Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1982/08/09 00:00

CASO REVIVIDO

Vuelve a hablarse del italiano Leandro Barozzi

CASO REVIVIDO

A estas alturas, si se le pregunta a cualquier transeúnte quién es Leandro Barozzi, seguramente asocia el nombre más a un jugador de fútbol del seleccionado italiano, que al presunto ex-integrante de las Brigadas Rojas, que tanto sonó en la prensa colombiana, semanas atrás.
La calma y el anonimato volvieron a sus días el 25 de mayo de este año, cuando la Corte Suprema de Justicia, le negó al gobierno italiano, su extradición, apoyándose en el hecho de que Barozzi, era acusado de cometer "delitos políticos", y el Código Penal Colombiano prohíbe expresamente la extradición de "delincuentes políticos". A partir de ese día, el motoso ingeniero italiano, empezó a tramitar la renovación de su visa para quedarse en Colombia, y solicitó la extensión de su contrato como profesor de la Universidad del Valle, que le fue aprobada.
Cuento olvidado y con final feliz. Hasta que, de repente, "El Siglo" desfasado dos meses, resolvió monta; en cólera justiciera y rearmar el escándalo. El 8 y el 9 de julio denunció, en grandes titulares, que "Se ha dado patente de corso al terrorismo mundial": que "La Corte protege miembros de las Brigadas Rojas" y que "Abre las puertas a la caída del sistema": y anexa toda una diatriba para justificar tamaños titulares.
¿A qué viene tan extemporánea reacción? Felipe Pérez Cabrera, quien actuara como abogado defensor de Barozzi, dijo para SEMANA:"No me explico a qué viene tanto ruido, como no sea que "El Siglo" no tiene noticias para llenar las páginas. A Barozzi lo amparan leyes que existen en Colombia desde hace años, y además, a su caso se le dio el mismo tratamiento que en Francia y Alemania, porque los gobiernos de estos países también han negado la extradición de supuestos "brigadistas".
Es de esperar que, pasado este súbito chaparrón, Barozzi pueda volver a dormir en paz, no en la del Señor, sino en la de las leyes.--

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.