Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/26/2010 12:00:00 AM

Casi la mitad de menores que delinquen en Colombia lo hacen bajo el efecto de la droga

El estudio fue realizado por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE), con el apoyo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la OEA (CICAD).

Casi la mitad de los menores colombianos sancionados por haber infringido la ley cometieron el delito bajo los efectos de alguna sustancia sicoactiva, según resultados de un estudio gubernamental divulgado este viernes en Bogotá.

El 49,1 por ciento de los encuestados para la investigación admitió haber consumido algún sicoactivo para incurrir en una conducta delictiva, concluyó la pesquisa, que tuvo como base entrevistas a 1.189 hombres y mujeres menores de 18 años. 

El 23,8 por ciento de ellos confesó haber delinquido para comprar droga, mientras el 35,2 por ciento dijo que los delitos que cometieron estaban relacionados con las drogas ilícitas.

El estudio fue realizado por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE), con el apoyo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la OEA (CICAD).

Los resultados del llamado Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Adolescentes en Conflicto con la Ley fueron presentados a la prensa en Bogotá por los directores del ICBF, María Pilar Villaveces, y de la DNE, Juan Carlos Restrepo, además del representante en Colombia de la UNODC, Aldo Lale-Demoz, y el líder de la investigación, Augusto Pérez.

Las entrevistas fueron realizadas a menores en libertad asistida y privación de la libertad en Bogotá, Cali, Medellín, Itagüí, Manizales, Bucaramanga, Piedecuesta, Cartagena, Neiva, Pasto y Popayán, considerados los centros urbanos con los "principales centros de atención para adolescentes infractores de la ley".

Según el estudio, "la atribución subjetiva que hacen los jóvenes al uso de drogas a su conducta delictiva es significativa".

"Sólo para el caso de la marihuana, el 66,5 por ciento de los jóvenes que cometieron el delito bajo su efecto consideran que no habrían cometido el delito si no hubieran consumido", añade la investigación.

El estudio estableció así mismo que es mayor el número de mujeres que admitió delinquir bajo los efectos de sicoativos, y también son más las menores que consumen basuco (cocaína sin refinar), éxtasis y heroína.

Igualmente, concluyó que los hombres se inician a más temprana edad en el mundo delictivo, a los 14 años, como media, que las mujeres, que lo hacen "mucho más tarde".

La investigación muestra que "las conductas por las que han sido procesados los jóvenes encuestados son, en primer lugar, el hurto (54,4 por ciento), homicidio (20 por ciento), lesiones personales (17,7 por ciento), delitos relacionados con drogas (16,5 por ciento) y delitos relacionados con armas (13,1 por ciento), entre otros".

La mayoría de los entrevistados pertenece a los tres estratos sociales más bajos, más del 80 por ciento de ellos tienen de 16 a 18 años, el 50,7 por ciento vive con su madre y hermanos, y en el 55,6 por ciento reporta que en su hogar hay problemas de desempleo.

Los responsables del estudio concluyeron que el 88 por ciento de ellos declaró haber consumido alcohol; el 77,4, por ciento marihuana; el 40 por ciento, tranquilizantes; el 36,3 por ciento, cocaína, y el 36 por ciento, inhalables.
 
EFE


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.