Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2006 12:00:00 AM

Cerros de interpretaciones

La Alcaldía mantendrá la suspensión de construir en los cerros orientales, a pesar de un concepto del Ministerio del Ambiente que lo permite.

El sábado pasado, una misión del gobierno nacional, encabezada por la ministra del Medio Ambiente, Sandra Suárez, llegó al Palacio Liévano para reunirse con el alcalde de Bogotá, Luis Eduardo Garzón, y varios miembros de su equipo. El encuentro buscaba limar las asperezas surgidas esta semana sobre el espinoso tema de la construcción en los cerros orientales. El problema se remonta al 14 de abril de este año, cuando el Ministerio expidió la Resolución 463. Esa norma fijó, tras 30 años de indefinición, los límites de la reserva forestal o parque de los cerros orientales y estableció los mecanismos para su protección y conservación. Lo que causa la polémica es que abrió la posibilidad de que el Distrito Capital legalizara o demoliera los 8.000 predios construidos en la 'zona de adecuación' de 973 hectáreas que sustrajo del área protegida de propiedad de la Nación. Esa misma resolución prohibió de manera expresa que las curadurías urbanas expidieran licencias de construcción o urbanismo en esta zona de inmenso valor económico hasta cuando Planeación Distrital expidiera la normatividad necesaria. Este proceso de legalización de predios quedó detenido en junio, cuando una serie de demandas llevó al Tribunal Contencioso Administrativo de Cundinamarca a suspender provisionalmente la decisión del Ministerio, por considerar que no podía enajenar un bien de la Nación a favor de la ciudad y de los propietarios y constructores interesados. Ante esa situación, Camacol le pidió al Ministerio definir los alcances de su Resolución 463, y éste resolvió aclarar que podrían ser construidos todos los proyectos que tuvieran licencia aprobada hasta su fecha, o sea el 14 de abril de este año. Ese pronunciamiento sobre un tema que está bajo examen del Tribunal Administrativo molestó al alcalde Garzón, que ha mantenido la posición firme de no permitir más obras en los cerros hasta que el Tribunal se pronuncie, haya claridad sobre el tema y hasta cuando no expida la reglamentación. Sobre todo porque la ciudad, la Nación y Cundinamarca estaban a punto de presentarle al Tribunal las acciones para el manejo, la administración y la conservación de la reserva. Garzón dijo al conocer la medida que era "evidente que desde el gobierno nacional se está enviando todo tipo de señales sobre los cerros orientales y advirtió que se reuniría con la ministra Suárez para hablar sobre los alcances de la nueva resolución". Esto generó una gran confusión porque de inmediato los constructores advirtieron que estaban en el derecho de iniciar obras o de que se les definiera la suerte de unos 18 proyectos que están en discusión. La ministra Suárez dijo a SEMANA que la resolución fue "distorsionada y mal interpretada, pues el Ministerio no puede ni revocar ni validar licencias de construcción, porque no es competente". Aunque la reunión del sábado pasado transcurrió en un ambiente de cordialidad, Garzón y su equipo advirtieron de nuevo que algunas decisiones del Estado, como la licitación del aeropuerto El Dorado, los albergues de reinsertados o la reglamentación de los cerros orientales, se están tomando sin tener en cuenta las opiniones ni las consecuencias que tienen sobre Bogotá. Tras un par de horas se acordó crear una mesa de trabajo para llegar a acuerdos sobre los cerros y planteárselos de manera conjunta al magistrado ponente en relación con el pacto de cumplimiento que deben hacer frente a varios temas fundamentales. Y para evitar cualquier duda, esta semana el Dama, como vocero de Bogotá, le pidió al Tribunal darle alcance de la suspensión provisional a la resolución aclaratoria del Ministerio, pues "para la ciudad es claro que no puede haber nuevas licencias ambientales ni permitir el inicio de cualquier obra hasta haya un fallo", dijo un alto funcionario de la administración Garzón. Las relaciones quedaron en buenos términos y ahora parece que por primera vez desde cuando se creó la reserva forestal de los cerros orientales en 1976, la Nación, Cundinamarca y Bogotá están mirando para el mismo cerro con el mismo objetivo: preservar ese valioso patrimonio de todos los colombianos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.