Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/25/2016 10:04:00 PM

Paisanos y conservadores se le 'voltearon' a Pretelt

El magistrado de la Corte Constitucional fue suspendido con votos de los senadores de su partido y con los del departamento de Córdoba.

Hasta el pasado miércoles, Jorge Ignacio Pretelt Chaljub era el jurista nacido en Montería que más alto había escalado al interior de la rama judicial. En el 2009 se convirtió en el primer abogado cordobés en ser elegido magistrado de la Corte Constitucional.

Cuando el entonces presidente Álvaro Uribe lo postuló para ese cargo, Pretelt se desempeñaba como vicerrector de la Universidad Sergio Arboleda, institución de la entraña del Partido Conservador.

Su ascenso se consolidó el 25 de marzo del 2009. Ese día, 67 de 102 senadores votaron a su favor y lo escogieron para la Corte Constitucional. Eran otros tiempos, Pretelt no sólo gozaba del respaldo de sus copartidarios, también de la amistad de los congresistas de la costa.

Siete años después, Pretelt volvió a someterse a una votación y se quedó con sólo cinco votos como respaldo. En cambio, 55 senadores votaron para suspenderlo de su cargo, y en buena medida terminó acusado por concusión y aparatado de la Corte Constitucional por el voto de los conservadores y de sus propios paisanos.

Le recomendamos: Pretelt, suspendido de la Corte Constitucional

Los ‘Ñoños’ lo abandonan…

Córdoba es el tercer departamento -detrás de Bogotá y Antioquia- con mayor número de senadores, ocho en total. Musa Besaile y Bernardo ‘Ñoño’ Elías, de La U, son quizá los más reconocidos. Los ocho votos de los senadores de este departamento estaban en las cuentas de Pretelt para eludir la acusación. La sorpresa es que no contó con su respaldo.

Cuando el magistrado Pretelt le pidió al Senado una licencia el 17 de marzo del 2015, luego de que estalló el escándalo de Fidupetrol, seis de los ocho senadores votaron a favor: Musa Besaile, ‘Ñoño’ Elías, Martín Morales por La U; las conservadoras Nora García Burgos y Yamina Pestana, y el uribista Daniel Cabrales. 

La única senadora cordobesa que votó en contra de la licencia fue la liberal Arlet Casado de López, mientras que Antonio Correa, de Opción Ciudadana, se ausentó.

El pasado miércoles los senadores cordobeses lo abandonaron. Musa Besaile prefirió no ir al debate, Ñoño Elías votó en contra del magistrado, como lo hizo Arlet Casado; Yamina Pestana tampoco estuvo, Martín Morales lleva meses detenido, y el uribista Daniel Cabrales se salió. La única cordobesa que mantuvo su respaldo a Pretelt fue Nora García.

… y los ‘godos’ se le voltean

Los conservadores suman 17 votos en el Senado. Hace un año 12 de ellos votaron a favor de Pretelt cuando reclamó su licencia. No era para menos. El magistrado era quien representaba la ideología conservadora en la Corte Constitucional, por ejemplo quien defendía las tesis sobre la familia y el aborto que siempre ha enarbolado el partido de Caro y Ospina. Y así se pintó en su propia defensa. 

Incluso, el pasado mes de abril, cuando se escogió la Comisión de Instrucción del Senado, la elección del conservador Juan Manuel Corzo parecía determinante para los intereses del magistrado.

Sin embargo, Corzo votó en contra de la nulidad propuesta por José Obdulio Gaviria, y para sorpresa de muchos, fue quien pidió al Senado que se admitiera la acusación contra el magistrado. Su voto fue crucial.

En la plenaria, siete senadores que habían respaldo a Pretelt en marzo, como Roberto Gerlein, ni siquiera asistieron a la votación. Diez votaron para suspenderlo: Laureano Acuña, Hernán Andrade, Juan Manuel Corzo, Eduardo Enríquez Maya, Juan Diego Gómez, Samy Merheg, Nidia Marcela Osorio, Myriam Paredes, Luis Emilio Sierra y Olga Suárez Mira. Solo tuvo un voto entre los azules: su paisana Nora García Burgos lo acompañó hasta el final.

Juan Manuel Corzo explicó a Semana.com las razones de esta ‘volteada’: “El Conservador es un partido de principios, uno de ellos es la justicia, y la justicia se antepone a cualquier posición partidista. El país estaba esperando que se actuara en derecho, y el Partido Conservador así lo hizo”. 

Pretelt, respetado por cordobeses y conservadores, terminó suspendido gracias a ellos. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.