Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/2/2012 12:00:00 AM

Caso de periodista francés acentúa desconfianza en las FARC

Aunque la guerrilla no ha admitido ni negado tener en su poder al periodista francés Roméo Langlois, el presidente Juan Manuel Santos y el gobierno galo han dicho tener claros indicios de que los subversivos mantienen retenido al reportero.

El supuesto secuestro de un periodista francés por parte de las FARC acentúa la incredulidad de la sociedad colombiana sobre la voluntad de paz de los guerrilleros, coincidieron analistas.

"Estoy seguro de que (las FARC) van a negar que lo secuestraron y que por lo tanto van a decir que no están violando sus promesas (de poner fin a los secuestros) por las circunstancias en que lo cogieron: en una acción militar", dijo Víctor G. Ricardo, ex alto comisionado de paz a fines de los años 90 y que abrió negociaciones en esa época con los rebeldes.

Agregó que en el caso de que "se convierta en un secuestro... eso puede complicar un ambiente" para iniciar los diálogos de paz que buscan activistas y organizaciones de derechos humanos.

Langlois, de 35 años, está desaparecido desde el sábado, cuando acompañó a la fuerza pública a un operativo de destrucción de laboratorios de procesamiento de cocaína en el sur del país y se produjo un choque armado con los rebeldes.

En medio del combate, ocurrido en el departamento de Caquetá, murieron tres militares y un policía y el francés resultó herido de bala en su brazo izquierdo, según narraron los uniformados.

Santos pidió a las FARC cumplir su compromiso anunciado en febrero de cesar cualquier secuestro extorsivo, un anuncio que fue recibido por su gobierno como un paso en la dirección correcta en busca de la paz.

"Las FARC sólo unas semanas atrás anunciaron que renunciaban al secuestro como medio de obtener ingresos o presión política... a este respecto, el caso del señor Langlois, un civil, constituye ahora una prueba de sinceridad para la guerrilla", dijo la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Catherine Ashton.

Ashton pidió la "liberación inmediata e incondicional" del francés, según un comunicado de su despacho.

El pronunciamiento de la Unión Europea se unió al de grupos no gubernamentales y al de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que la víspera aseguró que "los periodistas independientes que cubren situaciones de conflicto armado, pese a exponerse a riesgos derivados del conflicto, no pierden por ello su condición de civiles".

Por esa condición de civil "continúan amparados por las garantías aplicables del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario", agregó la Comisión a través de su relatoría para la libertad de expresión.

El caso del reportero francés, radicado en Colombia desde hace más de una década y colaborador independiente de la televisora France 24 y el diario Le Figaro, "es una muy mala señal de su capacidad (la de las FARC) de cumplir con lo ofrecido", dijo Camilo Gómez, también ex alto comisionado de paz.

Gómez sostuvo que aunque todos los procesos de paz tienen inconvenientes, el secuestro de Langlois aumenta "la desconfianza de la gente en las FARC".

"La guerrilla no sólo tiene que ganarse la confianza del gobierno, sino de la sociedad" colombiana, añadió.
 
La mayoría de las encuestas muestran que la población está a favor de las negociaciones de paz pero a la vez cree que la insurgencia debe ser combatida militarmente.
 
Un sondeo de la firma Datexco divulgado la semana pasada reveló que 54,7% de los entrevistados están en favor de que el gobierno busque una negociación, frente a 41,6% que se mostró en desacuerdo. El resto dijo no saber o no contestó la encuesta realizada entre 1.200 personas en 13 ciudades del país, con un margen de error de más menos 2,8 puntos porcentuales.
 
Santos ha reiterado desde que asumió el cargo en agosto del 2010 que cuando las FARC hagan gestos concretos de que quieren dejar las armas y negociar la paz, establecerá una mesa de conversaciones. No ha precisado los gestos concretos, pero aseguró que los recientes ataques atribuidos a los rebeldes no son muestras de esa voluntad anunciada por jefes de las FARC.

"Las FARC lo deben liberar, si lo tienen" a Langlois, dijo Carlos Lozano, activista y director de Voz, semanario del Partido Comunista colombiano.

Lozano sostuvo que la promesa de los rebeldes de febrero estaba referida a los secuestros extorsivos y que lo del reportero francés sería una retención "política".

"Son casos distintos" y por lo tanto "no creo que tenga que afectar para nada la eventualidad de un proceso de paz", sostuvo.

Sin embargo, enfatizó que ahora "lo fundamental es la liberación de este muchacho y demandar de las FARC la liberación inmediata".
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.