Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/31/2014 12:00:00 AM

Así cayó el oficial implicado en muerte de Jaime Garzón

Jorge Eliécer Plazas Acevedo, exdirector de la brigada 13 del Ejército, estaba prófugo de la justicia.

La Fiscalía y la Policía recapturaron al coronel (r) Jorge Eliécer Plazas Acevedo, exdirector de la Brigada XII del ejército. El oficial estaba prófugo de la justicia tras huir de la Escuela de Artillería, en el sur de Bogotá, donde purgaba la condena de 40 años de prisión por el secuestro y la muerte del industrial israelí Benjamin Khoudari.

El oficial en retiro además fue vinculado como uno de los responsables de la muerte del humorista y periodista Jaime Garzón. Por estos hechos el pasado 22 de julio la Fiscalía llamó al exuniformado a juicio por el delito de homicidio agravado.

La recaptura del exmilitar, a quien se le ve envejecido y vestido como cualquier campesino de los Llanos Orientales, fue anunciada este jueves por el vicefiscal general de la Nación, Jorge Fernando Perdomo.

Desde comienzos de este año, investigadores del Gaula de la Policía y de la Unidad de Crimen Organizado de la Fiscalía consiguieron información confiable de que Plazas se encontraba en San Martín (Meta), donde tenía una relación sentimental con una funcionaria de una entidad pública.

Un grupo de investigadores del Gaula fue hasta la zona y montó varias fachadas con el fin de dar con el paradero del oficial fugado. Una de estas era una tienda en el barrio en el que residía. Durante semanas, los sabuesos observaron los movimientos de la mujer, pero le habían perdido el rastro a Plazas.

El martes de esta semana los investigadores nuevamente vieron a Plazas en el barrio, pero no salía mucho de su casa. Este jueves, a las 10:00 a. m., Plazas cayó en la celada y acudió a la tienda-fachada y allí fue arrestado.

Este oficial tendrá mucho que contar acerca del crimen de Garzón y la presunta responsabilidad de compañeros de la guarnición militar a la que estaba adscrito.

El uniformado habría entregado información para que los sicarios cometieran el crimen de Garzón el 13 de agosto de 1999, cuando Garzón se dirigía en su carro a las instalaciones de la emisora Radionet, en el occidente de Bogotá.

Plazas Acevedo, quien era investigado por la muerte de Garzón como persona ausente, se había escapado de la Escuela de Artillería, en el sur de la capital, el 24 de julio del 2003.

Mientras el caso del empresario Khoudari se inició el 30 de abril de 1998, cuando fue secuestrado en Bogotá, el mismo día que sus familiares pagaron a los responsables del rapto una suma convenida para que fuera liberado. Los responsables fueron una banda que, según las investigaciones de las autoridades judiciales, era liderada por Plazas, quien a su vez fungía como director de Inteligencia de la XIII Brigada del Ejército.

La orden de captura contra Plazas por el asesinato de Garzón estaba vigente desde octubre del 2012, un mes después de que un magistrado del Tribunal de Justicia y Paz de Antioquia ordenó investigar los posibles nexos entre miembros del Ejército, la banda la Terraza de Medellín y paramilitares, para organizar y ejecutar el asesinato del reconocido periodista. Entre los investigados se encontraban también los generales (r) del Ejército Jorge Mora y Harold Bedoya.

El proceso judicial por el crimen de Garzón había culminado en el 2004, con la condena del comandante de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Carlos Castaño Gil, como autor intelectual del hecho. Pero el mismo año de la sentencia judicial, el comandante paramilitar fue asesinado. Sin embargo, la familia del inmolado humorista pidió a las autoridades judiciales investigar la responsabilidad de altos mandos militares en el asesinato.

Según las declaraciones del exjefe paramilitar Diego Fernando Murillo Bejarano, alias 'Don Berna', las AUC cometieron asesinatos en contra de quienes consideraban tenían una opinión crítica, dentro de los que se encontraban investigadores, sindicalistas y periodistas.

“Un día llegó Narváez a la finca La 21, en Valencia (Córdoba), con la información de que Jaime Garzón hacía parte de la estructura de las FARC. Dejó una carpeta con todos los datos y luego Carlos (Castaño) decidió darle de baja”, señaló Murillo.

También aseguró que los sicarios contratados fueron recibidos por miembros de Inteligencia Militar y empezaron a hacer seguimientos al humorista con el fin de conocer su rutina.

Por lo anterior, el ex subdirector del DAS José Miguel Narváez fue acusado por la Fiscalía General de la Nación en junio del 2011 y llamado al juicio donde responde por el delito de homicidio agravado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.