Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/24/2017 11:57:00 PM

"Siento consideración por Laura Moreno y Jessy Quintero": Mario Iguarán

El exfiscal general dice que celebra el reciente fallo que absolvió a quienes fueran compañeras de Luis Andrés Colmenares. Como abogado, Iguarán defendió a Carlos Cárdenas.

Semana.com: Sorprendió que luego de conocerse las razones del fallo que absolvió a Laura Moreno y Jessy Quintero por la muerte de Luis Andrés Colmenares, usted publicara un comunicado criticando la posición del papá de él. ¿Por qué lo hizo?

Mario Iguarán: Tengo toda la consideración frente a un padre que ha perdido a su hijo. Pero me gustaría también pedir consideración por los otros padres de familia que han sido injusta y arbitrariamente sometidos a este proceso. Me consta en el caso de Carlos Cárdenas, a quien defendí como abogado, que su familia está totalmente estigmatizada y que día a día viven con un riesgo en su integridad moral y física, quizá para el resto de la vida.

Semana.com: ¿A qué se refiere cuando habla de “riesgo”?

M.I.: A Carlos Cárdenas, a pesar de que hay un juez y un Tribunal que lo declararon inocente, su vida se le arruinó. No pudo seguir con sus estudios. No puede salir a la calle. A los estudiantes en este caso se les agrede no sólo a través de las redes, sino también en la vida real, en las calles. Entonces sí me genera mucha consideración el señor Colmenares, pero me causa extrañeza que insista en que Cárdenas tuvo que ver con la muerte de su hijo cuando ya hay una sentencia que confirma que es inocente.

Semana.com: El señor Colmenares cree que Cárdenas es culpable.

M.I.: Lo que vemos aquí es que una cosa es lo que se sale a decir ante los medios y otra cosa es lo que se hace y se dice dentro del proceso. Tanto la Fiscalía como el señor Colmenares habrían podido en ese momento promover un recurso judicial, como por ejemplo una casación para que el caso llegara a la Corte Suprema. Si él considera que Carlos Cárdenas es culpable, la pregunta es: ¿Por qué no lo dijo en la oportunidad procesal?

Semana.com: ¿Considera que existe cierto tipo de populismo punitivo?

M.I.: ¡Por supuesto! ¡Y nefasto! Muy perverso porque le hace daño a una persona que fue declarada inocente.

Semana.com: ¿Pero no querría la familia Colmenares revivir el proceso de Cárdenas?

M.I.: No sabemos. En alguna oportunidad el señor Colmenares señaló que tenía pruebas para incriminar a Carlos, pero nos quedamos esperándolas... Bueno, las recibimos y fueron tres testigos que para el fiscal Antonio Luis González (quien estaba al principio encargado del proceso) eran suficiente indicio para capturar y dictarle una medida de aseguramiento a Carlos Cárdenas.

Semana.com: ¿A qué testigos se refiere?

M.I.: A los tres que terminaron siendo falsos. Al señor Wílmer Ayola se le pudo demostrar que el día que ocurrieron los hechos no podía estar en el parque El Virrey porque se encontraba a kilómetros de distancia e incluso dejó registro de que su llegada en la urbanización Bochica en el occidente de Bogotá. La máxima oportunidad que tuvo para poder ir al lugar y cometer el delito fueron 19 minutos.

Semana.com: ¿Y los otros testigos?  

M.I.: El señor Jonathan Martínez dijo en su declaración que vio cómo Carlos Cárdenas golpeaba al joven Colmenares, pero cuando verificamos el hecho nos encontramos que para poder verlo no podrían existir ocho o nueve edificaciones, las cuales se construyeron entre 20 y 50 años atrás. 

Semana.com: ¿Y el otro?

M.I.: Y el tercer testigo, el señor Jesús Martínez, aseguró que se dedicaba al microtráfico y que ese día andaba en un Mazda plateado de su propiedad. Olvidó el detalle de que para ese día él todavía no había adquirido ese carro. Ese carro estaba con su dueño, en Villavicencio. Esos testigos reconocieron que mintieron y están condenados. La pregunta es: ¿Por qué no se ha acusado y condenado al fiscal González? Yo creo que así tenga un costo enorme para la Fiscalía, él sí le hizo un grave daño a la institución y a la justicia. Él fue el que creó todo esto.

Semana.com: ¿Cómo vive hoy en día Carlos?

M.I.: Su vida se echó a perder. Carlos no es el joven de los apellidos que decían que tiene, que familiar del ministro, que de los Cárdenas. ¡No! Es una persona sin abolengos. Ni el joven de los recursos económicos que dicen que tiene. Para ser ilustrativos, Carlos es lo que llamamos “clase media”. Es el hijo que hace reír a todos en la casa, el que cargaba a su mamá, el que la consentía. Normalmente, casi siempre, el conductor elegido en las reuniones familiares y sociales. 

