Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/28/2015 12:15:00 PM

Helbert Otero, el hombre detrás de Fidupetrol

Un fiscal imputó cargos a la cabeza visible de esta fiducia, en el escandaloso caso del presunto soborno al magistrado Jorge Pretelt. Otero no aceptó los delitos.

El nombre de Helbert Otero se comenzó a escribir en letras de molde judicial por cuenta de su aparición en uno de los capítulos de corrupción más grandes de la justicia colombiana: un presunto soborno en la Corte Constitucional a favor del magistrado Jorge Pretelt.

El magistrado sigue en capilla en la Comisión de Acusaciones, que lo investiga por el caso. Víctor Pacheco, otra figura estelar que habría orquestado el presunto soborno, ya está en la cárcel y acordó colaborar con la justicia.

Y ahora el foco está en Otero, pues habría sido él, desde Fidupetrol, quien orquestó la trama dirigida por Pacheco en el alto tribunal. La Fiscalía lo acusa de contratar a Pacheco para que mediara ante magistrados y favorecieran la tutela en contra de Fidupetrol.

Otero, socio mayoritario de Fidupetrol, ha sido protagonista en otros escándalos financieros como Proyectar Valores, Interbolsa y el Fondo Premium, aquellas firmas que estafaron a miles de colombianos que tenían sus ahorros e inversiones en esas empresas.

El hombre, capturado el pasado jueves por el CTI de la Fiscalía, fue presentado este viernes ante el juez 50 de garantías.

El fiscal del caso lo acusó como determinador del tráfico influencias en el alto tribunal. Se podría tratar de un delito menor, pero, como se sabe desde hace muchos meses, se trató de uno de los casos más delicados en el que se vieron envueltos magistrados y abogados de renombre.

"Los hechos se registraron en los meses de marzo a octubre del 2013. Helbert Otero controlaba la asamblea y la junta directiva de Fidupetrol. Contrató a Víctor Pacheco para que cometiera el tráfico de influencias en la Corte Constitucional. Lo contrató y le preguntó de su amistad con los magistrados Jorge Pretelt y Alberto Rojas Ríos", señaló el fiscal Fabián Andrés Ordóñez.

Reveló que la idea era que el jurista, con esas amistades, hiciera gestiones para que saliera avante una tutela que favorecía los intereses de la firma.

"La cabeza de todo este asunto era Helbert Otero, el hombre detrás del escritorio era él quien trajo desde Barranquilla al abogado Víctor Pacheco. La misión era clara: si las cosas salían como lo planeado y esa tutela era aceptada, Fidupetrol no pagaría los 22.500 millones de pesos derivados de una deuda que tenía con la Gobernación de Casanare", dijo el fiscal.

Por estos hechos Helbert Otero podría enfrentarse a una pena de ocho años de prisión. Será un juez quien determine hasta dónde va su responsabilidad en la trama que se gestó desde esta firma y que dio para escribir la novela de corrupción más grande en la que era la Corte más respetada de Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.