Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/21/2017 12:11:00 PM

Montería: la dupla de alcaldes enredados por el coliseo Happy Lora

La detención de quien había sido galardonado como “el mejor alcalde del mundo” y del actual mandatario ha generado conmoción en la región. ¿Deberían ir presos?

El pasado lunes festivo, un mensaje escrito a mano en un pedazo de papel se volvió viral en Montería. Se trataba de una carta a puño y letra del alcalde de la ciudad Marcos Daniel Pineda, quien desde el pasado viernes se encuentra detenido preventivamente. “Gracias por las muestras de solidaridad. Estoy tranquilo, Dios me ha llenado de fuerzas para afrontar este momento tan difícil y tan injusto”, decía el escrito.

En la capital de Córdoba, la detención de la dupla de alcaldes que ha liderado la ciudad, Marcos Daniel Pineda y Carlos Eduardo Correa, causó conmoción en la ciudadanía y en la clase política. Desde la semana pasada se rumoraba su posible captura y por eso, cuando el tema llegó a los medios de comunicación, ambos decidieron ponerse a disposición de las autoridades. La audiencia para legalizar esa detención y comenzar así el proceso penal en su contra es el miércoles a las tres de la tarde.

Puede leer: "Espero demostrar mi total transparencia": Carlos Correa

El caso por el que están en problemas penales tiene que ver con la remodelación del coliseo Happy Lora de Montería para los Juegos Nacionales. En un comunicado de prensa, la Fiscalía explicó que la obra costó 12.500 millones de pesos y que la razón de las irregularidades está en que “debía culminar en noviembre de dicho año, lo que no ocurrió. Los trabajos fueron entregados hace unos pocos días con variaciones sustanciales frente a las inicialmente contratadas”. Se sabe que parte del proceso tendrá que ver con los sobrecostos en los que se incurrieron por esa demora.

La transformación de Montería

En el Caribe colombiano, el hecho de que justo estos dos mandatarios terminen en problemas con la justicia causó extrañeza. En los últimos diez años Montería ha sido la ciudad de esa región con más cambios y transformaciones urbanas positivas y ambos alcaldes, Pineda y Correa, han encabezado las encuestas de mayor aceptación popular, incluso en algunas ocasiones por encima del alcalde de Barranquilla, Alex Char.

Marcos Daniel Pineda García llegó a dirigir la ciudad en 2008 como la carta del Partido Conservador. Hijo de la senadora conservadora Nora García Burgos y nieto del exsenador, exministro de Salud y jefe conservador Amaury García Burgos, se podría decir que resultó ser un delfín que sorprendió.

Para ese entonces era uno de los alcaldes más jóvenes de ciudades capitales, acababa de cumplir 30 años y derrotó al candidato liberal con una diferencia de 20.000 votos. Le sucedió en el cargo Carlos Eduardo Correa Scaff, con una trayectoria empresarial sin vínculos con la política, casado con la hija del propietario y director del periódico El Meridiano Wiliam Salleg. Cuando Correa terminó su periodo, Pineda volvió a ganar las elecciones y regresó a la Alcaldía.

Le recomendamos: A la cárcel más implicados por millonarias regalías esfumadas en Córdoba

La ciudad reportó en esos años varios avances. Por ejemplo, pasó del 30 por ciento de servicio de alcantarillado al 92 por ciento y de acueducto del 50 por ciento a una cobertura casi total en la zona urbana. Una vez construidas las redes de alcantarillado, se hicieron 50 kilómetros de vías nuevas y 150 kilómetros de andenes. Por otro lado, Montería entró a apostarle al desarrollo sostenible, se convirtió en la ciudad piloto del plan de Ciudades Amables del Sistema Integrado de Transporte Municipal, SITM, diseñado por el Gobierno nacional, se construyeron 100 parques, se sembraron 100.000 árboles y se cambiaron los semáforos de la ciudad para que funcionaran con energía solar.

La capital de Córdoba no era protagonista de noticias positivas hasta que comenzó la apuesta por la recuperación de la ronda del río Sinú.  Durante los últimos diez años se han construido 4.5 kilómetros de ronda, se recuperó urbanísticamente la zona del mercado viejo, que fue trasladado al lado de la Terminal de Transportes creando una nueva centralidad en la salida hacia Medellín. Por cuenta de ese trabajo, Carlos Correa fue galardonado en el año 2015 por la organización City Mayors, como “el mejor alcalde del mundo”.

Por su gestión en Montería, el presidente lo llamó para que liderara el desarrollo regional de la Casa de Nariño, cargo que ocupa desde hace casi un año. Su detención también causó conmoción en el alto gobierno. Hasta la fecha, ningún funcionario del Palacio de Nariño había sido detenido en esas circunstancias.

¿Deberían ir presos?

En Córdoba, un departamento azotado por décadas por la corrupción y los escándalos, el caso de Pineda y de Correa ha generado la solidaridad que en algún momento se creó en Bogotá con Andrés Camargo. El director del IDU fue condenado a cinco años de cárcel por cuenta de los problemas de las losas de Transmilenio y su caso ha despertado un debate sobre los riesgos de ser funcionario público en el país.

Esta semana, los 19 concejales de la ciudad expidieron un comunicado solidarizándose con ambos mandatarios. Desde la detención del alcalde la ciudad quedó en manos de José Gabriel Méndez Fonnegra, secretario general de la Alcaldía, un administrador de empresas, especialista en gerencia de mercadeo, sin trayectoria política, quien ha estado al lado del alcalde  Pineda desde 2016. Si el proceso sigue con él detenido, el Partido Conservador tendría que enviar una terna para buscar un reemplazo. 

La detención de ambos funcionarios seguramente levantará un debate jurídico difícil en la audiencia del miércoles en la tarde. A estas alturas del proceso, la Fiscalía no debe probar la culpabilidad de Correa y Pineda en lo que tiene que ver con el coliseo Happy Lora, sino la necesidad de que permanezcan privados de la libertad.

Desde hace dos años existe en Colombia una ley que busca garantizar que la detención preventiva no sea la regla, sino la excepción. Como se sabe, para que una persona esté privada de la libertad mientras se adelanta el proceso y sin que se haya establecido si es culpable, se deben cumplir una de tres condiciones. 1) Que sea un peligro para la sociedad. 2) Que se pueda fugar .3) Que pueda alterar desde su posición las pruebas del proceso. El juez deberá determinar que Correa y Pineda están en alguna de esas tres causales. 

Le recomendamos: 
Capturan al exdirector de regalías de Córdoba por corrupción

El proceso contra ambos funcionarios está enmarcado en una macroinvestigación de la Fiscalía que busca develar los casos de corrupción de Córdoba  por el cual están siendo procesados una decena de personas. El exgobernador, Alejandro Lyons, se encuentra prófugo y otros tantos personajes están comenzando a contar desde prisión cómo se han desangrado las finanzas del departamento. Pineda y Correa tendrán que responder por el capítulo del coliseo, en el cual están señalados de varios delitos relacionados con irregularidades en la contratación. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.