Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/9/2017 6:22:00 PM

Las piezas sueltas del crimen de Lina Bolaños en Boston

A pesar de que la historia le ha dado la vuelta al mundo, persisten numerosos interrogantes en cuanto a los motivos del asesinato y la manera en que sucedieron los hechos.

El viernes 5 de mayo por la noche, entre las ocho y las ocho cuarenta y cinco, un sujeto asesinó a una pareja de doctores en su condominio de la avenida Dorchester número 141, en la ciudad de Boston. Se trataba de Lina Bolaños, una mujer colombiana de 38 años y de su prometido, Richard Fields, un inglés de 49.

Pronto se filtraron detalles en el Boston Globe de la macabra escena del crimen. De acuerdo con los policías que hablaron bajo anonimato, ambos fueron encontrados maniatados en el suelo, con el cuello cortado y en la pared fue hallado un mensaje con sangre, cuyo contenido no ha sido desvelado hasta ahora, pero que al parecer se relaciona con una venganza o con un castigo. En el condominio fueron halladas fotografías de la pareja rotas en pedazos.

Según los oficiales, un amigo de la pareja fue quién los advirtió del incidente, después de que Richard le escribiera a las ocho de la noche para pedir ayuda debido a la presencia de un hombre armado en su apartamento. Por eso fue que el amigo en cuestión llamó al número de emergencias 911 y que los policías arribaron al lugar cerca de las 8:45, en donde encontraron un juego de llaves tirado en frente de la puerta de los Fields-Bolaños con el que entraron a la vivienda.

Ese mismo día, Lina había invitado a cenar a su jefe del hospital Massachusetts Eye and Ear, el cirujano Sunil Eappen, pero la cita se canceló porque Richard se sentía mal.

Una vez en el sitio, los agentes del SWAT se encontraron de frente con el principal sospechoso del homicidio, vestido de negro, con guantes oscuros, en un pasillo mal iluminado y abrieron fuego en su contra. Ahora se sabe que se trataba de Banpumín Texeira, a quién hirieron en la mano, en una pierna y en el abdomen, antes de transportarlo al hospital Tufts Medical Center en donde se encuentra recuperando de sus heridas.

En ese momento, Texeira se presentó como guardia de seguridad ante la Policía y aseguró que había otro hombre armado en el condominio. Pero en el lugar, los investigadores solamente encontraron los dos cuerpos de las víctimas y una mochila negra llena de joyas escondida en un área recóndita, que podría configurar una de las principales pistas sobre el motivo del doble homicidio.

Sin embargo, a la fecha subsisten numerosas interrogantes en el caso que ha dado la vuelta al mundo y que arrojan un manto de duda sobre la manera en que ocurrió el incidente.

Le puede interesar: La infografía del crimen según el Boston Globe

Las dudas del caso

Todavía no es clara la manera en que Texeira pudo penetrar en el edificio Mac Allen, en el que incluso es necesario tener una llave especial para poder usar el elevador, de acuerdo con lo que informó el CBS Boston. Mientras que en el lugar existe un servicio de conserjería que, en teoría, siempre mantiene empleados presentes en el vestíbulo.

Además, la versión de la Policía sobre cómo ocurrieron los hechos ha variado de un día para otro. En un inicio, el asistente del fiscal de Suffolk, John Pappas, afirmó que los policías habían respondido a un disparo del presunto agresor, quien no "tenía nada que perder". En tanto que al día siguiente, el propio fiscal en cargo, Daniel F. Conley, declaró que en el lugar del crimen no se localizaron armas de fuego, sino solamente un cuchillo y una pistola de plástico.

Los amigos, colegas y familiares de la pareja, así como el fiscal del caso, han afirmado que estos no mantenían relación alguna con el asesino, lo que no coincide con la versión de la Policía que en un primer momento sostenían lo contrario.

