Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/18/2015 11:36:00 AM

Sepúlveda y Bajaña, ¿otra vez juntos?

Si hay preacuerdo entre la Fiscalía y el ‘hacker’ extranjero, él volverá al búnker del ente acusador, donde está su exsocio Andrés Sepúlveda.

El caso de los piratas informáticos vinculados con la pasada campaña presidencial del uribista Centro Democrático se mantiene activo. Hace unos días, un juez avaló el preacuerdo entre la Fiscalía y el ‘hacker’ Andrés Sepúlveda, quien aceptó los cargos de acceso abusivo a un sistema informático, uso de software malicioso agravado, concierto para delinquir agravado, espionaje y violación de datos personales agravado.

Ello, a cambio de que su condena se viera reducida de manera sustancial, lo que le implicaría una reducción de entre 10 y 15 años de pena. Sepúlveda deberá contar todo acerca de sus nexos con la campaña de Óscar Iván Zuluaga, en la que -se supone- fue contratado para interceptar y obtener información de los miembros de la comisión negociadora del Gobierno en la Mesa de Diálogos con las FARC en La Habana.

Este ‘hacker’ se encuentra en los calabozos del búnker de la Fiscalía en Bogotá por razones de seguridad y conveniencia para llevar a cabo las diligencias en las que está rindiendo testimonio. Y, si nada extraordinario ocurre, lo acompañará un antiguo socio suyo igualmente comprometido en el caso, el ecuatoriano Daniel Bajaña.

El extranjero, también un presunto pirata informático, busca también un preacuerdo con la Fiscalía para obtener una eventual rebaja de penas a cambio de colaboración efectiva. Él trabajó en la oficina de Sepúlveda y conoce igualmente varios secretos.

A Bajaña lo acusan de concierto para delinquir, espionaje, acceso abusivo a sistema informático y creación de software malicioso. Con la negociación, su defensa pretende que los dos primeros delitos desaparezcan de la acusación.

Entretanto, Semana.com conoció que el abogado del extranjero, Carlos Arturo Toro, solicitó una audiencia para el próximo 9 de marzo, en la que se evaluará si su defendido puede ser trasladado al búnker de la Fiscalía para iniciar las diligencias de colaboración.

Allí se reencontraría con Sepúlveda y así la Fiscalía tendría a la mano todo un 'catálogo' de las presuntas irregularidades cometidas por estas personas contra personalidades políticas, entidades del Estado y el proceso de paz.

Mientras Sepúlveda presuntamente ‘chuzaba’ el proceso de paz, Bajaña habría adelantado un ‘trabajo sucio’ de inteligencia contra Pacho Santos y el exasesor presidencial J. J. Rendón.

Bajaña, así como Sepúlveda, podrá hablar de sus relaciones con miembros de inteligencia del Ejército que los habría reclutado para actividades de espionaje y compra y venta de información clasificada.

Adicionalmente, el ecuatoriano podrá dilucidar aspectos sobre sus relaciones con funcionarios miembros de la Fiscalía en Cali, donde residió. El próximo 23 de febrero se sabrá si un juez avala la negociación de la defensa de Bajaña con el ente acusador.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.