Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/9/2013 12:00:00 AM

¿En qué van algunos de los procesos del carrusel?

En el libro "Perlas de la corrupción", Claudia Morales describe algunos de los procesos judiciales de este hecho de corrupción.

Por estos días en Colombia se presenta el libro Perlas de la corrupción, en el que periodistas, políticos e investigadores hacen una radiografía por capítulos de los principales hechos de corrupción de los últimos tiempos en el país. 

Uno de ellos es el escrito por la periodista Claudia Morales sobre uno de los mayores hechos de corrupción en la historia de Bogotá: el llamado “carrusel de la contratación”. 

Allí, Morales habla del desplome de la riqueza de los controvertidos empresarios Nule. Un apartado del texto lo dedica al estado de los procesos judiciales de algunos de los personajes que participaron en este episodio de la historia nacional. A continuación una parte del mismo: 

"La Fiscalía le confirmó a esta periodista que centralizó en Bogotá cerca de cinco casos que había contra los Nule en distintos lugares del país. ¿Cómo van los procesos?

El exsenador Iván Moreno Rojas está detenido y es investigado por los delitos de concierto para delinquir, concusión, celebración indebida de contratos y tráfico de influencias. Liliana Pardo, ex directora del IDU, acudió el 4 de marzo de 2013 a la audiencia contra el ex senador en la Corte Suprema de Justicia y señaló que nunca recibió presiones de él ni de su hermano, el ex alcalde, para entregar obras en Bogotá. 

El contratista Emilio Tapia aceptó los delitos de concierto para delinquir, cohecho e interés indebido en la celebración de contratos.

Está libre, a la espera de que un juez apruebe el preacuerdo al que llegó con la Fiscalía. 

El contratista Julio Gómez —acusado de cohecho, celebración indebida de contratos y peculado por apropiación a favor de terceros— también está libre, esperando que se le otorgue un principio de oportunidad. 

El abogado Álvaro Dávila, detenido en diciembre de 2012 luego de que la Fiscalía emitiera una orden de captura en su contra, aún no ha hecho acercamientos concretos de los que se permita inferir que colaborará con la justicia. Es investigado por los delitos de concierto para delinquir agravado, interés indebido en la celebración de contratos y cohecho. 

El ex subdirector técnico del IDU, Inocencio Meléndez, negoció con la Fiscalía y fue condenado a siete años y medio de prisión por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, contratación sin el cumplimiento de requisitos legales, prevaricato por acción y prevaricato por omisión. 

En la Fiscalía y en la Contraloría cursan investigaciones contra el ex alcalde de Barranquilla Alejandro Char por la adjudicación, en febrero de 2008, del sistema de recaudo de Transmetro a una empresa de su cuñado Guido Nule. 

La Procuraduría destituyó e inhabilitó para ejercer cargos públicos por 20 años al ex contralor Miguel Ángel Moralesrussi. Acusado del delito de concusión, está recluido en la cárcel La Picota de Bogotá. 

El titular de la Fiscalía General de la Nación, Eduardo Montealegre, le dijo a esta periodista que para su entidad es claro que las declaraciones y pruebas que entreguen Tapia y Gómez abrirán el segundo capítulo del escándalo de la corrupción que nació con el cartel de la contratación en Bogotá.

Algo de eso ya empezó a verse en reportes de medios escritos como Semana, El Tiempo y El Espectador, que han recibido documentación filtrada de los testimonios de ambos contratistas. De sus declaraciones parece desprenderse que cerca de diez concejales, funcionarios y ex funcionarios de la capital estarían involucrados en el desfalco a la ciudad. 

El ex alcalde Samuel Moreno enfrenta este año un segundo proceso por concierto para delinquir y peculado por apropiación agravado. El fiscal auxiliar de la Fiscalía Tercera Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, Juan Vicente Valbuena Niño, dice en su escrito de acusación, fechado el 15 de febrero de 2013:

“Samuel Moreno tenía la dirección del gobierno y la facultad de designar al director del IDU. De acuerdo con las evidencias, con destino suyo y de su hermano iba dirigida la mayor cantidad de dinero producto de los sobornos solicitados a los contratistas”. 

Valbuena no ahorra frases para describir el saqueo de las finanzas del Distrito y el contubernio entre políticos y funcionarios para desfalcar el erario. Sus gravísimas acusaciones están dirigidas especialmente contra el ex alcalde Moreno. 

El ex fiscal Germán Pabón concluye lo siguiente: “Hay maneras de que la historia no se repita: generando permanente reflexión sobre lo que pasó, recuperando la memoria histórica. Eso es más importante que la condena”. 

Para el superintendente Luis Guillermo Vélez, en términos de contratación el gobierno del presidente Juan Manuel Santos es más serio que el anterior, y eso le da al país mayores garantías de que se controlarán los abusos: 

Va a haber errores porque es imposible controlarlo todo. Las empresas y los políticos van hasta donde uno los deje ir. Pero difícilmente ocurrirán cosas como la de la doble calzada Briceño - Tunja -Sogamoso: en un consejo comunal en Boyacá le dijeron al ex presidente Uribe que necesitaban la variante, y así empezó la construcción, sin licitación ni nada. Los que estaban construyendo siguieron con ese tramo, les hicieron una adición, y ni siquiera hay un contrato. 

Los ojos están muy abiertos sobre la Fiscalía General de la Nación, que tiene la responsabilidad de demostrar que sí habrá justicia y que las investigaciones trascenderán el “nicho” de corrupción de Bogotá. Es posible que no logre desvirtuar por completo la frase de Miguel Nule Velilla con que se abre este capítulo, pero al menos sentará un precedente para que quienes se sienten en total libertad para robar y corromper perciban que hay autoridades que les pueden respirar en la nuca. 

Sobre las demás instituciones del Estado que se han prestado para que la corrupción llegue a todos los niveles, la sociedad y los gobiernos correspondientes tendrán que hacer una tarea mayor.

Investigar hechos de la envergadura de los que ocurrieron con los personajes de esta historia nunca será suficiente si los primeros filtros para evitarlos no cumplen su función. 

El 19 de abril de 2011 Miguel Nule Velilla dijo, al explicar su llegada al país: “Vine a buscar la libertad del alma”. Más que liberar el alma de un contratista, se necesita liberar a Colombia de una corrupción que se ha convertido en el principal agente para la falta de confianza y desarrollo de sus ciudadanos". 

Para ver el capítulo completo haga click aquí.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.