Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/5/2014 12:00:00 AM

La hora cero para Carlos Cárdenas

Para este viernes está programado el fallo del estudiante por la muerte de Luis Andrés Colmenares.

El 6 de junio del 2012 fue capturado Carlos Cárdenas y vinculado formalmente al proceso por la muerte del estudiante Luis Andrés Colmenares. El 6 de junio del 2014, dos años después, la fecha coincide y el joven sabrá si será condenado o declarado inocente por el fallecimiento del universitario.

Este proceso por la muerte de Colmenares es quizás uno de los más mediáticos en la historia judicial reciente del país y se puede decir que no hay un solo colombiano que aún no hable de él y no tome partido.

Cárdenas permaneció un mes en la cárcel tras su captura y su proceso ha avanzado de manera más rápida que el de Laura Moreno y Jessy Quintero, vinculadas primero a la investigación. En su ausencia -ya que ha sido su deseo no comparecer a las audiencias del juicio- la Fiscalía buscó demostrar su vínculo con la muerte de Colmenares, ocurrida el 31 de octubre del 2010. Está señalado por los delitos de homicidio doloso agravado en calidad de autor material y soborno.

Por el proceso también han pasado cuatro fiscales. La más reciente y la que llevó la batuta del ente acusador durante la etapa preparatoria y de juicio contra Cárdenas fue la exfiscal cuarta delegada ante la Corte Suprema de Justicia, Martha Lucía Zamora, quien renunció hace pocas semanas al ente acusador.

Durante el juicio, que terminó el pasado 27 de junio la Fiscalía, cuya teoría es la de un crimen pasional, solicitó que la pena contra Cárdenas oscilara entre 33 y 50 años de cárcel. Por el estrado judicial desfilaron decenas de funcionarios del cuerpo de bomberos, policías que buscaron al joven la madrugada del 31 de octubre del 2010, así como peritos, estudiantes y familiares de la víctima que ayudaron a perfilar el caso en el estrado.

Los abogados de Cárdenas aseguraron que la Fiscalía no demostró que Colmenares fue asesinado y menos que Carlos Cárdenas participó del supuesto crimen. Y por ese camino la Procuraduría respaldó el pedido de absolución para el universitario por duda probatoria. La Fiscalía también sorprendió al pedir que no se condene al universitario por soborno, pero sí por homicidio.

Las cartas están sobre la mesa y la última palabra la tiene el juez. El fallo puede marcar el rumbo del otro proceso paralelo contra Laura y Jessy. Sobre la decisión, las partes tienen la posibilidad de apelar ante el Tribunal Superior de Bogotá, para que estudie el caso en segunda instancia.

El juez que tomará la determinación

Ignacio Humberto Alfonso Beltrán es el juez 27 penal del circuito con función de conocimiento de Bogotá, quien tiene la no fácil tarea de emitir el fallo en el proceso contra Cárdenas.

El juez, a sus 49 años tiene una larga carrera en la rama judicial. Pasó por diferentes cargos en la Fiscalía donde laboró por 19 años y luego, tras superar el concurso de méritos con destacadas calificaciones, llegó a ser juez.

Es oriundo de Junín (Cundinamarca), una población a 103 kilómetros de Bogotá marcada por la tradición y la cultura. Es ese municipio siendo muy joven comenzó su vida académica en la Normal Departamental. Tiene estudios en derecho en la Universidad Católica de Colombia y en la Universidad Militar Nueva Granada. Es especialista en Ciencias Penales.

Alfonso debió sortear la dificultad que representa para cualquier juez un caso tan publicitado y tan cargado de emociones. Su gran reto fue el no dejarse contaminar y poder decidir con el código en la mano y con los elementos probatorios discutidos en las interminables audiencias del juicio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.