Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/28/2015 11:39:00 AM

El otro colombiano salpicado en el escándalo de la FIFA

Nicolás Leoz, presidente de la Conmebol, fue honrado con la ciudadanía colombiana por el gobierno de Álvaro Uribe.

En el marco del escándalo de corrupción generalizada que enloda a la FIFA destapado por la justicia estadounidense y que llevó a la captura de 14 altos dirigentes del fútbol mundial, hay un capítulo que toca directamente a la dirigencia suramericana y que podría arrastrar también a la Federación Colombiana de Fútbol (FCF).

En el escrito de acusación de la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York (EE. UU.), que reseña toda la historia de corrupción en este deporte, hay un apartado que involucra a las cabezas de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), de la que hace parte la FCF, que representa su presidente, Luis Bedoya.

Uno de los mayores implicados allí es el paraguayo Nicolás Leoz, que presidió a la Conmebol hasta hace dos años. En el entramado de corrupción él habría jugado un papel estelar porque era quien definía a quién se le otorgaban los derechos de comercialización de los diferentes certámenes que organizaba la confederación.

En el numeral 249 de la acusación  se hace referencia a una empresa, Datisa, que representa los intereses de tres firmas para obtener los derechos comerciales de al menos cuatro ediciones de la Copa América negociadas en el 2013 y efectivo a partir de la edición 2015 del torneo, que está a menos de 10 días de comenzar.

Fue por ello que la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York vinculó a Leoz en el escándalo y libró una orden de captura con fines de extradición. Él tiene 86 años y actualmente está recluido en un hospital en Paraguay debido a complicaciones médicas. Pero Leoz no es tan lejano a Colombia, puesto que es ciudadano colombiano desde el 2008.


Foto:abc.com

Así aparece en las páginas de prensa y de la Presidencia de la República, donde se le ve lleno de orgullo recibiendo la ciudadanía de manos del entonces vicepresidente, Francisco Santos.

"Qué rico, Nicolás, que usted sea hijo de esta patria", expresó el vicepresidente Santos luego de que de la ministra interina de Relaciones Exteriores, Adriana Mejía, le tomó el juramento como colombiano en presencia de otros funcionarios y dirigentes deportivos, registraron los medios en ese entonces.

Mientras la página de la Presidencia registró el hecho social y citó a Leoz visiblemente emocionado: “Desde hace muchos años, por convicción, me he sentido un colombiano más. No es secreto para nadie la predilección que tengo por esta hermosa tierra y su gente tan linda. Hoy, que me ha otorgado la ciudadanía colombiana, siento un privilegio que sabré honrar y respetar hasta el último de mis días”, afirmó Leoz al término de su toma de juramento.

La relación de Leoz con Colombia comenzó a raíz de su matrimonio con la colombiana María Clemencia Pérez. Y por ese camino hizo una llave indestructible con el presidente de la FCF, Luis Bedoya.

El libro Colombia es Mundial, de Javier Hernández Bonnet, relata cómo en el 2006, cuando Bedoya llegó a la Federación y esta atravesaba un momento económico crítico, echó mano de su amistad con Leoz para obtener recursos y poder salir de algunas deudas que aquejaban la entidad.

El libro relata textualmente: “Pese al adverso panorama, (Bedoya) echó mano de su experiencia y pidió ayuda. La primera llamada que hizo fue a Asunción, Paraguay, a su buen amigo Nicolás Leoz, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), a quien le contó que acababa de asumir como presidente de la Fedefútbol, pero que no tenía dinero para funcionar”.

Añadió que “después de revelarle la realidad de lo que encontró, le pidió un adelanto de los derechos que le corresponderían a Colombia en la Copa América que se disputaría en el 2007 en Venezuela. Leoz accedió de inmediato y ordenó girar 200.000 dólares con los que Bedoya logró despegar, salir del apuro”.

“Una de la razones de la solidaridad de Leoz con la Federación es que el reconocido dirigente está casado con una colombiana y lo unen lazos muy íntimos con el país. Esa fue una nueva demostración de afecto y cariño de Nicolás Leoz a Colombia”, puntualizó el texto.

En conclusión, y luego del escándalo de la FIFA, las autoridades colombianas tendrán que ayudar a dilucidar si esos recursos entraron en la red de sobornos que hoy salpica a los presidentes de las federaciones del fútbol suramericano.

Al final el escándalo podría terminar afectando no sólo a Bedoya, sino también al ilustre ciudadano Nicolás Leoz.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.