien por reparto le correspondieron seis procesos que interesan a Yahír Acuña.

Carlos Camargo Assís. Foto: Archivo SEMANA

Por estos días, el Consejo Nacional Electoral (CNE) ocupa la mayor parte de su tiempo en resolver las numerosas impugnaciones contra candidatos para las próximas elecciones.

A diario, celebran audiencias públicas en las que denunciantes y denunciados exponen sus argumentos para que los magistrados decidan sobre la legalidad de las candidaturas.

Lo particular del caso es que este tribunal, que según la Constitución es quien debe velar por las plenas garantías de las elecciones y es el ‘juez’ de todos los procesos electorales, está siendo cuestionado por presunta imparcialidad de algunos de sus magistrados.

La semana pasada, el presidente del CNE, Emiliano Rivera, de filiación liberal, fue recusado luego de ser sorprendido “a manteles” con el congresista de Cambio Radical Jorge Rey, quien apoya a Nancy Patricia Gutiérrez a la Gobernación de Cundinamarca, candidatura que precisamente fue impugnada.

Ahora, Semana.com conoció que un segundo magistrado fue recusado. Se trata del conservador Carlos Camargo Assís, a quien se le señala un presunto interés en al menos cuatro procesos que, coincidentemente, son de alto interés para un controvertido dirigente político: el excongresista Yahír Acuña, uno de los más poderosos del departamento de Sucre.

Las candidaturas de dos dirigentes que aspiran a disputarle el poder al grupo de Acuña, tanto en la Gobernación de Sucre como en la Alcaldía de Sincelejo, fueron impugnadas.

Una de ellas es contra Édgar Enrique Martínez Romero, candidato a la Gobernación de Sucre por el partido del vicepresidente Germán Vargas Lleras, Cambio Radical, y quien protagoniza una fuerte confrontación con Milene Jarava, esposa y candidata de Yahír Acuña. La otra es contra la aspiración de Jacobo Quessep Espinosa, del Partido Liberal, quien se enfrenta a Carlos Vergara Montes, quien tiene el aval de Opción Ciudadana.

Ambos casos, por el azar del reparto, extrañamente (según la recusación) le correspondieron  al magistrado Camargo. Eso no es motivo para recusarlo. Sin embargo, el abogado Rafael Santiago Moreno Cuello, apoderado de los candidatos impugnados, documenta el grado de parentesco con la senadora conservadora Nora García Burgos, una de las mayores electoras del conservatismo en la costa caribe y quien, según varias fotografías anexadas a la recusación, apoya a los dos candidatos de Yahír Acuña en el departamento de Sucre.


Deizquierda a derecha: diputado Conservador Gabriel de la Ossa, candidataMilene Jarava, presidente del directorio conservador Martín Arrieta,senadora Nora García y Rafael Gonzalez candidato conservador al Concejo.

El magistrado Carlos Camargo es yerno la senadora García, quien, según la recusación, tiene “interés directo e indirecto” en la revocatoria de inscripción de los candidatos que enfrentan a Acuña.

Ese presunto interés se configura en que a García se le ha visto en distintos actos y reuniones políticas, tanto públicas como privadas, respaldado a los candidatos de Acuña (Ver fotografías).

También se señala que la suegra del magistrado Camargo ha hecho política junto a Acuña: “En las elecciones de Congreso de la República período 2014-2018, la senadora hizo alianza con el candidato a la Cámara de Representantes por el Departamento de Sucre Yahír Acuña Cardales, cónyuge de la candidata Milene Jarava Díaz”.

La relación política entre la senadora García y Acuña se demuestra, según la recusación, en que el año pasado “asistieron conjuntamente a distintos eventos de campaña política en la ciudad de Sincelejo y el Golfo del Morrosquillo”.

También que el movimiento Cien por Ciento Colombia sólo inscribió candidatos a Cámara de Representantes, “pudiendo celebrar alianzas con múltiples candidatos de otros partidos políticos, aspirantes a Senado, como lo hizo con la Senadora Nora García Burgos”. Vallas publicitarias, afiches, pasacalles dan testimonio de esa alianza. “Es un hecho público y notorio y conocido por toda la comunidad del departamento de Sucre, de la alianza política de la senadora Nora Garcia Burgos con el matrimonio Acuña-Jarava”.

La recusación se fundamenta en el artículo 141 del Código General del Proceso, el cual señala: “Son causales de recusación (…) 1. Tener el juez, su cónyuge, compañero permanente o alguno de sus parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o civil, o segundo de afinidad, interés directo o indirecto en el proceso”.

Pero la recusación no se concentra en el parentesco entre el magistrado Camargo y la senadora García Burgos. Cuestionan la “forma extraña” en la que por reparto cuatro casos que comprometen a Acuña le han correspondido como ponente.

Uno es el proceso de revocatoria, por doble militancia, de la esposa de Yahír Acuña, y los dos procesos de revocatoria de inscripción de candidatura en contra de dos contradictores de Acuña. También se recuerda que al magistrado Camargo le correspondió el caso de la pérdida de personería jurídica del partido de Acuña y aunque presentó ponencia para mantenérsela, fue derrotado en el pleno del CNE y Acuña se quedó sin partido.

“Las reglas mínimas de probabilidad no se cumplen, al no caer alguno de ellos en manos de los otros ocho consejeros restantes”, se lee en la recusación, por lo que el abogado de los candidatos pide que, entre las pruebas dentro del proceso, se practique un peritazgo forense al computador del CNE en el que se hacen los repartos, para determinar si hubo “alguna manipulación de los repartos de los procesos referenciados en el hecho”.

¿Tendrá interés el magistrado Camargo en favorecer a Yahír Acuña? Eso lo deberá determinar el propio CNE. Sin embargo, no dejan de preocupar los numerosos casos en los que se cuestiona la supuesta “imparcialidad” de los que son considerados los jueces de las elecciones.

Es uno de las principales “problemas” del CNE, diagnosticado por académicos y expertos: su origen político. Los nueve magistrados que componen el tribunal tienen filiación partidista y son elegidos por el Congreso mediante acuerdos determinados por los votos obtenidos por cada partido político. Aunque desde años atrás se han anunciado reformas, nunca se convierten en realidad. Mientras tanto, la confianza hacia los magistrados del CNE no es absoluta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.