Domingo, 21 de diciembre de 2014

| 2013/04/22 00:00

Cartagena llora la muerte de Campo Elías Terán

El exmandatario, que había renunciado a la Alcaldía ante su grave estado de salud, falleció este lunes.

Campo Elías Terán, alcalde de Cartagena Foto: Archivo SEMANA

Como si presintiera que su enfermedad no le daría más tregua, el exalcalde Campo Elías Terán presentó ante el presidente Juan Manuel Santos el viernes pasado, su carta de renuncia. En ella escribió: “Espero que mis compatriotas me recuerden como el alcalde amigo y honesto que quiso ayudar a los desfavorecidos”.

Tal vez en Cartagena así lo recuerden. Campo Elías era un gran hombre del periodismo que, desde su tribuna en el Noticiero Popular de la emisora La Cariñosa de RCN, no se cansó en ayudar a los pobres. En Cartagena aun lo recuerdan empujando campañas cívicas para que recogieran la basura de la ciudad, para que atendieran a sus coterráneos en un hospital o para que arreglaran el alumbrado público.

Así se pasó la vida 30 años hasta cuando le dio por incursionar en la política. En 2011 hizo una campaña maratónica para alcanzar la alcaldía de Cartagena. Estaba convencido que podía, desde allí, solucionar los grandes problemas de La Heroica. Se lanzó de manera independiente y se inscribió por el partido ASI con el apoyo de La U y de los conservadores. Sacó 168.000 votos, 48.000 más de los que sacó Judith Pinedo, su antecesora, en 2007.

El 15 de agosto les dijo a sus amigos más cercanos que se sentía mal. Comenzaron los exámenes de rutina y un mes más tarde anunció que tenía cáncer en los pulmones. Desde entonces comenzó su tragedia. Se trasladó a Bogotá para iniciar un complejo tratamiento.

Regresó en septiembre a Cartagena pero no aguantó mucho. El primero de octubre se vio en la necesidad de trasladarse nuevamente a Bogotá para seguir su tratamiento del que no se recuperó del todo. En su puesto fue nombrado temporalmente el director del departamento para la Prosperidad Social, Bruce Mac Master.

Mientras luchaba con su cáncer, que habría hecho metástasis, sus abogados peleaban por una suspensión que le impuso la Contraloría por una supuesta irregularidad en un contrato de aseo de una escuela pública. Sin embargo la suspensión nunca se hizo efectiva porque Campo Elías tenía vigente una incapacidad por su enfermedad.

Campo quería seguir luchando y así lo hizo. A comienzos de este año anunció su regreso porque se sentía bien. Dio entrevistas en la prensa donde decía que no se dejaría ganar la batalla del cáncer. Pero su voluntad no fue suficiente para vencer a la enfermedad. Por eso el viernes pasado tomó la determinación junto con su familia de renunciar al cargo.

En su puesto queda el alcalde encargado Carlos Otero quien estará allí hasta cuando el presidente encargue a una persona que presida las elecciones atípicas que se dará pronto. Tal vez en Cartagena lo recuerden como él quiso: “como el alcalde amigo y honesto que quiso ayudar a los desfavorecidos”.

¿Quién era el exalcalde?

La mayoría de los cartageneros lo conocieron por su voz. Incursionó en la radio desde los años setenta en la Voz de Montería de radio Todelar, inicialmente como un hobby. Llegó a Cartagena hace 29 años y dirigió durante los últimos 15 el Noticiero Popular de RCN, con emisiones en la mañana y al mediodía: siete horas en las que daba noticias, regalaba mercados, útiles escolares y hasta carne que le aportaban algunas empresas.

Este trabajo le generó una imagen de intermediario eficaz entre el Estado y los necesitados. Su lenguaje era chabacano y popular. Y cubrió noticias deportivas, lo cual le permitió viajar a los Mundiales de Fútbol de Estados Unidos y Francia, a muchas peleas por un título mundial y a series de béisbol de las Grandes Ligas.

Su trayectoria en la radio no significa que no tenga apoyo político. Campo Elías Terán se presentó como el candidato popular, pero su aspiración fue respaldada por el exgobernador de Bolívar, Miguel Navas; el empresario Óscar Brieva, accionista mayoritario de un canal de televisión por suscripción; el exdirector nacional de Regalías Juan Manuel Barraza; el gerente de la Sociedad Portuaria de Cartagena, capitán Alfonso Salas; el constructor Arturo Cepeda y el industrial Amaury Covo, entre otros.

Campo Elías desmintió la existencia de esos apoyos diciendo que solo lo respaldaban Navas y Brieva.

La popularidad y la fuerza electoral de Terán tienen desconcertados a los sectores de la política tradicional, que pasaron los últimos cuatros años esperando el fin del gobierno de Judith Pinedo para recapturar la administración distrital.

La fortaleza de Terán estaba en que su arraigo se extiende a todos los sectores, con énfasis en los estratos populares. Su mayor debilidad está en los grupos de más altos ingresos, pero no tiene un rechazo muy fuerte.

En su momento, la victoria del exlocutor radial Campo Elías Terán se explicó por dos razones. La primera, porque su discurso demagógico pegó bien en una ciudadanía insatisfecha, pesimista y que busca un cambio. El segundo motivo es que el ambiente político está caracterizado por una profunda desilusión con la gestión de la actual alcaldesa, Judith Pinedo.

En repetidos foros y columnas periodísticas, voces autorizadas y contradictores de Campo Elías le manifestaron que no está preparado para gobernar una ciudad con todos los problemas que tiene Cartagena.

Pero Terán siempre sostuvo que conoce los problemas de la ciudad y que escogerá muy bien a su equipo. Prometió que no gobernará con recomendados políticos y que incluso mantendrá a algunos funcionarios de la actual administración.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×