Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/06/21 19:34

¿Por qué capturan después de 13 años a Carlos Velandia?

La decisión que profirió un fiscal especializado de Cali, por un secuestro masivo en el 2000, revive los años que el exguerrillero pasó en la cárcel una vez renunció al uso de las armas en 1994.

Carlos Arturo Velandia fue capturado en los últimos días en el aeropuerto El Dorado. Foto: Daniel Reina Romero / SEMANA

Después de 13 años como "guerrillero jubilado", este lunes fue capturado en el aeropuerto El Dorado Carlos Arturo Velandia, exmiembro de la dirección nacional del ELN. 

La decisión que hizo efectiva las autoridades de Migración, cuando el hombre regresaba al país de un viaje a España, revivió los 10 años que pasó en la cárcel una vez renunció al uso de las armas y proscribió la lucha armada, en 1994. 

En aquel entonces, el líder y vocero del ELN, fue sentenciado a 20 años de cárcel por los delitos de rebelión y terrorismo. Obtuvo una redención de 32 meses por trabajo y estudio que le ayudaron a recuperar su libertad en octubre del 2003.

Estando recluido en la cárcel de Itagüí, Francisco Galán y Carlos Velandia fueron piezas claves en los acercamientos que hicieron los expresidentes Ernesto Samper, Andrés Pastrana y Álvaro Uribe para intentar encontrar una salida negociada al conflicto que libraban con los elenos.

La vocería duró poco. Una vez Velandia saldó las deudas pendientes con la justicia se radicó en España, donde adelantó estudios sobre cultura de paz. Para ese entonces se había acentuado la idea de que el ELN tenía que sentarse a negociar.

Sin embargo, ellos no pensaban lo mismo. El 26 de marzo del 2012, a través de una aclaración pública, advirtieron que su excombatiente no tenía ningún vínculo con la organización criminal.

"Carlos Velandia no es vocero, ni representante del ELN para desarrollar ningún tipo de acción o representación política en el país o el exterior. Por lo anterior, las gestiones que en tal sentido ha realizado o realice no representan, ni hacen parte de la voz ni el pensamiento del ELN. Velandia no pertenece a ninguna estructura de nuestra organización ni tiene relación con la Comandancia", dice el escueto comunicado.

Desde entonces, dedica buena parte de su tiempo al "debate político", explica el analista de conflicto Luis Eduardo Celis a Semana.com. Centró su discurso en la necesidad de que la segunda guerrilla del país no se marginara de la "oportunidad histórica" de paz que promete la negociación con las FARC.

Aun así, Velandia ha estado al margen. Por lo menos, eso fue lo que informaron fuentes cercanas a la negociación a este portal. Fueron muchos llamados invitando al diálogo y a abandonar el secuestro que no calaron y tampoco lo llevaron de vuelta a la génesis de esa guerrilla.

Sin embargo, su relación con el ELN parece indisoluble. Una orden de un fiscal especializado de Cali lo vuelve a poner tras las rejas mientras se resuelve su situación judicial.

¿La razón?, su "presunta responsabilidad en el secuestro masivo" que cometieron miembros del grupo subversivo en la vía que de Cali conduce al mar. El 17 de septiembre del 2000 hombres armados ingresaron a dos restaurantes y una hacienda en el kilómetro 18 y retuvieron 70 personas. 

De acuerdo con los registros, aunque después de varias semanas casi todas las víctimas estaban en sus casas, la acción armada dejó varios muertos. Uno de ellos fue el médico Miguel Alberto Nassif, un cardiólogo de 35 años que se agarró de la raíz de un árbol que cedió, cayó y un palo se le incrustó en el escroto. Como la infección lo devoraba, los guerrilleros lo abandonaron.

Por este caso, según el fiscal (e) Jorge Fernando Perdomo, también es investigada toda la cúpula del ELN: ‘Gabino‘, ‘Antonio García‘, ‘Pablo Beltrán‘, ‘Ramiro Vargas‘, ‘Francisco Galán‘, ‘Carlos Segundo‘, ‘Nicolás‘ y ‘Elite‘”.

Mientras las autoridades establecen si Carlos Velandia tiene relación alguna con los hechos ocurridos en el Valle del Cauca, para muchos su caso deja más preguntas que respuestas: ¿por qué la captura llega después de tanto tiempo? ¿Cuándo se profirió la orden? ¿Cuál es la responsabilidad que tiene en el caso del secuestro masivo?

Aunque ahora su defensa y las autoridades tienen la última palabra, desde la cárcel el desmovilizado se refirió al episodio que protagonizó en el aeropuerto El Dorado:

"¿Amilanar a las partes? Se equivocaron de cabo a rabo. Al Gobierno y a las FARC no las frena nada en interponer los mejores esfuerzos para lograr el acuerdo del fin del conflicto armado. ¿Amilanar al ELN? nuevamente se equivocaron, los elenos tienen en su ADN político la impronta de cumplir las decisiones internas y cumplir los acuerdos que pacten", puntualizó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.