Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/22/2014 12:00:00 AM

Se va la fiscal del caso Colmenares

La fiscal Marta Lucía Zamora presentó renuncia al cargo de fiscal delegada. Se va cuando termine el juicio, en el caso Colmenares.

La actual fiscal delegada ante la Corte Suprema, Marta Lucía Zamora, se ha ganado el respeto de sus colegas desde las épocas en que como juez decidió sobre algunos aspectos del caso Foncolpuertos. Luego, como magistrada auxiliar en el grupo que investigó la parapolítica, se destacó por poner tras las rejas a varios ‘caciques’ políticos que mantuvieron nexos con jefes paramilitares.

El 30 de junio de 2011 renunció a ese cargo y desde del 8 de marzo de 2012 asumió como asesora de despacho de la entonces fiscal general, Vivian Morales. Con su salida, meses más tarde, el presidente Juan Manuel Santos posesionó a Zamora como fiscal general encargada y luego, con el arribo de Eduardo Montealegre al frente del ente acusador, fue nombrada como directora de la Unidad de Fiscales Delegados ante la Corte.

Allí le fueron confiados importantes casos, como el de la secretaria general del Consejo Superior de la Judicatura, Yira Olarte, involucrada en el ‘carrusel de pensiones’ de ese alto tribunal. Así mismo, le dio forma al proceso contra el exgobernador de La Guajira Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez, que lo tiene privado de la libertad. Pero no todo fue gloria. Zamora fue señalada de darle un mal manejo al polémico proceso contra el exdiputado del Valle Sigifredo López.

También tiene en sus manos el proceso por la muerte del joven Luis Andrés Colmenares, tras la estruendosa salida del fiscal Antonio Luis González. Fue ella quien detectó que los tres principales testigos habían mentido y ayudó a que fueran enjuiciados y condenados.

Tras un tiempo de letargo, el caso contra las jóvenes Laura Moreno y Jessy Quintero se reactivó al entrar en etapa de juicio y al regresar a las primeras planas. Pero los reflectores y el prestigio que podrían dar el afamado proceso, se oscurecieron de repente para Zamora la noche del lunes anterior: le presentó su renuncia al fiscal general.

Dicen algunos funcionarios en la Fiscalía que ella se sintió incómoda por varios de los cambios que se llevan adelante en el ente acusador en el marco de la reestructuración emprendida por Montealegre, pero es algo que aún está por establecerse.

Lo que sí es cierto es que el fiscal general le aceptó de inmediato la dimisión, pero le puso una condición: terminar los alegatos del juicio en el caso Colmenares. Ella, como nadie, conoce el expediente y confía en conducir esta incierta nave hacia buen puerto.

Es así como terminaría la fulgurante historia de la fiscal Marta Lucía Zamora en el ente acusador. Nadie sabe cuáles serán sus pasos en adelante. Sin embargo, su nombre todavía suena entre el listado de aspirantes a ocupar una silla en la Corte Constitucional, en reemplazo del magistrado Nilson Pinilla.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.