Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/19/2013 12:00:00 AM

La purga del Tribunal a pruebas del caso Colmenares

El Tribunal Superior de Bogotá decidió finalmente sobre las evidencias que mantenían paralizado el proceso.

El Tribunal Superior de Bogotá puso punto final a discordia por las pruebas que mantenían paralizado el proceso contra Laura Moreno y Jessy Quintero, por la muerte de Luis Andrés Colmenares. Este jueves se Decidió sobre cerca de 15 evidencias algunas de ellas incorporadas por el juez del caso para el juicio y otras que habían sido negadas. 

El Tribunal dejó por fuera los testimonios de un médico forense, dos patólogos y dos físicos. Uno de los testigos no admitidos es Jairo Peláez Ramos (quien realizó levantamiento topográfico); fueron negadas las declaraciones y peritazgo que se le habían ordenado a la Fiscalía. También se rechazaron los testimonios de los peritos de la defensa Gloria Mercedes Jiménez, César Manuel Carrillo, Manuel Julio García y Rodolfo Torres Correa. Al igual que las declaraciones del médico forense Rubén Darío Angulo.

En el caso de Angulo el Tribunal dijo que “no se discute que ese elemento material probatorio pudo ser relevante en otro momento procesal, como la imposición de la medida de aseguramiento y la imputación, pero para la Fiscalía y no lo será para el juicio al punto que ha presidido de esa prueba”.

Mientras sí será tenido en cuenta los elementos materiales probatorios presentados a través del testigo de los bomberos Isaías Lizarazo Pérez, Franklin García Romero, Jorge Hernán Cuadro Bernal y Willinton González.  Asimismo, se aceptó el testimonio de Cecilio Botella, antropólogo español y el de Yucasta Brugal, una médica patóloga. 

También será escucha Daniel Orlando Cárdenas, el último ordenado como prueba de la defensa de Laura Moreno, “el testigo era una persona allegada a la víctima y que tenía conocía el comportamiento de que esta tenía cuando bebía”. 

Otro de los que deberán acudir al juicio son tres agentes de la Policía que estaban trabajando en el CAI del parque El Virrey en la noche de los hechos, y que son adicionales a los que ya habían sido solicitados por la Fiscalía. 

“La defensa de Laura Milena solicitó diez testimonios y que el juzgado por considerarlo repetitivos le solicitó que escogiera tres de ellos, si bien la Fiscalía afirma que esos testigos no tienen ni ninguna información de los hechos, esa sola información no basta para inferir que se está ante pruebas impertinentes”, dijo el Tribunal. 

Sobre el número de peritos que había solicitado la defensa y que fueron admitiros por el juez 11 penal del circuito con funciones de conocimiento, la corporación, estimó que es pertinente solo escuchar a algunos de ellos, pues todos aportan la misma información. 

“No tiene sentido acudir a cinco peritos diferentes, pues dos de ellos están en capacidad de su ministrar elementos de juicio en relación con las causas de la muerte y su compatibilidad o no con la lesiones encontradas en las víctima (…) los testigos y los peritos no se cuentan, sino que se pesan que es algo muy diferente”, indicó el Tribunal, al tiempo que explicó que la determinación se da “con el ánimo de no dilatar la actuación el Tribunal considera que es jurídicamente correcto y materialmente justo limitar el número de perito de la defensa”.

Para el Tribunal “choca contra la razón que si un proceso se adelante contra diez acusados, y si todos ellos han solicitados las misma pruebas, estas se han de practicar diez veces para darle gusto a los defensores. Lo que interesa no es el número de veces que una misma fuente repita una misma información en el juicio, sino que tal información se conozca y sea susceptible de valoración”.

Al finalizar la diligencia tanto la Fiscalía como la defensa se mostraron conformes con la determinación del Tribunal Superior de Bogotá.  

Además, la Fiscal Martha Lucía Zamora dijo que por ahora o se puede incluir como prueba la grabación de Jorge Moreno, padre de Laura Moreno, en donde se escucha diciendo que su hija tiene información sobre los hechos que rodean la muerte de Colmenares. 

“Se hizo una valoración frente a la legalidad de estas pruebas (…) Estuvimos pendientes de las personas que hicieron esa grabación para que le explicaran a la Fiscalía las razones por las cuales las hicieron, estas personas no han comparecido y para la Fiscalía ahora se tratan de pruebas ilegales”, dijo. 

Se espera que el juicio contra las dos jóvenes sea reanudado en enero del próximo año. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.