Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/24/2015 6:00:00 PM

Capturan a otro exalcalde de Cartago, Valle

Luis Alberto Castro fue aprehendido junto con cuatro exfuncionarios, acusados de apropiarse de $2.000 millones en contratos ficticios.

En menos de tres meses dos exalcaldes de Cartago, Valle, han ido a parar a la cárcel para responder ante la Justicia por presuntos hechos de corrupción e irregularidades en la contratación.

El primero en dar ese paso fue el exmandatario Germán González Osorio, quien el pasado 24 de noviembre se entregó a las autoridades luego de huir durante 34 meses. A él se le adelanta un juicio por presunto prevaricato y delito informático (Ver artículo).

Y este martes 24 de febrero el turno fue para el exalcalde Luis Alberto Castro Ocampo, quien gobernó esa ciudad entre el 2004 y el 2007, pero meses antes de culminar su período fue destituido por el entonces gobernador del Valle, Angelino Garzón, ante las irregularidades halladas por la Contraloría sobre presunta corrupción.

A Castro la justicia lo requiere para que responda por los presuntos delitos de concierto para delinquir, peculado por apropiación, falsedad en documento público y enriquecimiento ilícito.

En esa misma redada fueron capturados cuatro exfuncionarios y un particular. Ellos fueron el exsecretario de Hacienda Carlos Hurtado, la extesorera Doris Montoya, el exjefe de Presupuesto Carlos Bermúdez y el excoordinador de Recursos de la alcaldía Hernán Arizmendi. Del particular se sabe que es de apellido Pérez.

El escándalo por esas irregularidades estalló en mayo del 2007 cuando el diario El País de Cali publicó una investigación en la que con documentos se demostró la empresa criminal que habían montado para apropiarse de recursos públicos.

Básicamente la estrategia del fraude consistió en facturar órdenes de compra y servicios profesionales ficticios, a nombres de personas que además de no estar enteradas del fraude, ni siquiera reunían el perfil para simular la factura fraudulenta.

Por ejemplo, en ese paquete de contratos ficticios descubiertos figuraban desde empleadas domésticas, amas de casa, ancianos y hasta personas analfabetas, dictando conferencias y seminarios especializados y en otros casos vendiendo suministros para el funcionamiento de la alcaldía y sus dependencias.

De ese trabajo periodístico se desprendió la investigación que hoy tiene al exalcalde y sus exfuncionarios tras las rejas.

Fuentes de la Fiscalía Anticorrupción que adelantan el proceso informaron que el exmandatario Castro Ocampo junto con varios de sus funcionarios habrían cometido múltiples conductas punibles, con división de trabajo y con permanencia en el tiempo, “para apropiarse de manera ilegal del presupuesto del municipio de Cartago, en la suma de 2.049 millones de pesos, mediante la creación de 297 órdenes de Prestación de Servicios y de suministro, falsos”.
 
Esas mismas fuentes añadieron a través de un comunicado oficial, que la apropiación del presupuesto se habría realizado a través de la celebración, de manera ficticia, de diferentes contratos de prestación de servicios y de suministro sin el lleno de los requisitos legales, “pues de una parte los supuestos contratistas no tenían la capacidad para ejecutarlos o eran una sola persona con diferentes razones sociales, y de otra, los contratos no fueron firmados, tampoco cobrados por parte de los supuestos contratistas, y además no fueron ejecutados”.

Descubrieron en detalle la forma como ese dinero salía de las arcas públicas e iba a parar a los bolsillos de los funcionarios imputados, “posteriormente un particular, después de realizar varios endosos, cobró los cheques y entregó el dinero a funcionarios de la alcaldía, quienes, a su vez, finalmente entregaron al alcalde de la época el dinero”.

También evidenciaron cómo el almacenista registraba la entrega de elementos comprados por la alcaldía, “sin que estos llegaran al almacén y así legalizar la supuesta compra. Todo este andamiaje permitió al alcalde y sus funcionarios apropiarse de más de 2.000 millones de pesos del erario de Cartago”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.