Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/1/2015 10:00:00 PM

Centro Democrático, el 'coco' de los partidos en Bogotá

Varios jefes de partido y aspirantes al Concejo hacen cuentas ante la aspiración del CD de quedarse con la tercera parte de las curules en el cabildo.

Aparte de las elecciones a la Alcaldía de Bogotá, los partidos políticos andan muy inquietos con la elección del nuevo Concejo de la ciudad, estas, a diferencia de los años anteriores, tendrán un ingrediente que no deja tranquilos a los jefes de los partidos. El estreno del Centro Democrático en la capital. 

Como hace un año, cuando el uribismo debutó en las elecciones de Congreso, las cábalas sobre las posibles curules que ganará el uribismo empiezan a agitarse. Y las cuentas preliminares que se hacen en los partidos de la Unidad Nacional, los Verdes, el Polo, los Progresistas, y los conservadores, es que la presencia del Centro Democrático les restará votos. 

Las sillas están contadas. 45 curules están en disputa. Según los uribistas, el objetivo es sacar 13 y 15 curules. Una apuesta muy ambiciosa. De alcanzarlas, no habría antecedente reciente de que un partido tuviera tal cantidad de escaños en el Concejo. Y sin duda lo posicionaría como la bancada más fuerte de la capital, y determinante para la gobernabilidad de cualquiera que resultase elegido alcalde.

El optimismo de los uribistas está en el antecedente de las elecciones del año pasado. La gran sorpresa de los comicios presidenciales y de Congreso fue que Bogotá resultara con el corazón uribista. El Centro Democrático se impuso de forma absoluta  

A pesar de que eran un partido nuevo y sin maquinaria política, el CD bajo la batuta del expresidente Álvaro Uribe y a pesar del escándalo del hacker en la que se vio involucrado el candidato Óscar Iván Zuluaga, obtuvo la segunda votación en el país: 6.905.001 votos, 800 mil apoyos menos que lo que consiguió el presidente Juan Manuel Santos con una fuerte coalición que hasta vinculó a la izquierda. 

Meses antes, los uribistas se convirtieron en un verdadero fenómeno político cuando alcanzaron con la imagen de Uribe, 39 curules en el Congreso. Los seguidores del expresidente obtuvieron 2.045.564, de los cuales 373.798 fueron recogidos en Bogotá. En la capital se convirtieron en la primera fuerza, por encima de colectividades con mayor tradición, como el Polo Democrático, que obtuvop dos alcaldías, los Progresistas que la controlan con Gustavo Petro, y el Partido de la U, liderado por el presidente Santos. 

Otro dato tiene pensando a los dirigentes de los partidos y quienes aspiran a los cargos. La primera apuesta del CD es conseguir apoyos y por eso, según datos del CD, en todo el país ese partido ha afiliado 581.000 personas, de las cuales 105.000 están en Bogotá. 

En la colectividad de la mano firme y el corazón grande quieren mantener la buena racha electoral y Bogotá es la prioridad. Por eso, no han dejado nada de lado y desde cuando terminó la campaña al Congreso mantuvieron los famosos talleres democráticos, un espacio para oír los problemas de la comunidad. Cada fin de semana, el candidato a la alcaldía Francisco Santos y congresistas visitan cuatros localidades. Un contacto que, al mejor estilo de Uribe, genera pertenencia. 

Otro elemento que tiene a los jefes de los partidos pensado en el número de curules es la imagen del expresidente en los tarjetones. Atrás quedó la disputa jurídica sobre el logo del expresidente con la mano en el corazón. Los uribistas no tienen duda de volver a usarlo para recoger los votos que el expresidente consigue con su imagen. Y es que la lista cerrada les permite esa particularidad.

Pero la imagen de Uribe no será la única fórmula para recoger votos. En las próximas semanas se espera consolidar una agenda para que el hoy senador Uribe asista incluso a las reuniones políticas en los barrios. “El expresidente se va a echar la campaña al hombro”, dijo la representante a la Cámara por Bogotá Tatiana Cabello. 

La cabeza de lista que escoja el partido será también clave para ‘jalonar’ votos. Son dos los nombres que aspiran: el exdirector del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Diego Molano y el exrepresentante a la Cámara Miguel Gómez. 

Aunque Gómez ya se inscribió, no ha dicho si acepta ser el primero en la lista, pero esa sería la carta del uribismo. Fue Gómez quien lideró el proceso de revocatoria del alcalde Gustavo Petro, por lo que su imagen puede atraer el inconformismo de un porcentaje de los bogotanos que no están de acuerdo en las políticas de Petro y un nuevo gobierno de izquierda. 

El CD se la jugará toda en las elecciones de regionales. La apuesta es muy ambiciosa, pero los uribistas se aferran a sus antecedentes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.