Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/20/2015 4:13:00 PM

Caso hacker: dos uniformados más a responder

La Fiscalía le imputará cargos a un exjefe de la Sijín y a un mayor de la Unidad Antiterrorismo de la Policía, por vínculos con Sepúlveda.

Las declaraciones del ‘hacker’ Andrés Fernando Sepúlveda deja salpicados a cada vez más miembros de la fuerza pública. Semana.com conoció que esta vez, un exjefe del servicio de Policía Judicial (Sijín) de Bogotá y un miembro de la Unidad Antiterrorismo de la Policía estarían relacionados con el caso, por recibir u ofrecer información reservada.

Se trata de un teniente de apellido Usme y un mayor Beltrán, quienes estarían relacionados con negociaciones poco transparentes con el pirata informático, en cuanto a tráfico de información confidencial.

Semana.com conoció que la próxima semana la Fiscalía les imputará cargos por los presuntos delitos de cohecho propio, falsedad en documento público y peculado. El ente acusador considera que tiene en su poder pruebas suficientes para ir a juicio.

Hace meses, cuando Sepúlveda empezó a ivolucrar a miembros de la fuerza pública, dijo: “Al teniente Usme, que era el director en ese entonces del grupo de la Sijín, yo le facilité información que iba recopilando. Yo mismo les decía, por ejemplo, mire, encontré que esta es la novia de Pascual, de Benji, etc.”.

Se trata de información relativa a los negociadores de las FARC en los diálogos de paz con el Gobierno, que se escenifican en La Habana.

Añadió que: "Lo hacía sin ninguna retribución económica, lo hacía por amor a la patria. A veces, cuando yo estaba mal de dinero, ellos me entregaban recursos, pero era informal. No fue firmando un acta, ni un recibido, ni nada”.

Desde cuando se inició la novela judicial del ‘hacker’, los investigadores trabajaron sobre la hipótesis de que integrantes de la fuerza pública entregaron y usaron información adquirida ilegalmente por Sepúlveda.

Incluso, durante el primer interrogatorio que Sepúlveda entregó a la Fiscalía, el 6 de mayo del 2014, mencionó los nombres de varios uniformados con los que, dijo, se había reunido en varias oportunidades y junto con los que trabajaba en temas de investigación.

La primera captura llegó en agosto del 2014. Fue detenido el patrullero de la Sijín Ignacio David Parra Amín, señalado de venderle a Sepúlveda información secreta. Posteriormente, en octubre pasado, miembros del CTI capturaron a tres de las cuatro personas identificadas que estarían detrás de las ‘chuzadas’.

Se trató de los cabos del Ejército Carlos Alberto Betancur, ‘Bender’, y Luis Humberto Moreno Montes. También Wilson Leonardo Torres, funcionario de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI). Los cuatro fueron acusados por los delitos de espionaje, cohecho propio y violación de datos personales, tal como lo reveló Semana.com.

Mientras todo esto pasaba, el ‘hacker’ avanzaba en la negociación de un preacuerdo con la Fiscalía con el que obtendría una sustancial rebaja en su pena a cambio de entregar más información.

Esto finalmente se dio el viernes 13 de febrero, cuando el juez 22 de conocimiento avaló el arreglo donde Sepúlveda aceptaba todos los cargos (acceso abusivo a un sistema informático, uso de software malicioso agravado, concierto para delinquir agravado, espionaje y violación de datos personales agravado). Así, la pena pasaba de 15 a 10 años.

Esta vez, sus declaraciones podrían enviar tras las rejas a otros dos miembros de la fuerza pública que habrían participado en compra y venta de información confidencial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.