Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/13/2014 12:00:00 AM

“Nosotros hicimos una empresa criminal”

El abogado Manuel Sánchez, uno de los involucrados en el 'carrusel' de la contratación, implicó a exaltos funcionarios y empresarios.

El reconocido abogado y experto en contratación Manuel Sánchez, quien fue pieza clave en el llamado ‘carrusel de la contratación’ de Bogotá -el fraude más grande en contra de las finanzas del Distrito- y hoy es testigo estrella de la Fiscalía, comenzó a hablar de lo que sabe del caso y aceptó que perteneció a una “empresa criminal” en la que implicó a varias personalidades.

“Me arrepiento de haber participado de esa empresa criminal que armamos con (los entonces concejales) Orlando Parada, Andrés Camacho Casado, Iván Hernández e Hipólito Moreno”, dijo Sánchez al ser interrogado por la Fiscalía -precisamente- en el juicio en contra de Parada.

Agregó que todo se hizo “con la venia de Samuel Moreno e Iván Moreno, de Andrés Jaramillo (presidente de Conalvías), de Javier Mejía (exgerente de Patria S. A.) y Álvaro Cruz (gobernador de Cundinamarca). No podría recordar a todos, lamentablemente”.

Sobre el mandatario departamental añadió que “el doctor Álvaro Cruz cuando no era gobernador de Cundinamarca, él estaba como un particular de una empresa llamada ICM, esta empresa contrató con la Unidad de Mantenimiento Vial, lo que tiene que ver con un contrato cuyo objeto es el suministro de mezcla asfáltica, este contrato fue adjudicado por el señor Iván Hernández”.

El testigo tiene en la actualidad un principio de oportunidad con la Fiscalía que lo llevó a aceptar el delito de concierto para delinquir agravado. “Tengo un compromiso con la Fiscalía, con la justicia y debo decir la verdad de los hechos que me constan y en los que yo participé”, puntualizó.

En un momento dado de la diligencia, Sánchez, con la voz entrecortada y visiblemente afectado, señaló que él y su familia vienen siendo víctimas de diversas amenazas realizadas a través de mensajes y llamadas telefónicas.

Amigos cercanos

Sánchez, en su declaración, señaló que su relación con el exconcejal Orlando Parada es la de dos amigos desde hace más de 20 años y que incluso él fue su padrino de matrimonio. “Comenzamos a compartir y a vivir las ilusiones de salir adelante con el tema profesional y con el tema político. Hasta cuando llega el monstruo de la corrupción y nos atrapa, y es lo que hoy nos tiene aquí”, señaló.

Habló también de su cercanía con el exalcalde de Bogotá Samuel Moreno, a raíz de la relación que los hijos de cada cual iniciaron en el club El Nogal. Señaló que desde ese momento se veían en sus lugares de residencia o en la oficina.

Sin embargo, tiempo después hubo un distanciamiento porque algunos amigos suyos lo propusieron para ser cabeza de la Personería de Bogotá, algo que no cayó bien entre el entonces alcalde y su hermano, el senador Iván Moreno, los cuales tenían como aspirante a quien luego sería elegido en el cargo, Francisco Rojas Birry.

Durante la audiencia el abogado le pidió al juez que le dejara hacer un preámbulo de los motivos por los cuáles su hijo lo acompañaba en la sala, mientras el rendía su testimonio.

“Hoy está acompañándonos mi hijo Sebastián, le dije que nos acompañe porque quiero que aprenda varias lecciones, de arrepentimiento, de comportamiento indebido y aponer la cara cuando haya que hacerlo. Como se lo he pedido a mi hermano y amigo Orlando Parada, que me acompañó dos años atrás a negociar con la Fiscalía”, dijo Sánchez.

Tormenta del 'carrusel'

Para Sánchez fue grande fue la preocupación cuando la Fiscalía comenzó a llamar a personas para que dieran explicaciones sobre su relación con el ‘carrusel de contratos’. Es el caso de Orlando Parada, quien debió comparecer una semana antes de las elecciones para el Consejo de Bogotá en el 2011, lo que complicaba las aspiraciones del cabildante para ser reelegido.

“Esta campaña fue muy tormentosa porque lamentablemente el monstruo de la corrupción estaba cerca para pasarnos la cuenta. La señora Viviane Morales (entonces fiscal general) cita a Orlando Parada para que hablara de lo relacionado con el ‘carrusel de contratos’ en Bogotá”, explicó Sánchez. 

Por otro lado, acerca de la elección de Iván Hernández en la UMV, el abogado dijo que Iván Moreno le pidió que hablara con Parada para que diera el aval, pues debía tener el respaldo de los concejales del Partido de la U para que Samuel Moreno lo nombrara, lo que abrió la puerta a la manipulación de varios contratos.

Habló de un contrato firmado por Manuel Sánchez Abogados (su firma) y Javier Mejía, por un valor de 794 millones de pesos con el cual se legalizó la comisión que estaba pagando la firma Patria S. A. por haber sido supuestamente beneficiada a la hora de licitar. Señaló que como prueba existen cuatro facturas, cuatro giros y los cuatro extractos bancarios donde la firma Patria le hace la entrega del dinero.

Según la Fiscalía, Parada para el año 2009 influyó como cabildante de Bogotá sobre “Iván Alberto Hernández, director de la Unidad de Mantenimiento Vial, para que él desde su cargo favoreciera a proponentes en la adjudicación de contratos otorgados”. Además habría utilizado su influencia sobre Hernández para conseguir nombramientos a cargos públicos de manera irregular.

El ente investigador dijo que el exconcejal y Andrés Camacho Casado e Hipólito Moreno hicieron una alianza con la cual llevaron a Hernández a su cargo a cambio de que les entregara un porcentaje de los contratos que desde UMV se concedían. 

Sus razones

Sánchez señaló que junto con Parada estuvo haciendo negociaciones con la Fiscalía para entregar información a cambio de beneficios judiciales. Detalló que para acudir a las citas, pedían que les enviaran un vehículo del ente investigador para entrar por el parqueadero, con lo que evitaban que los medios de comunicación se dieran cuenta de los acercamientos.

“Le pedí a Orlando que no más, que había que contar la verdad, para mí no es fácil venir a hablar de una persona con quien he compartido tantos años”, indicó en referencia a lo que le habría solicitado a Parada de aceptar las presunta comisión de los delitos. Dijo que el excabildante le manifestó a la Fiscalía que podían llegar a un acuerdo, pero que primero quería ver el principio de oportunidad firmado con él mismo.

Parada está recluido actualmente en la cárcel La Picota. Es uno de los nueve concejales y exconcejales afectados recientemente con el embargo por parte de la Fiscalía a bienes por un valor que se acerca a 20.000 millones de pesos. La Fiscalía le imputó los delitos de cohecho impropio y tráfico de influencias. ¿Declarará lo que sabe?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.