Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/14/2014 12:00:00 AM

La suerte evitó tragedia en Bogotá

Conjurados quedó el accidente de un carrotanque que llevaba 12.000 galones de combustible.

La suerte evitó que en la localidad de Kennedy, suroccidente de Bogotá, se presentara una tragedia ambiental de grandes proporciones. Los habitantes de esa zona de la ciudad despertaron con la noticia de que un carrotanque con 12.000 galones de combustible, se volcó y quedó en un costado de la vía que permite el ingreso a la zona de Banderas.

Las primeras versiones indicaban que el accidente se produjo por una falla humana cuando el conductor perdió el control del vehículo que en su interior transportaba ACPM y gasolina.   
 
Una vez reportada la emergencia, los bomberos de la estación de Kennedy acudieron al lugar para evitar el derrame del combustible. Con los primeros rayos se inició la extracción de los 12.000 galones. Para ello, los bomberos  tuvieron que perforar en varias partes el tanque con el propósito de extraer el combustible con motobombas especiales y almacenarlo en otros dos vehículos. 

El reporte de la estación de bomberos de Kennedy da cuenta de que, a pesar de lo aparatoso del accidente y de la cantidad de combustible, solo se derramaron alrededor de 55 galones. Estos fueron absorbidos con aserrín, material usado para estos casos.   

Durante la emergencia hubo un reclamo de los vecinos de la zona por el retraso para habilitar la vía. Bomberos responsabilizó a la empresa transportadora de quien dijo que envió tarde los equipos para el traspaso del combustible. Así lo indicó el sargento de bomberos y subjefe del grupo especial de manejo de materiales peligrosos, Edgar Briceño, según él “no se contó con todos los equipos”, es decir, las motobombas.

Lo cierto es que para evitar una tragedia, bomberos acordonó la zona y estableció una línea de seguridad en los costados del vehículo para evitar un incendio.  
 
A pesar de lo aparatoso del accidente, el comandante Briceño aseguró que la situación está controlada “se hace monitoreo con equipos especiales por los vapores contenidos y para que no haya inestabilidad”.

El grupo de bomberos monitoreó constantemente la temperatura. Las autoridades consideraron que antes de las cuatro de la tarde se podrá habilitar el tránsito de la zona.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.