Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/06/02 11:18

La acusación de Roy al CD por el caso Pretelt

El senador de La U culpa al partido de Uribe de entorpecer el juicio contra el magistrado de la Corte Constitucional.

Jorge Pretelt y Roy Barreras Foto: SEMANA

El magistrado Jorge Ignacio Pretelt se posesionó en abril del 2009 como magistrado de la Corte Constitucional. El entonces presidente, Álvaro Uribe Vélez, fue quien le tomó el juramento, se comprometió a cumplir la Constitución y la ley y comenzó su período de ocho años como magistrado, el cual debe culminar en abril del 2017.
 
El año pasado fue elegido presidente de la Corte Constitucional, pero días después de asumir esa dignidad fue denunciado por otro magistrado, Mauricio González, por presuntamente haber pedido 500 millones de pesos a la firma Fidupetrol para favorecerla con un fallo de tutela.
 
Pese a que Pretelt demostró que nada tuvo que ver en la selección de la tutela y que votó en contra de la misma, la opinión pública lo señaló de responsable. En principio presionaron su renuncia, pero el magistrado decidió defenderse desde su cargo. Sin embargo, pocos le pronosticaban que fuera a culminar su período, por el contrario, hacían la cuenta regresiva de los días que se mantendría en su cargo.
 
Menos aún cuando después de una investigación de casi seis meses en la Comisión de Acusaciones, la Cámara de Representantes acusó a Pretelt por el delito de Concusión.
 
Sin embargo, para Roy Barreras, presidente de La U, el magistrado Jorge Ignacio Pretelt terminará su período, y asegura que será gracias al uribismo.

Este miércoles, la bancada del Centro Democrático se debía reunir para definir si continúa o no en la Comisión de Instrucción encargada de evaluar del caso Pretelt en el Senado. No obstante, a la cita del uribismo sólo llegaron seis de 19 senadores, por lo que no hubo decisión.
 
El senador del caso, José Obdulio Gaviria, ha denunciado presiones indebidas para precipitar una decisión. El instructor asegura que se tomará 60 días para estudiar la acusación, pero varios senadores advierten que tiene un término de sólo cinco días para hacerlo.
 
Para Barreras, la amenaza del uribismo no es más que otra maniobra dilatoria para proteger al magistrado. “Está claro, cantado, previsto que el Centro Democrático decidió jugarse por mantener al magistrado Pretelt en su silla con maniobras dilatorias. Resulta evidente”.
 
El senador de La U cree que el uribismo está “disfrazando” esa decisión política y les sugiere que le digan públicamente al país que están jugados con la continuidad de Pretelt.
 
“Que ahora vayan a renunciar para dilatar más y luego haya que nombrar otros instructores, para que el asunto no se resuelva en esta legislatura y venga la vacancia de julio y se quede hasta agosto, todo eso los colombianos deben saber que es una maniobra dilatoria, maquillada, para que el magistrado Pretelt no afronte el juicio de responsabilidad política. Me parece que está claro que esa es la decisión política del Centro Democrático apoyar al magistrado Pretelt”, dijo.
 
Barreras además responsabiliza a quienes se prestaron para elegir la actual Comisión de Instrucción. “El día que se eligió la Comisión de Instrucción hubo un extraño aumento de los votos del Centro Democrático, otras fuerzas que se suponen eran de la Unidad Nacional votaron por ellos. Desde ese día supimos que el magistrado Pretelt terminará su periodo defendido por estas maniobras dilatorias del uribismo”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.