Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/14/2015 7:40:00 PM

“El presidente le metió la mano a la campaña por los laditos”

Así lo dijo el concejal y precandidato a la Alcaldía de Bogotá, Carlos Vicente De Roux. En diálogo con Semana.com les tira piedras a sus opositores.

Semana.com: Sus críticos dicen que usted hace campaña a la Alcaldía para quedarse en el Concejo…

Carlos Vicente de Roux: Yo no necesito lanzarme como candidato a la Alcaldía para volver a ser concejal de Bogotá. Suena poco modesto, pero hace cuatro años fui el concejal más votado no sólo de Bogotá, también en Colombia. Lo fui con una diferencia de votos significativa respecto al segundo. Me interesa ser alcalde, conozco la ciudad, la quiero, llevo 11 años en el Concejo. Yo voy con todo.

Semana.com: Lo cierto es que, a seis meses de las elecciones, la Alianza Verde está cruda para escoger candidato…

C. V. d. R.: Sí, nos hemos demorado mucho en escoger el candidato. Eso se debe, en parte, a que dudamos mucho en si íbamos a la consulta o no. Finalmente no escogimos la consulta porque el candidato tendría que ir hasta el final el 25 de octubre. La Alianza Verde quiere hacer una coalición con otras fuerzas políticas en mitad de año.

Semana.com: Suena raro que mientras el Polo, el Partido Liberal y el Centro Democrático hacen propuestas, en la Alianza Verde están pensando en una encuesta para escoger candidato…

C. V. d. R.: Desde el año pasado se destacaron los candidatos Clara López, en el Polo; Rafael Pardo, en el Partido Liberal, y, por otra parte, Francisco Santos, en el Centro Democrático. Ahora se ve que no la tienen fácil. En el interior de sus propios partidos hay problemas. En el Polo, el 40 % no acompaña a Clara López, la ven demasiado santista. Cambio Radical no respalda a (Rafael) Pardo y a Francisco ‘Pacho’ Santos le puede surgir como contrafigura Martha Lucía Ramírez. 

Semana.com: ¿Ya pasó el tiempo de la izquierda en Bogotá?

C. V. d. R.: Esta es una ciudad muy progresista, liberal de izquierda, fue gaitanista, del MRL, anapista, apoyó a Luis Carlos Galán. Es una ciudad en donde el peso de las posiciones de centro-izquierda es grande. Lo cierto es que los gobiernos de izquierda le han fallado a la ciudad porque han tenido deficiencias en la ejecución gerencial.

Semana.com: ¿Le conviene a la ciudad otro gobierno del Polo?

C. V. d. R.: Yo tengo un drama de amor y dolor con el Polo. Por una parte, es alta la identidad para mantener los programas sociales. Por otro lado, muchos nos salimos de ese partido porque no fue capaz de quitarle el respaldo político a Samuel Moreno. Por las personas que rodean a Clara López veo que no hay garantías de que un gobierno del Polo sea transparente. Tampoco los veo obsesionados por la gerencia pública. 

Semana.com: ¿Le hizo el presidente Santos un guiño a Clara López cuando la metió en la comisión de paz?


C. V. d. R.: El presidente (Juan Manuel Santos) ha sido inequitativo. En un país serio un presidente no puede destacar a uno de los candidatos al segundo cargo más importante de la Nación cuando lo nombra en una comisión de paz de alta visibilidad como la creada por el Gobierno. La señora Clara López es amiga de la paz, pero ojo… está en competencia con otros candidatos. Esta es una campaña desequilibrada.

Semana.com: Entonces, ¿cuál ha sido el papel del presidente?

C. V. d. R.: El presidente Santos le metió la mano a la campaña por los laditos. Él (Santos) está muy agradecido con Clara López porque le ayudó en la segunda vuelta presidencial. Clara con razón apoyó el proceso, ahí el tema era que la paz no quedara en manos de los enemigos. Santos le está pagando favores en la mecánica de la política tradicional.

Semana.com: ¿Por qué le afecta que Clara López sea candidata y presidente de su partido?

C. V. d. R.: No se debería permitir en la política ser presidente de un partido y ser candidato, eso no es sano. Los presidentes de los partidos son voceros y los medios de comunicación los consultan sobre todos los temas, eso es entregarle una visibilidad a un candidato gratuitamente en desmedro de la igualdad.

Clara puede darse un lujo que no pueden hacer otros candidatos. Sacó vallas en las que aparece muy destacada porque encabeza una lista al Congreso de su partido (…), so pretexto de prestar su nombre para una elección interna del Polo. Ella ahora tiene una visibilidad que le va a favorecer en la competencia de la Alcaldía. Ese tema se debe regular.

Semana.com: ¿Cómo ve que varios de los candidatos a la Presidencia hoy lo sean a la Alcaldía de Bogotá?

C. V. d. R.: Son pilotos de aterrizaje forzoso. Hay un contraste de la gente que viene trabajando en Bogotá y por la ciudad por muchos años y los que han estado en el escenario nacional y aterrizan acá. Tomaron la Alcaldía de Bogotá como un premio de consolación. 

Semana.com.: Finalmente, ¿no cree que la relación que usted tuvo con Gustavo Petro le resta votos?

C. V. d. R.: Sí, es posible. En la política todo tiene un costo. Y agreguemos que yo no reniego de los programas del alcalde Petro. Reniego de la mala gerencia de esos programas sociales y del descuido que este gobierno ha tenido por otros temas ciudadanos, que no son de los pobres sino del conjunto de los bogotanos, como la movilidad y la seguridad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.