Sábado, 21 de enero de 2017

| 2015/11/21 20:00

La casa gratis número 100.000 será entregada en El Salado

Hace tres años se lanzó el programa para darles casas gratis a los más pobres. Esta semana entregará la casa con la que el gobierno cumple la meta de lo que prometió en campaña.

Osiris vive con sus tres hijos en un rancho que les permitieron hacer al lado de una porqueriza. Esta semana recibirá su casa junto a otras familias.

Osiris Cárdenas, su esposo y sus hijos, conforman una de las pocas familias que lograron salir completas y vivas de la masacre de El Salado, perpetrada por paramilitares en 2000, en la que asesinaron a más de 60 personas. Ellos pudieron escapar hacia el monte y esconderse durante cinco días, hasta que el hambre y las inclemencias del clima los hicieron salir.

Al regresar a este caserío de El Carmen de Bolívar, se dieron cuenta de la barbarie a la que habían sido sometidos sus vecinos y amigos, pero a pesar del miedo, decidieron quedarse, en parte porque no tenían más para dónde ir. Como su casa fue destruida, debieron ocupar otras viviendas abandonadas que con el tiempo también tuvieron que dejar, una a una, a medida que sus dueños regresaban. Al final Osiris y tres de sus cuatro hijos terminaron en un rancho improvisado al lado de una porqueriza y un galpón de gallinas en la finca que maneja la organización ‘Mujeres Unidas’. A cambio, ella debe ayudar a cuidar los animales y el predio, ubicado a unos 15 minutos de El Salado.

El próximo jueves, esta mujer de 42 años y sus hijos no solo tendrán por fin una casa propia en el pueblo, con cuartos separados, baño, cocina y todos los servicios, sino que se convertirán en la familia 100.000 en ser beneficiada con el ambicioso programa de casas gratis que la administración Santos comenzó en 2012 y que buscaba llegar a esa cifra.

El presidente, Juan Manuel Santos, hará la entrega a Osiris y a otras familias de sus nuevas casas. Con esto, no se pone fin al programa, pues el Estado piensa entregar en lo que queda otras 40.000 casas gratis.

Cifras del Ministerio de Vivienda muestran que el programa benefició a las familias más vulnerables, sin capacidad de ahorro ni acceso a crédito, de las cuales el 70 por ciento son desplazadas, 15 por ciento hogares vinculados a programas sociales del gobierno y el 15 por ciento restante a familias afectadas por desastres naturales o que habitaban zonas de alto riesgo no mitigable. Estas son las cifras que dejan el programa de las 100.000 casas gratis.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.