Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/2/2014 12:00:00 AM

Cepeda tilda a Uribe de ‘cobarde’

Semana.com conoció el escrito en el que el senador del Polo pide a la Comisión de Ética rechazar la recusación en su contra.

La Comisión de Ética del Senado tiene en sus manos una auténtica ‘papa caliente’. Los 11 senadores que hacen parte de ella tendrán que decidir si el publicitado debate de control político citado por el senador del Polo Iván Cepeda, en el que pretende demostrar los “eventuales” vínculos de Álvaro Uribe con el paramilitarismo y el narcotráfico en sus épocas de gobernador de Antioquia y presidente de la República, se pueda realizar.
 
El debate, que ya fue citado para el próximo 18 de septiembre, se podría cancelar si esta comisión decide aceptar la recusación que contra Cepeda presentó el ciudadano Fernando Alameda Alvarado, director ejecutivo del Centro de Pensamiento Primero Colombia, plataforma ideológica del uribismo.
 
Alameda recusó a Cepeda con el argumento de que estaría incurso en un conflicto de interés por cuenta de que el senador del Polo fue denunciado en el año 2012 por los presuntos delitos de abuso de la función pública, fraude procesal y calumnia agravada derivados de las visitas que hizo a las cárceles para recaudar testimonios de exparamilitares contra el expresidente Uribe.
 
"La cobardía política"

Para Cepeda, esta recusación no es más que una maniobra del expresidente Uribe para impedir que el debate se realice. Por eso este martes, en la plenaria del Senado, el senador retó al expresidente para que permita la realización del debate, incluso lo calificó de “cobarde”.
 
“Senador Uribe –le dijo Cepeda en la plenaria-, deje de buscar estratagemas para impedir un debate. Deje de seguir buscando argumentos y falacias. Usted dijo que estaría dispuesto y votó a favor de que se hiciera el debate en esta plenaria. Entonces no siga mandando gente a para que el debate no se haga. Presente usted mismo la recusación, a nombre propio. Lo suyo es un acto de cobardía política. Enfrente el debate y no siga rehuyéndolo”.
 
Esas fueron las duras palabras de Cepeda, que contaron con el respaldo de todo su partido. Jorge Robledo dijo que si la Comisión de Ética del Senado decide aceptar la recusación, dejaría un pésimo precedente y configuraría una grave censura al derecho a ejercer control político.
 
El Centro Democrático volvió a sentar su posición para oponerse al debate y exigir al Congreso que no lo realice. La senadora Paola Holguín insinuó que si se permite la realización del debate, “se abriría una puerta para que se persiga a las minorías”. Aseguró que los debates de control político deben ser contra el Gobierno y sus políticas públicas, y que, en su criterio, lo que Cepeda busca es desviar la atención sobre la demanda que le instauró Uribe.
 
En esa misma plenaria, el presidente de la Comisión de Ética, Jorge Hernando Pedraza, les pidió a los congresistas del Polo no adelantarse a la decisión que deberán tomar, y aclaró que esta comisión “no es el protagonista determina si se hace el debate o no”.
 
Lo cierto es que dadas las circunstancias de la recusación, la Comisión de Ética sí tiene en sus manos esta decisión, pues si acepta la recusación, no habría forma de hacer el debate.  
 
La decisión se conocerá este miércoles. La Comisión de Ética fue citada a las 7:30 de la mañana para dirimir sobre esta recusación. En esta sesión, el senador Iván Cepeda deberá presentar sus argumentos para refutar la recusación.
 
Semana.com conoció el escrito que Cepeda radicó en la Comisión en el que basa su defensa en el derecho que consagra la Constitución a la inviolabilidad del voto y las opiniones de los congresistas.
 
Así mismo, señala que el reglamento del Congreso (Ley 5 de 1992) no establece impedimentos para que los parlamentarios adelanten debates de control político, y que los conflictos de sus intereses sólo se configuran en la votación de proyectos de ley, actos legislativos y elecciones de funcionarios a cargo del Congreso.
 
Cepeda señala que su debate no persigue fines de venganza o de persecución personal o política, y que sólo hace una representación de las víctimas a sus derechos de verdad y justicia”. Esto porque el senador citó a los ministros de Interior, Justicia y al director de la Aerocivil.
 
“No hablaré de Guacharacas”  

 
Pero en el escrito, Cepeda anticipa algo del debate. Y es que no se va a referir, en ningún momento, al caso de Guacharacas. “La recusación del señor Fernando Alameda está sustentada bajo el supuesto de que la proposición del debate de control político tiene relación directa con las denuncias que en mi contra ha presentado el senador Álvaro Uribe, a raíz de las denuncias que entregué a la Fiscalía general de la Nación, por señalamientos que en su contra hicieron dos miembros de los grupos paramilitares, en los que señalan de organizar un grupo paramilitar en la finca de su familia, llamada Guacharacas (…) en ningún momento se señalan las denuncias presentadas por él en mi contra”.
 
En el escrito Cepeda aclara que, para evitar confusión, no hará mención alguna en el debate respecto de las situaciones que tienen que ver con las acusaciones del Caso Guacharacas, adelantado ante la Fiscalía, y advierte que “haré referencia al abundante material probatorio relacionado con otras situaciones y hechos igualmente graves de los cuales se tiene conocimiento”.
   
¿Qué hará la Comisión de Ética?
 
Este miércoles los focos de atención se posarán sobre los 11 congresistas de la Comisión de Ética,
siete de los cuales votaron en contra de la realización de este debate en la plenaria del Senado, como lo pudo contrastar Semana.com.
 
La decisión no será fácil, pero Semana.com pudo establecer que los congresistas de esta comisión negarían la recusación pero le impedirían a Cepeda mencionar el nombre del expresidente Uribe en el debate.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.