Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/15/2015 9:12:00 PM

La histórica acusación que hará la Cámara contra Jorge Pretelt

La Cámara de Represententantes, con una votación de 96 contra 45, tomó la trascendental decisión. El proceso pasará a juicio político en el Senado.

Jorge Ignacio Pretelt, actual magistrado de la Corte Constitucional, se convirtió en el primer alto dignatario del Estado en ser acusado por la Cámara de Representantes. Tras un accidentado proceso que se dilató durante tres semanas, la plenaria de esta corporación lo encontró responsable del delito de concusión. Por 96 votos contra 45, los congresistas decidieron llevar la acusación ante el Senado.

La decisión es a todas luces histórica. Los procesos judiciales en el Congreso contra funcionarios aforados no habían tenido un desenlace como este. El más reciente antecedente fue la acusación contra el presidente Ernesto Samper por el proceso 8.000, en 1996, que culminó con la preclusión de la investigación.

El caso Pretelt se originó por la denuncia en su contra que presentó el magistrado Mauricio González Cuervo. En ella se señaló a Pretelt de haber pedido $500 millones para favorecer una tutela de la firma Fidupetrol. Esto generó un escándalo sin antecedentes en la Corte Constitucional, la cual presidía Pretelt en el momento de la denuncia.

Tras el señalamiento, la Comisión de Acusaciones abrió una investigación que concluyó con el proyecto de acusación del representante Julián Bedoya, quien admitió que no se encontraron pruebas de que Pretelt hubiera recibido esa suma de dinero, pero sí encontraron evidencias para demostrar que la solicitud sí se había producido. Por eso decidió acusarlo por el delito de concusión.

El proceso contra Pretelt se convirtió en una auténtica ‘papa caliente’ para la Cámara de Representantes, pues durante tres semanas se vio frustrada la decisión por varias maniobras de la defensa del magistrado y por el ausentismo de los parlamentarios que parecían no querer afrontar el proceso.

Por ello, el representante Germán Navas Talero advirtió a la plenaria que podrían ser denunciados por prevaricato, pues consideraba que los parlamentarios estaban eludiendo su responsabilidad constitucional. Este martes el fiscal general Eduardo Montealegre amenazó con denunciar a la plenaria si antes de que terminara el período de sesiones no se producía esta decisión.  

La plenaria resolvió los más de 15 impedimentos y recusaciones y tras superar ese escollo, el representante Albeiro Vanegas presentó el informe de la acusación y el investigador Julián Bedoya explicó todo el procedimiento de la investigación.

Después de más de cuatro horas de discusiones a puerta cerrada, pues la sesión era reservada, se conoció el veredicto. La plenaria decidió a acusar al magistrado Pretelt.  

Su abogado, Abelardo de la Espriella, quien había intentado por todos los medios legales posponer la decisión, rechazó el pronunciamiento de la Cámara y lo calificó de histórico, pero por otros motivos. A su salida de la plenaria indicó que el proceso contra el magistrado Jorge Pretelt “se constituye en un linchamiento sin precedentes en la historia judicial de Colombia”.

Según De la Espriella, los congresistas violaron el procedimiento, se dieron presiones indebidas, no se resolvieron las nulidades, votaron representantes que habían prejuzgado al magistrado, le negaron la posibilidad de intervenir en la plenaria, y aseguró que los congresistas ni siquiera leyeron el expediente. “Pudo más la mermelada y las amenazas, esto es el poder legislativo sometido y arrodillado”, aseguró.

El abogado de Pretelt, además, dijo que los congresistas que votaron sin revisar el expediente y sin resolver las nulidades estarían incursos en un prevaricato. Por eso anticipó que estudiará la posibilidad de presentar las acciones legales pertinentes. “Quien patrocina una injusticia, tarde o temprano será víctima de otra igual”, dijo.

Por su parte, el magistrado Pretelt, al conocer la decisión de la Cámara de Representantes, se pronunció en su cuenta de Twitter. “El Congreso de la República me irrespetó el derecho sagrado y humano a la presunción de inocencia y al debido proceso”.

¿Y ahora?

Con la decisión de la Cámara de Representantes no termina el caso Pretelt. Por el contrario, el vía crucis del magistrado en el Congreso apenas comienza. Ahora se avecina un proceso en el Senado que no deja de ser exótico, pues la cámara alta jamás se había visto sometida a iniciar este trámite.

Tras aprobarse la acusación, el presidente de la Cámara tiene dos días para enviarla al Senado. Allí será recibida por el presidente de la Comisión de Instrucción, que a propósito, no ha sido conformada.

Allí se nombrará un senador instructor que tendrá que estudiar el caso y presentar un proyecto de resolución, el cual pueda estar en dos sentidos: admitiendo o rechazando la acusación. En este último caso, deberá proponer la cesación de procedimiento.

Pero de aceptarse la acusación, se remitirá el expediente al presidente del Senado, quien tendrá cinco días para convocar a la plenaria. Sólo en este momento se procederá a la suspensión del magistrado en el cargo y se iniciará el juicio.

Según el reglamento del Congreso, la Cámara de Representantes oficiará como fiscal del caso. Las audiencias prevén la práctica de pruebas, el testimonio de testigos, y la presentación de recursos e impedimentos por parte de los senadores.

La decisión del Senado se debe adoptar con los votos de las dos terceras partes de la plenaria. Sólo así se producirá la sentencia.

Si el magistrado Pretelt pierde este juicio político, se le levantará el fuero, y las conductas penales serán de conocimiento de la Corte Suprema de Justicia. Por eso, a pesar de la histórica decisión de la Cámara de Representantes, el caso Pretelt apenas comienza.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.