Semana.com: ¿Por qué la justicia lo declaró inocente?

M.I.: Por esos testimonios, pues todos los estudiantes aseguraron que él no estaba ese día en el lugar de los hechos. Pero sobre todo por una prueba técnica que así lo demostró. En esa madrugada él hizo unas llamadas por teléfono que lo muestran en lugares distintos. Entonces a la hora en que se dice que ocurrieron los hechos, Carlos estaba muy lejos del Virrey. Cuando uno va en un automóvil, caminando o en bicicleta, y va hablando por teléfono, cambia una especie de celda cuando pasas a otra área. Eso demostró el recorrido de Carlos Cárdenas esa noche. Entonces, a menos que tuviera el don de la ubicuidad, no podía estar ahí.

¿Cómo recibió usted el fallo absolutorio de Laura Moreno y Jessy Quintero?

M.I.: Ya lo había manifestado con anterioridad porque conozco el caso y sabía que lo que se trataba era un accidente y no un homicidio. Por eso, el mismo sentimiento de solidaridad y consideración que tengo hacia Carlos Cárdenas lo tengo hacia Laura Moreno y Jessy Quintero. ¡Es más, mire lo injusto en el caso de Jessy, que era la amiga de Colmenares! Entonces sí celebramos el fallo. Esto fue un fatídico accidente de un joven brillante y carismático como lo era el joven Colmenares, pero también fue un accidente casi que mortal para Carlos Cárdenas, Laura Moreno y Jessy Quintero porque creo que les invalidó, en gran parte, su vida. 

Según su criterio, ¿a qué se debe que exista un linchamiento hacia la decisión judicial?

M.I.: Qué bueno que esta juez haya ido más allá. Qué bueno que haya señalado y ordenado investigar a los bomberos y a Máximo Duque, a pesar de todo el dolor que me causa porque fui yo quien nombró a Máximo Duque director de Medicina Legal. ¡Él era mi mano derecha! Pero, como se lo dije en la etapa de juicio: "Su dictamen fue inhábil, fue incompleto, fue inescrupuloso". Es inentendible que Máximo Duque no sea objeto de una investigación cuando él mismo reconoció públicamente, en el juicio de Carlos Cárdenas, que no hizo la identificación técnico-científica del cadáver. Y cuando se le preguntó el motivo por el cual no lo hizo, contestó que no lo consideró importante.

El magistrado del Tribunal determinó que la muerte de Luis Andres Colmenares obedeció a un homicidio, mientras que la juez Paula Astrid Jiménez estipuló que había sido un accidente ¿Por qué motivo cree usted que ambos fallos no concuerdan?

M.I.: Fue un fatídico accidente. Estaba todo acreditado y, por eso le digo, es muy importante que se investigue a los bomberos. Es que el primer turno de bomberos no siguió el procedimiento, porque después hay un segundo turno del que hace parte William Gómez que contó las cosas como eran. Tal vez porque al momento que va a declarar en juicio, ya no hacía parte de la institución, ya no tenía esa solidaridad de cuerpo... una solidaridad malosa, ¿no? Porque esa solidaridad cometía injusticias y evitaba que se conociera la verdad.

Teniendo en cuenta todo lo mencionado por usted. ¿Cometió un grave error el magistrado?

M.I.: Sí. Yo creo que no va a ser él quien conozca de la segunda instancia (de la denuncia en contra de Jessy y Laura) porque está impedido. Entre otras cosas, porque en la providencia del caso de Carlos Cárdenas se pronunció irresponsablemente y atrevidamente sobre la suerte de Laura y Jessy. ¡Mire, le estoy hablando del magistrado que confirmó la absolución de Carlos Cárdenas! Pero para ser muy honestos, yo debería decirle: "Qué voy a decir algo del magistrado que me confirmó la absolución de mi cliente". ¡Pero no! Él, irresponsable y atrevidamente, se pronunció sobre la suerte de Laura Moreno y Jessy Quintero. Estoy convencido de que por las pruebas técnico-científicas que muestran cómo el agua en ese momento sí podía arrastrar el cuerpo, es que aquí ha habido mucha falacia.

Había quienes decían que se desaparecieron las cámaras. Yo me pregunto: ¿Habrá alguien con tanto poder? Porque ahí en esas esquinas hay entidades bancarias, hoteles de cadenas importantes, un CAI, ¿Será que las personas encargadas de la vigilancia de estas entidades reconocidas se van a prestar para esconder esa información? ¿Te imaginas eso? Eso no tiene sentido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.