Y por si fuera poco los perfiles de las tres personas implicadas en los hechos han levantado interrogantes entre los detectives en cargo del caso.
Es por eso que Andrea Utsman, prima hermana de Lina Bolaños, le dijo a Semana.com que los propios investigadores le explicaron que los hechos estaban siendo tergiversados por los medios de comunicación, circunstancia que ha puesto más incertidumbre en un caso bastante confuso.

También puede leer:“Nos duele leer especulaciones absurdas”: familia de Lina Bolaños

Las víctimas y el homicida

Tanto Lina Bolaños como Richard Fields eran una pareja de médicos reconocida en el medio profesional local, descritos como gente buena, amable y educada, por sus compañeros, según informó el Boston Globe. Ambos vivían junto al edificio MacAllan, en un barrio obrero en desarrollo que buscaba atraer nuevos residentes ricos y habían previsto casarse en Colombia a finales de 2017.

Richard nació en Hammersmith, en el oeste de Londres, graduado de la Universidad Médica de Sheffields, había trabajado como anestesiólogo en el Beverly Hospital y en el Hospital de la Mujer de Brigham, y se encontraba laborando en la clínica North Shore Pain desde 2010, en donde era un reconocido especialista en el tratamiento del dolor. En su página web, el instituto North Shore Pain aseguró que Fields tuvo "un papel decisivo en la creación de esta práctica".

Lina Bolaños era oriunda del barrio El Recreo, en el municipio de Palmira, Valle del Cauca. Estudió medicina gracias a una beca en la Universidad Libre de Cali y luego fue a homologar su título en Nueva York en 2001. Fue recibida para realizar una especialización en anestesiología pediátrica en Harvard, donde también fue becada. Trabajó en el Massachusetts Eye and Ears Hospital, pasó dos años en Dallas, y regresó a Boston en 2014. Allí fue también en donde conoció a Richard Fields y era instructora de la Escuela de Medicina de Harvard, en la vecina ciudad de Cambridge.

Al igual que Fields, Lina era reconocida en el medio y por sus amigos como una persona de gran alegría y con una vocación de servicio público que la llevó naturalmente a la medicina. En entrevista con el Globe, John Fernández, el presidente del hospital en el que trabajaba, se refirió a Lina como una extraordinaria pediatra anestesista y una magnífica colega.

En cuanto a Banpumín Texeira, también conocido como JJ, de 30 años, se sabe que trabajó como guardia de seguridad en el sur de Boston durante un tiempo y que en el momento de su arresto, llevaba un mes fuera de una casa de corrección en la que llevaba recluido nueve meses por el robo de dos bancos en 2014 y 2016.

En esa ocasión, Texeira colaboró con la Policía denunciando su participación en el atraco de 2014, y debido a que no portó armas de fuego en ninguno de los dos atracos, sumado a que no tenía antecedentes judiciales, fue condenado a una pena de tres años de vigilancia judicial.

El hombre es originario de Guinea Bissau, creció en Cabo Verde y había llegado a los 20 años a la ciudad de Boston, en donde vivió en refugios después de que falleciera la tía que lo hospedaba. Era padre de un niño de nueve años y fue descrito por una ex novia que habló bajo condición de anonimato como un "amable caballero".

Esa misma mujer le contó a los medios que el 22 de abril pasado, Texeira le mandó un mensaje sorpresivo en el que le dijo que no la volvería a ver nunca y que no planeaba vivir por mucho tiempo, aunque añadió que era una buena persona y que nunca lastimaría a nadie. Texeira fue imputado por el delito de homicidio agravado en el Hospital Tufts Medical Center el lines por la tarde y detenido sin posibilidad de fianza, aunque todavía se encuentra en el centro médico en recuperación.

De su versión de los hechos dependerá en gran medida que se esclarezca el caso del asesinato de Richard Fields y Lina Bolaños, una pareja apreciada por su entorno profesional y personal que ha mantenido al país en aliento duranto los últimos días.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.