Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/27/2014 7:00:00 PM

El ‘cerebro’ del carrusel de la contratación fue condenado a 14 años

En su fallo, la Corte traslada copias para que Iván Moreno sea investigado por presunto enriquecimiento ilícito.

Cerca de dos años cumplió la investigación contra el exsenador Iván Moreno Rojas, por su participación en los delitos de concusión, tráfico de influencias y celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales, dentro del llamado ‘carrusel de la contratación’.

Hace una semana Semana.com reveló que las cosas se complicaron para el político porque el magistrado  Fernando Castro había presentado una ponencia en la que solicitó condenar a Moreno. Para el jurista estaba claro, y más que probado a lo largo del juicio, la injerencia del exsenador en los contratos del Distrito. La suerte de Moreno estaba echada.

Ahora se sabe que esa postura fue acogida por el grueso de la Sala Penal de ese tribunal. Este lunes fue condenado a 14 años de prisión.

Según pudo establecer Semana.com con fuentes del alto tribunal, testimonios como el del excontratista Emilio Tapia y el del abogado Álvaro Dávila fueron claves para que el magistrado solicitara la condena del exsenador.

En dicho planteamiento el magistrado no le dio credibilidad al testimonio del también excontratista del distrito Julio Gómez, quien declaró que nunca vio a Moreno en las ‘tramoyas’ de adjudicación de los contratos de la fase III de Transmilenio, como obraba en el expediente.

Para la Corte el senador el excongresista estuvo seriamente comprometido en las irregularidades que, durante la administración de su hermano Samuel Moreno Rojas, rodearon el trámite de la licitación 06 de 2008 que condujo a la adjudicación de los contratos 071 y 072 –por parte del Instituto de Desarrollo Urbano, IDU– a uniones temporales donde el grupo Nule tenía participación.

Según el alto tribunal el poder que ostentaba Moreno “le otorgaba especial preponderancia sobre las entidades del Distrito Capital, entre ellas el IDU, donde ejercía fuerte poder burocrático.

La Corte asegura que “motivado por las propuestas económicas de contratistas particulares pertenecientes al ‘Grupo Nule’, se comprometió a colaborarles en su objetivo de conseguir a su favor la asignación irregular de contratos, y por ello intervino contactando a funcionarios del IDU sobre quienes ejerció su poder como congresista del Polo Democrático, movimiento político que gobernaba el Distrito Capital, determinando a su directora –Liliana Pardo– para que amañara el proceso licitatorio 06 de 2008”.

En el juicio la Corte halló responsable al exsenador Moreno Rojas como autor del delito de concusión, por exigir a Miguel Nule Velilla asignar –en favor de su esposa, la señora Lucy Luna de Moreno– dos zonas destinadas a estaciones de gasolina en la Concesión Bogotá–Girardot, bajo amenaza de dañarle sus relaciones contractuales con el Distrito Capital.

Además, lo declaró responsable como autor del delito de tráfico de influencias y determinador de interés indebido en la celebración de los contratos 071 y 072 de 2008, relacionados con la rehabilitación de la malla vial de Bogotá.

Por último, la Corte remitió copia de la sentencia a la Sala de Instrucción No. 3 de esa misma corporación, para que, de acuerdo con las pruebas recaudadas, proceda a determinar la posible configuración del delito de concierto para delinquir en otras investigaciones que adelanta contra el exsenador por presunto enriquecimiento ilícito como producto del dinero que habría recibido de los contratistas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.