Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/10/2015 9:45:00 PM

La acusación al ‘asesor espiritual’ del Centro Democrático

La Fiscalía imputará a Luis Alfonso Hoyos cinco delitos asociados al caso ‘hacker’. Él estaría en Estados Unidos.

El antiguo ‘asesor espiritual’ de la más reciente campaña presidencial del Centro Democrático, Luis Alfonso Hoyos, se fue del país con rumbo a Estados Unidos, quizás a sabiendas de que tarde o tempano la Justicia le echaría mano. Ahora es buscado por su vinculación con los presuntos delitos asociados con el caso del ‘hacker’ Andrés Sepúlveda.

El experto en informática reconoció haber delinquido mientras estuvo al servicio de la candidatura a la Casa de Nariño de Óscar Iván Zuluaga. El más grave fue la interceptación de información proveniente de los diálogos de paz que adelantan el Gobierno y las FARC en La Habana, con el ánimo de desprestigiar el proceso y golpear la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos.

Según las pesquisas de la Fiscalía, a Hoyos se le deberán imputar los delitos de espionaje, violación de datos personales, uso de software malicioso, acceso abusivo a un sistema y concierto para delinquir. Ello finalmente será este jueves. Sin su presencia, la Fiscalía argumentará estos delitos ante un juez y, seguramente, solicitará una medida de aseguramiento en su contra.

Hoyos, entretanto, ya reside en el país del norte y busca asilo político, al igual que otras personas cercanas al expresidente Álvaro Uribe, como el exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias y el excomisionado de Paz Luis Carlos Restrepo.

¿Por qué terminó Hoyos enredado con este tema? Hace más de un año, la Fiscalía abrió un proceso formal en su contra por un video revelado por SEMANA en el que se ve y se oye al candidato Óscar Iván Zuluaga, al ‘hacker’ Sepúlveda y a Hoyos en una comprometedora conversación.

En ella se tocan temas sensibles de la seguridad nacional y otros temas de cómo contrarrestar a sus adversarios en la última fase de la campaña política. En ese momento, precisamente, planeaban un golpe de opinión en redes sociales.

Hoyos fue el mismo que acudió a una cita en Noticias RCN acompañado de Sepúlveda. La cita era para denunciar un supuesto plan de las FARC que buscaba amenazar a personas que no apoyaban al entonces candidato Juan Manuel Santos en el sur del país. El ingreso quedó registrado también en video.

Tras las revelaciones, Hoyos fue citado a interrogatorio en la Fiscalía. “He tenido toda la tranquilidad para responder las preguntas que tiene la Fiscalía en la investigación”, declaró entonces.

“Hemos actuado con transparencia (…) Vengo con calma, nunca he dicho mentiras y siempre me he presentado ante las autoridades con la verdad cuando me han citado y eso es lo que haré. Por el bien del país estas investigaciones deben cumplir los cauces institucionales”, agregó.

Sin embargo, meses más tarde el ente acusador lo llamó nuevamente a una ampliación de interrogatorio, pero no se presentó. Fuentes de la Fiscalía dijeron que su ausencia complicaría su situación, puesto que ahora estaría expuesto a una eventual medida de aseguramiento.

Los fiscales del caso creen tener en este momento las pruebas suficientes para presentar el caso ante un juez y acusarlo de ser uno de los responsables de las actividades ilegales del ‘hacker’ Sepúlveda. Una de ellas -según fuentes de la Fiscalía- gira alrededor de que Hoyos buscó al ‘hacker’ para obtener información financiera de la campaña de Juan Manuel Santos.

Como siempre en estas lides, será un juez el que decida si dichas evidencias son suficientes para dictar una medida en contra del político caldense. Algo que se podría dilatar ante su ausencia del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.