Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/12/2011 12:00:00 AM

Cartagena en su Bicentenario

Más allá de las fiestas, La Heroica celebró sus 200 años de independencia reivindicando su papel crucial en el nacimiento de la nacionalidad colombiana.

El pasado fin de semana, Cartagena vivió uno de los momentos más inolvidables de su vida republicana, al conmemorar el Bicentenario de su declaración de independencia absoluta de España, ocurrida el 11 de noviembre de 1811. Pero no es una celebración más. A medida que esos acontecimientos independentistas han cumplido 200 años, Cartagena y otras ciudades han empezado a replantearle al país el papel fundamental que desempeñaron pero que fue eclipsado por la historia oficial.

En efecto, cuando se consolidó la memoria histórica, quedaron como las fechas patrias más importantes el 20 de julio de 1810, cuando el cabildo de Santafé promulgó la Independencia, y el 7 de agosto de 1819, con la batalla de Boyacá.

Pero al contrario de lo que se piensa comúnmente, en esos turbulentos años casi todas las provincias declararon una separación relativa, que implicaba su fidelidad a la legítima Corona española, personificada en Fernando VII. Pero ese no fue el caso del Acta del 11 de noviembre de 1811, por la cual La Heroica, a diferencia de Santafé, declaró su independencia absoluta. Con razón, Rafael Vergara, miembro de la Comisión del Bicentenario de Cartagena, comentó: "La memoria centralista es injusta e inexacta, pues ni el 20 de julio marcó la independencia de España ni la Batalla de Boyacá la selló. Por el contrario, solo el 10 de octubre de 1821, cuando las tropas españolas salieron de Cartagena después de ser sacadas del Caribe colombiano durante ese año, se selló la independencia absoluta de Colombia".

De hecho, esta ciudad y su provincia pagaron el precio más alto en vidas y pérdidas económicas en esa gesta, tanto que durante todo el siglo XIX el esplendor del Corralito fue reemplazado por la pobreza y la decadencia, y la ciudad solo se pudo recuperar a comienzos del siglo XX. De ahí que 200 años después la ciudad se haya volcado para recordar su papel en la historia de Colombia y para rescatar otras figuras y actores populares que, como Pedro Romero o José Prudencio Padilla, tuvieron que ver en la construcción de la República.

Las celebraciones comenzaron el miércoles, cuando la alcaldesa Judith Pinedo Flórez inauguró el Parque de Chambacú, a  orillas de la laguna del mismo nombre, que hasta hace pocos meses era un sitio que avergonzaba a los cartageneros, pues se había convertido en todo un basurero en pleno Centro Histórico. Allí fue trasladada la estatua de la India Catalina.

Pinedo, quien desarrolló su mandato para cumplir los sueños de los independentistas cartageneros de cerrar las brechas sociales, aseguró que este espacio contará con una oferta cultural permanente que incluirá presentaciones teatrales y musicales, y garantizó que el sitio tendrá un puesto de Policía que además de mantener la seguridad, será un punto de información turística. Al recuperar este espacio también se pretende cumplir con la finalidad del proyecto de revitalización del Centro Histórico, que busca unir el Castillo de San Felipe con el resto de las plazas y plazoletas.

El viernes se realizó el desfile del Bicentenario, en el que participaron 180 comparsas con más de 7.000 personas, y a lo largo del fin de semana se presentaron comparsas, y representaciones teatrales de las gestas que dieron lugar a la independencia de Cartagena. Más allá de las fiestas y ceremonias, la celebración de este Bicentenario y la reflexión sobre la memoria histórica nacional apenas comienzan.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.