Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/7/2012 12:00:00 AM

Caso del joven grafitero apenas comienza

Con el envío a la cárcel del patrullero Wílmer Alarcón no termina este caso. En la audiencia de imputación la pregunta sobre si se alteró o no la escena del crimen quedó abierta. Familia del joven asesinado pide claridad en los hechos.

Los papás de Diego Becerra, muerto en confusos hechos a manos del patrullero Wílmer Alarcón el 19 de agosto del 2010, sintieron un descanso cuando la juez 54 con función de garantías determinó que mientras avance el juicio por la muerte del joven, Alarcón debe estar en la cárcel. Sin embargo, la pelea porque la justicia aclare los hechos no termina.
 
Gustavo Trejos, padre de Diego Felipe, afirmó al término de la diligencia, que se cumplió a puerta cerrada, que durante la imputación de cargos al patrullero se conocieron detalles que confirmarían la teoría que ha manejado la familia de la víctima, según la cual la escena del crimen, la noche del 19 de agosto del 2010, habría sido manipulada.
 
Sobre ese aspecto, la Fiscalía seguirá investigando y se espera que en los próximos días fije una fecha en la que comparezcan siete civiles y 25 policías para declarar dentro del proceso y determinar sí existió o no una manipulación por parte de algunos uniformados.
 
Trejos recuerda el resultado que arrojó Medicina Legal, que determinó que el arma que se encontró en el lugar no servía, así como también quedó desmostrado que Diego Felipe no manipuló la pistola, que según la versión de la Policía usó para supuestamente atracar una buseta.
 
Con datos como esos y otros, que la abogada de la familia del muchacho asegura tener, esperan que dentro de poco tiempo se fije la responsabilidad de altos mandos de la Policía Metropolitana de Bogotá en lo ocurrido aquella noche.
 
"Queremos que se limpie el nombre de mi hijo. Él no era un ladrón", aseguró Liliana Lizarazo, mamá del joven, quien reiteró que no guarda rencores contra el patrullero que disparó y que lo único que quiere es que se aclare quiénes y por qué alteraron la escena del crimen. 

La pena para el  patrullero, que fue cobijado con medida de aseguramiento, podría estar entre 33 y 40 años. A él se le imputó el delito de homicidio agravado. Alarcón se declaró inocente. 
 
El padre de la víctima llamó la atención sobre el hecho de que hasta la tarde este martes el patrullero estaba vinculado a la Policía.
 
"En la audiencia nos dimos cuenta de algo que es absurdo, que es un irrespeto a las víctimas. El director general de la Policìa, en sus delcaraciones a la prensa, aseguró que el agente sería retirado de la Institución, sin embargo, no fue así. Hasta hoy pertenecía al Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD)", dijo Gustavo Trejos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.