Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/10/2015 8:05:00 PM

“No renunciaré. Menos si lo pide un farsante como Pacheco”: Pretelt

El magistrado Jorge Pretelt responde al abogado que lo incriminó y la emprende de nuevo contra algunos de sus colegas de la Corte Constitucional.

El jueves en la noche, el controvertido abogado Víctor Pacheco, quien encendió el ventilador en el caso del magistrado Jorge Prelt al decir que este último le había pedido una millonaria coima, le dio una entrevista a Caracol Radio en la que despejó algunas dudas sobre su proceso.

Pacheco se encuentra tras las rejas sindicado de varios delitos, entre ellos tráfico de influencias, por haber influido irregularmente en magistrados de la Corte Constitucional para sacar adelante tutelas que lo beneficiarían a él y a Fidupetrol, la empresa que representó.

En la entrevista Pacheco dijo que no era culpable del delito por el que es procesado, que sí visitó a Pretelt en su casa, donde supuestamente este le hizo una solicitud de acompañar una tutela a cambio de 500 millones de pesos y que no tenía pruebas de ese encuentro porque sólo estaban los dos.

De manera sorpresiva, el abogado Pacheco no culpó a Pretelt de la situación judicial que lo llevó a estar preso. Agregó que no eran amigos sino que tenían una relación social. Por último, señaló que Pretelt debería apartarse del cargo para continuar su proceso en la Comisión de Acusaciones.

Ante esta declaración, Pretelt respondió algunas preguntas a Semana.com:

Semana.com: Víctor Pacheco insiste en que fue a su apartamento en donde usted le habló del dinero para acompañar una tutela de Fidupetrol…

Jorge Pretelt: Pacheco no fue a mi apartamento el 18 de octubre del 2013. Está probado en el expediente, con testimonios y documentos. La Fiscalía trasladó al Proceso de la Comisión de Acusaciones los videos y los registros del Club El Nogal que demuestran que ingresé con mis escoltas al homenaje al magistrado Humberto Sierra a las 12:15 p. m., mientras Pacheco lo hizo a las 1:51 p. m., por lo cual es claro que es absolutamente imposible que nos hubiéramos reunido en mi apartamento a la 1:15 p. m. como él mentirosamente afirmó.

Además, una inspección judicial realizada por la propia Fiscalía General de la Nación a los libros de la empresa que presta los servicios de seguridad en mi edificio estableció que ese abogado no ingresó ese día. Adicionalmente, en el proceso en la Comisión de Acusaciones se oyeron los testimonios de Santiago Tiria, Marta Rodríguez y Francisco García, quienes me acompañaron en la ruta desde la Corte Constitucional hasta el Club El Nogal y manifestaron bajo la gravedad del juramento que fui directamente a ese club y no me detuve en mi casa.

Semana.com: Entonces, ¿Pacheco ha mentido y usted no?

J. P.: Ese abogado ha dado siete versiones distintas de los hechos. Pero además está plenamente demostrado que durante todo el trámite de la tutela, nunca tomé una decisión en favor de Fidupetrol. Sería el primer soborno que se pide para actuar de manera contraria a los intereses de quien soborna. ¡Absurdo!

Semana.com: En la entrevista Pacheco dice que usted debe renunciar a su cargo de magistrado…

J. P: Jamás he faltado a mis deberes y siempre he sujetado todas mis actuaciones como particular y funcionario, al marco de la ley. Víctor Pacheco ha sido instrumentalizado por mis enemigos en la Corte, para separarme de la presidencia y del cargo. Pacheco es un relacionista que se movía en las altas esferas del poder judicial, lagarteando decisiones. Él tiene de abogado lo que yo de médico. En Barranquilla son públicos sus oscuros procederes desde siempre. Como yo no accedí a sus propósitos, me volví blanco de sus mentiras. No voy a renunciar y mucho menos si me lo pide un farsante como Pacheco.

Semana.com: En todo este proceso se ha sospechado de los magistrados Alberto Rojas y Jorge Iván Palacio, quienes seleccionaron la tutela que lo tiene a usted enredado. ¿Qué opina de ellos?

