Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/16/2015 8:39:00 PM

“La última concesión de Santos a las FARC será la Constituyente”

Carlos Holmes Trujillo dice que a nadie le debería extrañar que el proceso de paz con las FARC termine en una nueva Constituyente.

El uribismo aún no se sube definitivamente al tren de la paz. No aceptaron la invitación que el presidente Juan Manuel Santos les hizo, a través de Óscar Iván Zuluaga, a conformar la Comisión Asesora para la paz. Y aunque el expresidente Uribe haya hecho propuestas para alcanzar “una paz viable para la democracia colombiana”, sus dirigentes aún continúan manifestando sus preocupaciones frente al actual proceso de paz.

Es el caso de Carlos Holmes Trujillo, excomisionado de paz durante el gobierno de Ernesto Samper y excandidato a la Vicepresidencia. Este lunes, durante un foro sobre el Posconflicto a instancias de la Asociación de Militares en retiro (Acore), sorprendió al auditorio al confesar un pálpito que por estos días lo tiene preocupado. Trujillo cree que el presidente Santos le ha hecho muchas concesiones a las FARC y cree que la última será aceptar la pretensión que la guerrilla ha tenido desde que comenzó el proceso en La Habana: convocar a una Asamblea Constituyente.

El jefe de relaciones internacionales del Centro Democrático asegura que su pálpito está motivado por la tendencia del comportamiento del Gobierno en el proceso de paz. Dice que las FARC pidieron inicialmente la redefinición del delito político, el Gobierno se opuso al comienzo, pero luego anunció que lo discutiría. Lo mismo con la ampliación del delito conexo al delito político, el Gobierno dijo no pero después el presidente Santos abrió el debate sobre la posibilidad de que el narcotráfico fuera considerado un delito conexo.

Otro ejemplo, señala Trujillo, es que las FARC desde un principio pidieron cese bilateral, el Gobierno dijo no, pero hoy ya se está discutiendo el cese bilateral sin haber firmado el fin del conflicto. “Si la tendencia es la misma frente a la insistencia de las FARC, nadie debería extrañarse de que el Gobierno termine aceptando una Asamblea Constituyente como lo proponen las FARC”, explica Trujillo.

La Asamblea Constituyente ha sido para las FARC el único mecanismo para refrendar los eventuales acuerdos de paz. Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno, ha dicho en reiteradas oportunidades que no habrá lugar a una nueva Constituyente y que la refrendación de los acuerdos por parte de los ciudadanos se hará con otros mecanismos. Meses atrás el Gobierno parecía jugado por el referendo, pero poco a poco este mecanismo no viene siendo aconsejable.

Y aunque el expresidente Uribe ha sido uno de los pocos dirigentes que han promovido una Constituyente (así fuera sólo para reformar la justicia), Trujillo rechaza este escenario. “Hemos dicho que lo fundamental es que haya una expresión popular, una manifestación de legitimación de la gente con respecto a los acuerdos, si es que a esos acuerdos se llega”.

Sin embargo, el uribismo tampoco tiene claro cuál debe ser ese mecanismo. Incluso, Carlos Holmes dice que de los tres instrumentos de participación popular contemplados en la Constitución: el referendo, la consulta popular o el plebiscito, ninguno es viable para refrendar los acuerdos.

“No son apropiados, o por su naturaleza o por dificultades prácticas para su aplicación. La consulta popular existe para hacer preguntas de carácter general y no se puede modificar la Constitución, es decir, no es procedente para refrendar los acuerdos de paz. El plebiscito existe para poner en consideración de la gente políticas que no deben ser aprobadas por el Congreso, es decir, tampoco sirve para este caso. Y el referendo pone en consideración de la gente textos legales para incorporarlos en la estructura jurídica o para derogarlos. Imagine usted una sábana de textos legales en consideración de la gente para que haya un pronunciamiento, eso sería impracticable”, explica Trujillo.

La propuesta es que, de producirse los acuerdos, se llegue a un pacto político y de Estado alrededor de un nuevo mecanismo de participación. Aunque la Constituyente pareciera ser un tema superado en la mesa de La Habana, las FARC insisten en él. Y según la oposición del Centro Democrático, esta sería la última concesión que el Gobierno haría a la guerrilla. Amanecerá y veremos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.