Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/30/2015 12:00:00 AM

Caso Galán: el tardío perdón de la Fiscalía

Por una orden judicial Fiscalía y Policía ofrecieron excusas públicas a tres personas que fueron falsamente incriminadas en el magnicidio del líder liberal.

Alberto Alfredo Jubiz Hazbún, Héctor Manuel Cepeda Quintero y Norberto Hernández Romero estuvieron cuatro años tras las rejas. Desde allí se oían sus gritos desesperados reclamando su inocencia, después de haber sido señalados como responsables de orquestar el asesinado del líder liberal Luis Carlos Galán.

Tiempo después, los tres implicados pudieron demostrar que no tenían responsabilidad alguna en tal repudiable hecho. Hazbún y los demás quisieron recomponer  su vida. Pero en el caso del primero el tiempo no le alcanzó.

Cinco años después, el 27 de abril de 1998, murió por cuenta de un infarto en una finca cerca al municipio de Sabanalarga, Atlántico. Y como siempre suele ocurrir en estos casos, el Estado fue demandado y tuvo que pagar una millonaria indemnización por cerca de 3.000 millones de pesos. El Consejo de Estado ordenó a las autoridades- Fiscalía y Policía- ofrecer excusas públicas.

Este viernes las autoridades, en cabeza del vicefiscal, Jorge Fernando Perdomo, y el director de la Policía, Rodolfo Palomino, cumplieron la orden judicial en un evento en el búnker de la Fiscalía con una consigna clara: “El reconocimiento de defectos institucionales que deben ser corregidos para que nunca se vuelvan a violar los derechos humanos”.

Perdomo manifestó que en ese proceso se cometieron múltiples errores en la investigación. “La Fiscalía y el Estado aceptan la responsabilidad por el desconocimiento y la vulneración a los derechos y al debido proceso, que fueron causados por la privación de la libertad de Alberto Alfredo Jubiz Hazbún, Héctor Manuel Cepeda Quintero y Norberto Hernández Romero”, explicó.

Fue enfático en señalar: “Este es un acto de perdón y arrepentimiento que significa para cada uno de nosotros un acto de reflexión, un acto de humanidad y reconocimiento del sufrimiento que todos debemos evitar causar a otras personas”.

De otro lado, Juan Manuel Galán, hijo del líder liberal, manifestó su indignación por el sufrimiento de las familias de los tres vinculados al homicidio.

“El perdón no tiene valor ni verdad. Quiero imaginarme por un momento lo que sintieron las familias de estos colombianos que fueron víctimas de un asesinato moral, el infierno que tuvieron que enfrentar durante varios años. Fueron víctimas de un falso positivo judicial”, dijo el senador.

Al evento asistieron igualmente el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, y el magistrado de la sección tercera del Consejo de Estado Hernán Andrade, quien fue el ponente de la decisión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.