J. P: De Alberto Rojas tengo un gran concepto como ser humano, jurista y hombre probo. De Jorge Iván Palacio se puede esperar cualquier cosa: es un hombre lleno de odios, complejos e intereses marcados. Pregúntele a Palacio por su oficina que sigue teniendo abierta a través de terceros y por qué se reunió con Pacheco varios días antes de la selección de la tutela de Fidupetrol. En todo caso, debo resaltar que el propio Pacheco en la entrevista de ayer reconoció textualmente que yo no tuve absolutamente ninguna injerencia en la selección de la tutela.

Semana.com: Precisamente no tuvo injerencia en la selección de la tutela, pero lo que Pacheco ratifica fue la solicitud de la millonaria suma por parte suya.


J. P: Le repito, Pacheco ha dado siete versiones diferentes de los hechos. Su dicho es incoherente, falto de sustento y supremamente errático. ¿Por qué apareció muchos meses después de los supuestos hechos? ¿Por qué justamente habla con los magistrados Mendoza, Vargas y González los días antes de mi elección como presidente de la Corte? El cuento infame se transmite a través de su íntimo amigo, el magistrado Gabriel Mendoza, que tiene mucho que explicarle al país. Luego se produjo una grabación ilegal del ‘chuzador’ de la Corte, el magistrado Luis Ernesto Vargas.

Posteriormente el Gobierno, el fiscal y los medios pidieron mi renuncia y me sometieron a un linchamiento sin precedentes. Como si lo anterior fuera poco, la presidenta encargada de la Corte, María Victoria Calle, trató de preconstruir una prueba en mi contra. Todo esto es un montaje y no hay que ser un investigador experto o un gran abogado penalista para darse cuenta de que quieren mi puesto a como dé lugar.

En la propia entrevista de ayer (jueves) Pacheco se contradijo en numerosas ocasiones: dijo que yo fui quien le dijo que se había seleccionado la tutela el 18 de octubre, pero él recibió un anticipo de Fidupetrol el día anterior por la selección. Además manifestó que yo le dije en la Corte ese día que nos viéramos en mi apartamento, pero está demostrado que yo llegué a la Corte ese día cuando él ya se había ido. Jamás le solicité dinero, ni a él, ni a nadie.

Semana.com: Se ha dicho que la Procuraduría ha estado, sospechosamente, de su lado en el proceso en su contra en la Comisión de acusaciones.

J. P: La Procuraduría lo único que ha hecho es defender la legalidad. No puedo ser procesado con desconocimiento de mis derechos y garantías. Se me ha querido atropellar sin fórmula de juicio, sólo para saciar la sed de venganza de mis perseguidores encabezados por el magistrado Luis Ernesto Vargas, que inició una campaña en mi contra que comenzó ‘chuzando’ a Pacheco y luego se reunió con diversos medios de comunicación para decir mentiras descaradas pese a que es él quien tiene mucho que explicarle a la justicia por su intervención en temas como la tutela de Colmenares y dos procesos de tutela sobre tribunales de arbitramento en los cuales actuó a favor de abogados que recibió en su oficina de la Corte Constitucional.

No entiendo la sevicia, han llegado al punto de acusar a mi señora esposa por crímenes de lesa humanidad, eso es inaudito. Somos gente de bien, pero no somos tontos y nos defenderemos con nuestros abogados hasta morir, si es necesario. Lo único que pedimos es un juicio justo y libre de presiones. No hay que olvidar que no sólo se hace justicia condenando al culpable, también, y en mayor medida, absolviendo al inocente. En el expediente no hay una sola prueba en mi contra, por la sencilla razón de que nunca hice tal cosa.

Semana.com: ¿En verdad cree que alguien lo quiere sacar de la Corte Constitucional?


J. P: Los hechos acontecidos son elocuentes. Es obvio que mis posturas jurídicas e ideológicas son un obstáculo y una molestia para muchos. Seguiré defendiendo mis ideas y me mantendré firme en esta tormenta de infamias y montajes. La justicia no puede ser usada como mecanismo de represión y venganza. Si me han hecho todo esto a mí, que soy un magistrado de la Corte Constitucional, que se deja para el ciudadano de a pie. Esto es un verdadero horror.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.