Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/22/2013 12:00:00 AM

“Ya está bueno de decir mentiras”

Wiímer Ayola, uno de los falsos testigos del caso Colmenares ,acusa al fiscal González de un montaje en contra de Cárdenas, Laura y Jessy.

Por estos días, cuando avanza el juicio contra el estudiante Carlos Cárdenas por la muerte de Luis Colmenares y en poco arranca el juicio contra Laura Moreno y Jessy Quintero por los mismos hechos, apareció un testimonio que puede darle un vuelco a este proceso que ya pocos entienden por la cantidad de elementos a su alrededor.

Se trata de un testimonio de José Wílmer Ayola, aquel celador de un edificio en el occidente de Bogotá que mintió al decir que había visto cómo Carlos Cárdenas golpeaba al estudiante Colmenares.

Ayola se encuentra detenido por falso testimonio, entre otros delitos, y hace pocos días les confesó a varios investigadores de la Fiscalía lo que muchos sospechaban: que su primer testimonio fue producto de un montaje para involucrar a la familia de Carlos Cárdenas, lo mismo que a las de Jessy Quintero y Laura Moreno. El video fue revelado por Noticias RCN, y Semana.com lo reproduce en su totalidad.

“(…) Ya está bueno de decir mentiras y ya era hora de decir la verdad. Yo estoy recluido en La Modelo por cometer un delito y hablar mal de ciertas personas y yo no quiero que haya injusticia y metan a la cárcel a alguien como a Carlos Cárdenas. Yo participé en ese montaje”.

Ayola habló expresamente del primer fiscal del caso, Luis González, a quien señaló de orquestar la trama. “El doctor González me dijo que a cada testigo le iba a dar un sueldo de 530.000 pesos mientras pasaba el proceso”. Ayola dijo que quien le daría el dinero sería el doctor y supuso que se trataba del papá de Luis Colmenares.

“Nosotros habíamos hecho un pacto con el doctor González de hacer unos correos electrónicos donde involucráramos a las familias de Carlos Cárdenas, de Jessy Quintero y de Laura Moreno donde decíamos que supuestamente nos estaban amenazando y que estaban hablando mal del fiscal y de la familia Colmenares. Eso fue el año pasado”.

Ayola dijo que en el montaje contra Laura Moreno había que decir que ella, en el momento de la supuesta pelea donde habría muerto Colmenares, le había quietado el teléfono celular al estudiante y lo había golpeado. “Todo tenía que encajar. A nosotros nos contactó una persona y me dijo todo lo que nosotros teníamos que decir a él (al fiscal González)”.

¿Por qué darle credibilidad a su testimonio?, preguntó uno de los investigadores que interrogaban a Ayola. Él respondió: “Porque ya está bueno de decir mentiras. Fue un testimonio que fue manipulado por el fiscal González y fue orquestado por el mismo para que dijéramos esas mentiras”.

Ayola dijo estar dispuesto a juramentar esa confesión ante cualquier autoridad y dijo que, estando en la cárcel, el fiscal González se comunicaba con él para tranquilizarlo. “Él decía que no nos iba a dejar solos, que por el falso testimonio (por el que está procesado) nadie los iba a condenar y que nos iban a dar la libertad y que podíamos demandar al Estado y que sostuviéramos la mentira”.

El tema no es de poca monta. Se trata de una confesión contra un fiscal que, como González, llevó el caso Colmenares desde sus inicios y que después fue duramente cuestionado por presunta manipulación del caso.

De todas maneras este testimonio deberá ser mirado con reserva, al igual que el de los los otros dos testigos que han mentido a los largo del proceso. ¿Esta vez será verdad lo que dice? La justicia tiene la palabra.

Vea el video en el que habla Wílmer Ayola a continuación:

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.