Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/03/08 20:34

“¿Por qué me dio tan duro?”

Así le dijo el exalcalde Samuel Moreno al fiscal delegado ante la Corte Juan Vicente Valbuena, quien pidió 24 años de cárcel para el exmandatario.

Samuel Moreno (Izq). Fiscal Juan Vicente Valbuena (Der). Foto: Guillermo Torres / SEMANA

Más delgado que de costumbre, demacrado, vencido. Así se vio al exalcalde de Bogotá Samuel Moreno este martes en uno de los juzgados de Paloquemao, cuando oyó la primera sentencia en su contra, por uno de los casos asociados al ‘carrusel de la contratación’.

Moreno pasó en pocos meses de ser uno de los miembros de una de las familias tradicionales y más importantes de la capital a estar bajo el escarnio público y acusado por su responsabilidad en uno de los capítulos más escandalosos de corrupción de la capital. Él y su hermano, Iván, terminaron desprestigiados y encarcelados por ser las cabezas visibles de la más grande trama de corrupción de los últimos años.

El exalcalde escuchó atento la sentencia del juez 14 de conocimiento. Por momentos ponía una cara de incredulidad frente a lo que oía y en otros de asombro. “La voluntad e inconciencia con la que actuó, siendo funcionario y más siendo alcalde, desequilibraron las arcas del erario”, calificó el juez.

“A Samuel Moreno no le importó ser el alcalde de Bogotá, y sólo buscó un beneficio económico, lo cual merece el mayor grado de reproche por las actuaciones del mandatario capitalino, que lograron su cometido con la Secretaría de Salud, los contratistas y varios particulares, quienes incluso apoyaron su aspiración política. Con el lenguaje del pueblo sólo pueden ser llamados hampones de cuello blanco, que desequilibraron las arcas de Bogotá y de los ciudadanos de a pie”, agregó en la lectura de su sentencia.

Se refería al contrato de ambulancias por 67.000 millones de pesos que terminó feriado entre políticos, funcionarios del sector salud y empresarios. Moreno fue acusado y declarado culpable por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho.

Al final de la audiencia Moreno se acercó al fiscal Juan Vicente Valbuena que, durante más de dos años lo investigó y acusó sin piedad aun cuando el exalcalde hizo todo para dilatar el proceso. “¿Por qué me dio tan duro, doctor?”, le cuestionó el exmandatario. A lo que Valbuena respondió que esa era la pena justa para el delito que cometió.

En efecto, el fiscal hizo una fuerte exposición sobre la pena que debería pagar Moreno. Pidió 24 años de cárcel. En su relato, el funcionario judicial anunció que los hechos por los que fue condenado son graves y merecen que el juez imponga una pena ejemplar. Esto, al tener en cuenta la posición que Moreno tenía en el momento de cometer los delitos.

También pidió tener en cuenta que por este proceso fueron condenados el excontratista Emilio Tapia y el exsecretario de Salud Héctor Zambrano. “Es la oportunidad  para sentar un precedente frente a los casos de corrupción, sanciones y castigos ejemplares por atentar contra el erario”, señaló el fiscal.

¿Quién es este fiscal? Valbuena, fiscal tercero Delegado ante la Corte Suprema de Justicia, es reconocido en el ente acusador como un hombre “de mano dura, metódico y trabajador incansable”. Fue quien destrabó el proceso del ‘carrusel de la contratación’.

Este jurista asumió el caso cuando sólo se habían logrado las condenas del ex subdirector jurídico del IDU Inocencio Meléndez y los contratistas Manuel, Miguel y Guido Nule. En el 2014, después de ser fiscal auxiliar en el caso del carrusel de los contratos y tras la renuncia del fiscal Alejandro Ramelli, Valbuena asumió como titular de ese despacho.

La primera decisión fue armar un equipo de seis destacados fiscales y policía judicial para agilizar el proceso. Tal determinación llevó a que, a la fecha, haya 25 condenas por el desfalco a las arcas distritales.

De esas sentencias se destacan las del exsecretario de salud Héctor Zambrano; los concejales Hipólito Moreno, Orlando Parada y Andrés Camacho. Este jueves se emitirá sentido de fallo contra el también excalbildante Jorge Salamanca. También fueron condenados el expersonero de Bogotá Francisco Rojas Birry y los contratistas Julio Gómez y Emilio Tapia.

La decisión final no se conocerá sino el próximo 29 de marzo. Mientras tanto, Valbuena, especialista en derecho probatorio y derecho penal y doctorado en derecho de la Universidad Mar de Plata, Argentina, tiene todo listo para el segundo juicio contra Moreno y, a su vez, espera que un juez avale las pruebas de otra acusación, para cerrar el proceso jurídico del exalcalde.

Así se termina, por ahora, uno de los procesos más dispendiosos contra el exalcalde Samuel Moreno. Un hombre que pasó de tener todo el prestigio y de haber obtenido la votación más alta para un alcalde de Bogotá, a la vergüenza por haber faltado a la confianza depositada por los bogotanos.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.