Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/09/20 23:33

"Luis Carlos Galán nunca apoyaría su referendo discriminatorio"

Los hermanos Carlos Fernando y Juan Manuel Galán aseguran que la propuesta de referendo de Viviane Morales para que los niños sólo puedan ser adoptados por una familia con "mamá y papá" traiciona los principios del liberalismo puro que lideró su padre.

Los senadores Viviane Morales, Juan Manuel y Carlos Fernando Galán. Foto: Archivo SEMANA

“Se equivoca Viviane Morales, Luis Carlos Galán nunca apoyaría su referendo discriminatorio ni que mayorías definieran derechos de minorías”, escribió este lunes en su cuenta de Twitter Carlos Fernando Galán, senador de Cambio Radical y uno de los hijos del candidato liberal a la presidencia Luis Carlos Galán, asesinado el 18 de agosto de 1989.

El mensaje del hijo del líder del inmolado jefe liberal tenía dos propósitos. El primero era rechazar la propuesta de la senadora Viviane Morales de realizar un referendo para que los colombianos puedan votar si consideran que los niños abandonados deberían ser adoptados sólo por familias conformadas por un papá y una mamá. El proyecto fue aprobado en Comisión Primera del Senado la semana pasada y le quedan tres debates en el Congreso.

Le sugerimos leer: Referendo contra la adopción por parejas homosexuales supera primer debate

El segundo mensaje de Galán tenía como fin rechazar los mensajes que la senadora Morales publicó en su cuenta de Twitter en los que hacía referencia a su padre. “Él jamás habría acompañado una iniciativa que promueva una modificación de la Constitución para discriminar. Eso va en contra de su lucha política por las minorías”, aseguró el senador de Cambio Radical.

Su hermano Juan Manuel, quien es senador por el Partido Liberal, se sumó a las críticas y le reclamó a esa colectividad no asumir una posición pública frente a este referendo. Para él, “es totalmente contrario al ideario liberal histórico, que siempre ha trabajado por la defensa de las minorías y el reconocimiento de sus derechos”.

 “Seguimos esperando un pronunciamiento de la dirección nacional del Partido Liberal”, escribió en Twitter. La respuesta de Viviane Morales fue casi inmediata: “Esperamos que el Partido Liberal sea más galanista que usted”.

Morales acompañó su respuesta de una frase de Luis Carlos Galán que reza: “Estamos logrando sacudir a Colombia de la indiferencia en que se hallaba, para que el pueblo tome conciencia de que el poder decisorio de los destinos nacionales está en sus manos y no en los cenáculos de los poderosos”.

Ambos senadores se trenzaron en una conversación por esa red social. “El verdadero Partido Liberal, el de la gente, es galanista”, dijo Juan Manuel Galán. Y adjuntó el siguiente mensaje de su papá: “No hay sociedad viva que no tenga controversias (…) pero lo civilizado es dirimir esas contradicciones por medio de la razón, el diálogo, el acuerdo y el entendimiento (…) y no por la violencia, el dogmatismo, la intolerancia y la idea de quienes creen que tienen la verdad, y que ello legitima el derecho a aplastar a los demás”.

Juan Manuel Galán utilizó además el espacio de su columna de opinión en el periódico La Nación para insistir en que su partido debe asumir una posición. “Es un hecho frente al que no puede quedarse callado (…) Las banderas del liberalismo han sido siempre la tolerancia, la inclusión de la diferencia y el respeto a la disidencia, aquí torcemos esos principios fundadores para atacar los derechos de las minorías. Nada más antiliberal”.

Galán le dijo a Semana.com que detrás del silencio de esa colectividad podría existir una “especie de cálculo para no quedar mal con los unos ni con los otros (por un lado los defensores del referendo, y por el otro la comunidad LGBTI y los colombianos solteros)”. Y  concluyó: “Los ciudadanos no perdonan en política la incoherencia y la ausencia de posiciones claras en momentos cruciales”.

Al frente que lideran los hermanos Galán para rechazar este referendo se sumó un personaje más de la familia: su prima Juana Uribe, escritora y productora de televisión. Antes de que se realizara el debate de la Comisión Primera del Senado, en el que salió vencedora esta propuesta, Uribe le envió una carta al grupo de congresistas que participarían en la discusión.

Le puede interesar: “Quería ser mamá de alguien que tuviera, como yo, la necesidad de tener una familia”

En la misiva la productora relataba que era madre adoptiva soltera y que antes de tener a su hija Isabela en sus brazos (a los 13 meses de edad) tuvo que someterse a un riguroso proceso de adopción de más de un año. Pero sobre todo, Uribe quería llamar la atención sobre el concepto de “familia extensa” que está amenazado por la propuesta de Viviane Morales.

“Todos los padres que crían solos se apoyan en sus seres queridos para hacerlo. En mi caso han estado ahí mi papá, mi mamá,  mis hermanos, mi novio y  mis primos Juan Manuel, Carlos Fernando y Claudio Galán (…) Ellos son, todos, figuras importantísimas para mi hija (...) de alguna manera ellos también adoptaron a mi hija”.   

Juana Uribe insiste en que “criar como padre soltero no es criar solo”, porque siempre está el apoyo de quienes ella llama "la familia extensa". Y señala que en este referendo, no sólo está en juego “la posibilidad de que dos personas del mismo sexo adopten –que para mí serían una forma más de familia– sino, el concepto de la familia extensa. Si prohibimos que los padres solteros adopten no sólo estaríamos retrocediendo y discriminando, sino negando la estructura básica familiar de este país. La de la familia en sentido amplio”.

Aunque la carta era en un principio privada, fue el mismo Juan Manuel Galán quien la difundió en las redes sociales. Él también hizo parte del largo y riguroso proceso de adopción de Isabela. “Estudiaron a toda su familia, incluso a los parientes de cuarto y quinto grado de consanguinidad, como nosotros sus primos, para garantizar que si ella faltaba habría alguien que respondería por la niña”.

Para la familia Galán el centro del debate debería ser los miles de niños que siguen esperando ser adoptados. “Ya es suficientemente riguroso y estricto el proceso de adopción para que le metamos más trabas”, dice Galán. Actualmente en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar hay 4.235 menores de edad esperando por una familia, de ellos 1.349 tienen entre 0 y 12 años y 2.976, entre 13 y 18.

La senadora Morales argumenta que esas trabas se deben es a una sentencia de la Corte Constitucional que obliga al Estado a buscar la autorización de los parientes hasta el sexto grado de consaguineidad para poder dar un niño en adopción. Según ella, en la última década de las 4.297 familias colombianas que aplicaron al sistema de adopción, solo 3.252 pudieron darle un hogar a un niño. En los extranjeros la cifra es mayor; solo 5.547 de 13.598 familias tuvieron esa oportunidad.

Consulte: Exmagistrados se oponen al referendo sobre la adopción por parejas gay

Aunque el proyecto de la senadora Morales estaba programado para ser debatido la próxima semana en el Senado, se sabe que esto no sucederá sino después del plebiscito. Muchos congresistas han pedido que se aplacen los debates para poder hacer campaña en sus regiones. Por ahora, no está claro si el referendo puede llegar a tener mayorías en la plenaria. Pero hay un antecedente importante: en la Comisión Primera la votación quedó 10 a 3. 

Si el referendo supera el trámite en el Congreso, la Corte Constitucional determinará si ese mecanismo de participación popular se ajusta a la Constitución. Se cree que es poco probable que ese alto tribunal se la juegue por permitir un referendo contra uno de sus fallos más icónicos. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.